Tal vez estos signos del zodiaco no sean de esos que llaman ‘señores’ en la calle. Al contrario, su juventud se nota a simple vista, pero… recuerda que lo que importa no es la apariencia, es la esencia y ellos tienen ese aroma a alma vieja, a los que prefieren a hacer todo a la antigua y les cuesta mucho trabajo romper con su rutina. Digamos que son signos que son jóvenes, pero tienen corazón de abuelo. No te exigen, no quieren que tú cambies, simplemente buscan que respetes que para ellos lo clásico siempre es mejor. ¿Quiénes serán? 

1.- Capricornio 

Capricornio, es el amigo, la pareja, el hermano, el compañero de trabajo que siempre te va a recordar a tu abuelo. Porque tiene el don de poner orden, le gusta que las cosas sigan una línea y cuando algo se sale de su control lo soluciona en un abrir y cerrar de ojos. Es muy obstinado, no intentes hacerlo cambiar de opinión, confía en él, porque sabe perfectamente lo que hace y como bien dicen las almas viejas ‘si te está diciendo que no, es por algo’. Los Capricornio son prácticos, les gusta sentirse útiles y no depender de nadie. Van por la vida con mucha cautela y cuando alguien los lastima no se enganchan, porque saben que tarde o temprano eso va a pasar. Sin embargo, no es un signo que esté dispuesto al cambio, una vez que conoce un método se aferra a él, incluso si este le toma más tiempo. Así es Capricornio, sus consejos se llevan en lo más profundo, porque cuando tienes un problema y recurres a él, te hace ver una perspectiva totalmente diferente, sabe cómo encontrar la simplicidad en medio del caos y te recuerda lo que realmente vale la pena. 

2.- Virgo 

Sin duda, Virgo, tenía que estar en la lista. Basta con un poco de sentido común para darse cuenta que son jóvenes disfrazados de abuelitos. Para empezar, no hay quién les gane en una discusión, son muy necios y van a usar toda clase de argumentos y herramientas para obtener la victoria. Les gusta el reconocimiento y por ello se esfuerzan en siempre dar lo mejor. Si algo detestan es que les cambien los planes de la noche a la mañana, eso simplemente les parece grosero, porque hacen un espacio a su agenda y dejan de lado otras actividades para compartir tiempo que ya no regresa. Justamente esa es la lección más grande que te puede dar un Virgo, te hace reflexionar a tal grado que empiezas a valorar lo que sí vale la pena. Los momentos al lado de la gente que amas, aplaudir sus triunfos, acompañarlos en las buenas y en las malas. Ese es Virgo, el signo que no te suelta, que no se deja llevar por superficialidades y que en el momento que te promete lealtad, te entrega un vínculo sagrado. Quizás odie salir de su zona de confort y es mejor que no lo presiones, pero de ahí en fuera todo a su lado es perfecto. 

3.- Cáncer 

Con el tiempo aprendes a poner tu corazón y tus sentimientos justo en donde sí son valorados. Eso es lo que hacen los abuelos, la vida les ha dado tantas sacudidas, que ahora lo que menos quieren es invertir sus días con gente que no vale la pena. Es justo lo que vive Cáncer, que después de dar y dar, sin recibir lo mismo a cambio, se cansó. Ahora prefiere ser esa alma vieja, la que es un tanto temerosa y no quiere terminar en los brazos equivocados. Es por ello que una vez que encuentra un sitio cómodo no se marcha, ahí es donde se siente en paz. Es muy sencillo, Cáncer no quiere lujos, quiere amores genuinos, estar con gente que sí le aporte en todos los sentidos y le gusta ser anticuado porque así es como se da cuenta rápidamente de quienes no encajan en su vida. De vez en cuando disfruta de echar un vistazo al pasado, no por masoquista, porque así es cómo valora, viendo sus cicatrices y aprendiendo a no volver a cometer los mismos errores. Es así, los consejos de Cáncer te tocan tus fibras emocionales más secretas, porque hace que te enfrentes a ti mismo y entiendas que la vida es una, así que no puedes perder el tiempo cerrando las puertas del amor. 

4.- Tauro  

Lo clásico, lo elegante, lo que a muchos les parece aburrido. Esa es la manera en que Tauro decide vivir sus días, no tiene ni la menor intención de recibir la aprobación de los demás, al contrario, cuando intentan opinar sobre su forma de ver la vida es experto en poner límites. Es un signo con corazón de abuelo porque es chapado a la antigua, no le interesa mucho eso de las novedades, basta con que esté en su círculo cotidiano para sentirse cómodo. Entre más familiar sea todo, para Tauro es mejor. Eso de andar explorando o rompiendo con normas lo pone nervioso y lo que busca es vivir en la eterna calma. Sí, es esa persona que cuando todo va mal recurre con su amigo de toda la vida. Es la persona que lleva años consumiendo el café del mismo lugar. La que ama festejar su cumpleaños con el mismo sabor de tarta. Es la que no necesita andar saltando de cama en cama, quiere un amor real, de esos con los que puedes hablar de todo y nada, con los que no necesitas filtros y con los que puedes soñar que al envejecer van a caminar a la orilla del mar. Ese es Tauro, una de las almas viejas más dulces, más tercas, pero de las que más valen la pena, porque no eres el mismo después de conocerlo. 

