A veces, eres esa persona que sonríe, la que hace como que no pasa nada, la que respira profundo y se ha vuelto una experta a la hora de usar una máscara tras otra. Te ves perfecto por fuera, pero por dentro tu ansiedad ya no puede más. Eres tú, lidiando con todos esos pensamientos que te mienten, que te hacen imaginar lo peor, que intentas parar pero no puedes evitar. No es fácil, hay signos del zodiaco que prefieren callar, porque se han dado cuenta que los demás minimizan sus emociones y es más fácil disimular. Ellos son mucho más que cautelosos. Estos son los signos que siempre imaginan lo peor y no pueden evitarlo:

1.- Virgo 

Eres tú contra todo lo que te dice tu mente, Virgo. Son muchas las veces que has intentado poner un alto y no puedes. Necesitas saberlo todo para sentir paz, quieres controlar y honrar la perfección. Si algo no va de acuerdo a tu plan es sinónimo de derrota. Tienes un lado que va más allá de ser realista, te has vuelto pesimista. Y es que te preocupas por lo que está pasando, por lo que apenas va a pasar y por lo que ya pasó. 

No hay nadie más cruel que tú, no te perdonas nada. No cedes aunque sientas agitación en el pecho, sudor en las manos y unas ganas desesperadas de huir de todo. Hace mucho que decidiste ir contra reloj, cumpliendo una meta tras otra y ahora parece que si te detienes es sinónimo de fracaso. Odias sentir que estás dando un paso en falso. Necesitas parar, tu cuerpo, tu mente, tu alma, ya no pueden más. 

2.- Escorpio 

Sí, a simple vista es un alma fuerte, independiente y vengativa. Esa es la fama que Escorpio se ha ganado y aunque no sea la verdad no se ha tomado el tiempo de desmentir nada, porque ha utilizado eso como un caparazón. La gente piensa que siempre tiene todo bajo control, que tiene la fuerza para levantarse después de cualquier derrota. Sin embargo, nadie sabe sobre tus inseguridades, las veces que te miras al espejo y no te gusta nada. 

Lo mucho que te tiembla el corazón cuando vas a hacer algo nuevo. La verdad es que es muy frustrante decirle a tu mente que está bien confiar, porque ya no crees en nada ni en nadie. Hay una parte de ti que no te deja disfrutar, porque cree que detrás de una cara amable siempre hay malas intenciones y lo peor es que son muchas las veces que lo has comprobado. Dicen que es paranoia, tú lo llamas cautela. 

3.- Capricornio 

Un minuto de silencio por las tantas veces en las que Capricornio se ha resistido a hacer lo que su corazón le dicte. Es quien prefiere mil veces refugiarse en su trabajo, en una larga lista de actividades, porque no quiere que ninguna pieza de su vida tenga un mínimo error. Sin embargo, esto ha provocado que te vuelvas demasiado exigente, tal parece que nada de lo que haces te satisface.

Desconfías de la gente, de tu familia, de tus amigos, de tu pareja. Se te está yendo la vida imaginando cosas que sólo suceden en tu cabeza y eres tú quien está creando un calvario, el peor de todos. A veces, quieres parar pero no puedes evitarlo, de la nada aparece toda esa información negativa y te sacude, te hace dudar de tus talentos, de la forma tan bonita que brillas y te robas las miradas. Eres mucho más que todo ese cúmulo de mentiras, es tiempo de que lo creas.