Hay una verdad en la vida que he comprobado con el paso de los años, esa que dice que entre más calladas hagas las cosas mejor salen. No es fácil aceptar que todo el que te sonríe, el que te sigue en redes, el que te llama hermano, amigo, pareja, no siempre es lo que aparenta. No toda la gente te quiere ver triunfar, hay  unos que se mantienen cerca sólo para descubrir tus debilidades y darte en la que más te duele. Es la misma gente que te besa en la mejilla para desearte lo mejor, y apenas dan un paso cuando ya están hablando mal de ti. Esa es la razón por la que estos signos del zodiaco se hicieron adictos a no contarle nada a nadie y disfrutar a solas. Sinceramente ha sido de las mejores decisiones de su vida. 

1.- Tauro 

Una vez leí que la confianza es como una hoja de papel, cuando la arrugas ya no vuelve a ser igual. Tauro sabe perfectamente que es así, por ello para él es tan importante que la persona a la que le cuente sus cosas sea leal. Por lo regular, es un signo muy meticuloso, prefiere observar a su alrededor, antes de entregarse, necesita saber que está pisando terreno firme, pero como no siempre es así, ha decidido guardar sus victorias en lo más profundo de su alma. Puede que sea un signo educado, que te escuche, que valore que le dediques tiempo, pero de ahí a que te cuente lo que le agobia o lo que le roba una sonrisa, existe una brecha enorme. Mucho menos después de escuchar su intuición. Digamos que nueve de cada diez veces, que Tauro siente mala vibra en el otro, lo termina comprobando y eso lo ha vuelto aún más discreto de lo que era. Tauro es todo, menos tonto, así que no subestimes su inteligencia, se queda con las personas honestas o prefiere quedarse solo. 

2.- Leo 

Es simple, Leo le pone cara de desconfianza a todo el que llega a su vida, una táctica que le ha ayudado a detectar a los que se disfrazan de buena gente. Prefiere mil veces que digan que es un egocéntrico, que no tiene corazón y que su objetivo es humillar al otro; antes de que intenten pisotear su dignidad. Leo tuvo que aprender a la mala, lo entendió el día que entregó su corazón sin llave y la gente lo estrelló contra el piso. Por eso ahora necesita comprobar que lo que tiene delante vale la pena. Y no, no es que se crea superior, es que le ha costado tanto esfuerzo, sacrificios, noches de desvelo, muchos finales que no quería, pero… ha alcanzado el éxito después de todo. Así que, ahora no va a permitir que la sombra de alguien más se convierta en un obstáculo para su felicidad. Los Leo fracasan como cualquiera, pero vuelven a brillar, lo que no quieren es equivocarse abriendo las puertas de su vida, a aquellos que los van a empujar, en lugar de ayudarles a levantarse. 

3.- Capricornio  

No es un signo malo, es quien ha decidido responder tal y como lo tratan. Capricornio solía ser ingenuo, la persona que siempre estaba ahí, la que juzgaban de no tener sentimientos, pero nadie habla de todas las veces que se ha dejado a sí mismo, con tal de ayudar a otros. Ahora, la vida le ha enseñado que sí se vale sacar las garras de vez en cuando y no pasa nada. Está bien decir que no quieres hacer algo, está bien no asistir a un lugar, está bien no llevarte bien con toda tu familia. Está bien porque tu salud mental, física y emocional, tiene que ser primero, y mientras estés en paz, todo a tu alrededor lo estará. La gente es muy aprovechada y a Capricornio nadie le ha contado, lo ha vivido en carne propia, por eso decidió ir omitiendo sus triunfos, sus sueños, sus tropiezos. Es un signo confiable, trabajador, que se enfoca en sus objetivos y no se mete con nadie. ¿Por qué va a permitir que los demás interfieran en sus planes? ¡Ni de broma! 