5.- Leo 

Sí, también las almas locas, rebeldes, impulsivas y con una valentía que pone a temblar a más de uno, pueden ser viejas. Ese es Leo, una persona que basta con que emita unas cuantas palabras para que derroche sabiduría en cada frase, su intención no es ser pretencioso, simplemente ama compartir conocimiento. Es el signo al que le dan igual las etiquetas, los títulos y la cantidad de dinero que hay en tu bolsillo. Si le inspiras confianza y armonía, no perderá el tiempo de tener una conversación larga contigo. Su criterio es tan preciso que pueden recién conocerte y aún así darte una de las opiniones más valiosas de tu vida. Sí, puede que para algunos sus decisiones sean repentinas, pero Leo tiene la habilidad de detectar el bien y el mal, de forma inmediata. Son pocos los que le han visto la cara, ya sabes lo que dicen, más sabe el diablo por viejo, que por diablo. A veces, sólo deja que el otro se desgaste intentando hacerle daño y en el momento menos pensado suelta el latigazo que es capaz de poner a cualquiera en su lugar. Leo escucha a su intuición, no se deja engañar y si ese es tu objetivo es mejor que tomes asiento y te hagas amigo de la perseverancia porque no será nada fácil. Leo te puede abrir su corazón, pero también levantar una enorme barrera de un segundo a otro. 

6.- Piscis 

Sigiloso, inteligente, dulce, empático. ¿Será que Piscis es el signo que le hace honor a los abuelos? Sin duda, su compañía es única, tiene esa facilidad de sanar, de hacerte sentir en casa. Es quien no te juzga, siempre está con los brazos abiertos para recibirte y quien ha aprendido a dejar ir cuando la persona resulta ser cruel. Es joven pero su alma grita otra cosa, porque está lleno de compasión y tiene un corazón tan grande que no hace distinciones a la hora de abrir la puerta. Confía en Piscis, porque ser intuitivo es uno de sus mayores privilegios, rara vez se equivoca, son esas corazonadas las que lo guían todo el tiempo. Además, conecta de una forma única, no es el tipo de persona que se conforma con una amistad superficial, quiere más, quiere conocerte a fondo y que le cuentes todas esas tristezas que no te dejan avanzar. A veces, no dice nada, es su silencio el que te acompaña y te abraza hasta que pase la tempestad. Es muy sabio, sabe cuando es preciso ser afectivo y cuando sólo hay que estar. Todo aquél que ha tenido la satisfacción de conocer a un Piscis en su vida, sabe que es sinónimo de aprendizaje y muchas emociones. Es con quien puedes ser simplemente tú y aún con todos tus defectos serás apreciado. 

7.- Acuario

¿Alguien tiene alguna duda? Acuario es el alma que lucha contra lo convencional, es quien te sorprende con algún comportamiento fuera de lugar y la verdad es que no le preocupa en absoluto. Está acostumbrado a andar por la vida cual hoja en el viento y no necesita detenerse con nadie. Lo cierto, es que no sólo su corazón es de abuelo, también su intelecto, su potencial es tan grande que le cuesta entablar conversación con cualquier persona. No es que Acuario vaya por la vida humillando a todo el que toca a su puerta, pero necesita realmente encontrar algo beneficioso en el otro, que sus palabras le aporten y no le resten energía. Su mente es así, impredecible, le gusta moverse de lugar, Acuario no le teme a romper con la rutina, pero tiene que ser algo que él decida, no está dispuesto a lidiar con las exigencias de otros. Su tiempo es sagrado, así que no es novedad que prefiere refugiarse en su soledad, antes de compartir con gente negativa. Pueden decir que es poco estable, pero sólo él sabe todo lo que su mente tiene ganas de  hacer. Acuario necesita concentrarse en lo suyo y soltar a personas que sólo quieren verlo estancado. 

8.- Sagitario 

Sí, tal vez para algunos resulte una contrariedad que Sagitario está en la lista de los que tienen corazón de abuelo. Porque claro, estamos acostumbrados al estereotipo del abuelo que se queda en casa, contemplando el atardecer mientras se mece en su silla. Sin embargo, Sagitario es de las almas viejas que rompen con todo lo establecido. Es el tipo de abuelo que goza de cada instante, el que no quiere dejar pasar ninguna oportunidad, porque al final no tiene nada que perder. Ama sentir la adrenalina en su cuerpo, descubrir que aunque las grietas en la piel y el blanco de su cabello ya se han hecho presentes, todavía tiene gallardía en sus pasos y no piensa bajar la guardia por nadie. Es el arquero, que tiene sed de saborear un rico platillo, visitar lugares, danzar, gritar, cantar. Es quien deja que la arena se le meta en los zapatos, quien sumerge las manos en las semillas. Es ese loco abuelito que es capaz de usar los carritos del supermercado para jugar carreras con algún amigo. Su percepción de la vida es loca, no tiene apegos, si mañana se le ocurre vender todo y vivir sus últimos años viajando por el mundo, no lo duda ni un segundo.