4.- Escorpio 

La cosa que más odia todo Escorpio con todo su ser, es la mentira. No tolera la idea de compartir su lado vulnerable, hablar de esas emociones que por lo regular calla y que son la razón por la que sus lágrimas se hacen presentes por la madrugada, y que lo traicionen.  ¿Cómo puede alguien tener tan poca bondad en el alma? Escorpio se siente defraudado, muy herido para ser claros y, ahí es cuando decide poner límites. Son tantas veces en las que se ha puesto en charola de plata, que ahora no piensa decir nada sobre sus planes. Es un signo paciente, pero no lo pongas a prueba si eres un ser mal vibroso, porque te vas a encontrar con su lado más impulsivo, el que simplemente se deja llevar, para darte una lección, sin importarle nada más. El mundo está lleno de gente que dice que quiere verte brillar y tras tus espaldas está planeando cómo verte caer. Dicen que la desconfianza y la precaución, son los padres de la seguridad y Escorpio lo sabe muy bien. 

5.- Aries  

Aries es como un hoja al paso del viento, en realidad nunca sabes qué tan alto va a avanzar, pero de algo puedes estar muy seguro, no se va a quedar a medio camino. Es un signo que se levanta en las buenas y en las malas, que sabe encontrar el lado dulce en lo amargo. Es quien tiene sed de aventura, quien le agrega un toque divertido a todo lo que hace y se esfuerza en ser positivo. Pero, prefiere guardar su sensibilidad bajo llave, porque no piensa ponerla en manos negativas. Son muchas las veces que se ha dejado llevar y terminó más estrellado que nunca por darlo todo. Aries es de los que te ayudan sin esperar nada a cambio, pero en su ingenuidad pueden llegar a creer que el otro piensa igual, cuando no es así. Hay gente cruel que disfruta de las malas rachas ajenas y ese es justo el tipo de comportamiento que debes eliminar de tu vida. Si rompiste el jarrón, no hay más, aunque lo pegues no se volverá a ver igual. Por eso mejor Aries se calla sus logros. 

6.- Libra 

Libra es un signo tan mágico, tiene ese lado brujo que es capaz de detectar la energía negativa en un lugar. En el momento que presiente que la otra persona no es de fiar, lo único que quiere es salir huyendo. Puedes llamarlo exagerado, pero pocas veces se equivoca, tiene un radar para detectar a aquellos que pasan desapercibidos ante los demás. Libra no se anda con dimes y diretes, no tiene tiempo ni le gusta el conflicto, así que no va a desgastarse por alguien que no vale la pena. Sin embargo, se graba muy bien la lección, entiende que por más que alguien le diga que lo ama, no siempre es cierto y ahora es más inteligente a la hora de dar el corazón. Es desconfiado por naturaleza, sabe que las envidias florecen en donde menos lo imaginas y no piensa arriesgarse. Llega un punto en el que Libra lo único que busca es paz, tener la tranquilidad de que sus sueños están a salvo y que aunque termine llorando de vez en cuando, lo hace a solas, sin nadie que lo juzgue. 

7.- Cáncer 

Las personas suelen fingir demasiado bien, tanto que asusta, porque nunca sabes a ciencia cierta si ese beso, abrazo o sonrisa, fue genuino. Cáncer es un signo que lucha día a día con su sentir, con el cúmulo de emociones que hacen que confíe y desconfíe de un segundo a otro. Eso puede hacerlo ver con una persona frágil, pero en realidad pocos conocen la fuerza que hay en su interior. Es un signo muy intenso y para que te entregue su verdad, vas a tener que derribar un muro tras otro. No importa si es una relación amorosa, familiar o de amistad. Cáncer exige lealtad, se cansó de la hipocresía y las falsedades, así que no le hagas perder su tiempo. Aunque parezca simple se vuelve una dificultad encontrar a alguien que cumpla con las características. Por eso ha optado por guardar sus cosas, no contarle nada a nadie y disfrutar a solas. Ese es Cáncer, el que muchas veces ríe en silencio, porque no se va a arriesgar a que un alma frustrada interrumpa su felicidad.