Hay quienes tienen más de 30 cambios de humor durante el día y unas cuantas crisis existenciales. De lo contrario no serían ellos, son los signos que son tan cambiantes que ni ellos mismos se entienden. De un momento a otro pasan de estar con una sonrisa de ojo a ojo, a derrochar las lágrimas como si no hubiera un mañana. Son temperamentales e intensos, lo cual no es precisamente una buena combinación. ¿Te suena familiar? Probablemente estés en la lista: 

7.- Cáncer 

¿Has visto a Cáncer perdiendo el control por el enojo? Es el tipo de persona que no entiende de razones, cuando algo le colma la paciencia es mejor que se alejen, porque lo único que hará es mostrar negatividad. Sin embargo, cuando está de buenas es el más dulce, tierno y entregado. Así es Cáncer, puede cambiar de forma impredecible y muchas veces ni siquiera sabe qué hacer con tanta melancolía desbordada. Necesita tiempo para recuperar la estabilidad, porque no se le olvidan las cosas de la noche a la mañana. No es que sea rencoroso, pero tampoco deja que le vean la cara. 

6.- Piscis 

Piscis es tan emocional que necesita al menos un par de horas para aterrizar todo eso que agobia su mente. El problema es que es muy empático y realmente termina padeciendo problemas que no le corresponden directamente, esa es la razón por la que dejan de lado su felicidad y se convierten en un cúmulo de tristeza. Cuando algo les duele se ciegan y no les importa nada a su alrededor. Sus sentimientos son como una bola de estambre y llega un momento en el que ya no puede más. Piscis no se lleva bien con los conflictos y es posible que muchas veces prefiera guardarse el coraje, porque cuando detestan algo se vuelven los más intolerantes. 

5.- Escorpio 

Uno de los signos que son tan cambiantes que ni ellos mismos se entienden es Escorpio. Intensidad e impulsividad, vaya combinación la de Escorpio cuando pierde el control. Y es que cuando se trata de hacer visible su mal humor no se tocan ni tantito el corazón, son demasiado apasionados y quieren dejar claro que no están de acuerdo con algo. Se les nota en la forma de hablar y en cada uno de sus gestos. Es posible que cuando se sienten así se alejen porque no quieren que la otra persona se convierta en su saco de boxeo. Los Escorpio son muy arrebatados cuando la ira recorre su cuerpo y pueden hacer cosas de las que después se arrepientan. Son así, tan dulces como malhumorados, así que mantén los límites. 

4.- Aries 

Si crees que Aries va a disimular sus cambios de humor, es mejor que mires hacia otro lado, porque van por la vida sin un solo filtro. Cuando se enojan lo hacen como si no hubiera un mañana, tanto que si existiera una competencia de eso, seguro ganan. Aries es muy cambiante, pero también tiene el valor de doblar su orgullo y pedir disculpas cuando es necesario. A veces, ven la vida como la mejor de las oportunidades y otras simplemente sienten que todo apesta. La buena noticia es que basta un poco de tiempo para que cambien de opinión y vuelvan al ruedo, con ese espíritu deseoso de salir a disfrutar de todo aquello que implique riesgo. 

3.- Libra 

¿Quiere conocer lo más cercano a ser voluble? Basta con que alguien Libra sea parte de tus días. Realmente no pueden disimular cuando algo no les agrada, se les nota de pies a cabeza. Muchas veces se sienten malhumorados y ni siquiera encuentran una razón. Lo que sucede es que Libra es muy sensitivo, le afecta todo lo que pasa a su alrededor y terminan apropiándose problemas intensos. El punto es que debes entender que Libra rara vez tiene algo en contra de una persona en particular, no es contigo, es el contexto. No puede evitar hacer como que no pasa nada y termina con lágrimas o la ira por los cielos. 

2.- Géminis 

Sin duda, otro de los signos que son tan cambiantes que ni ellos mismos se entienden es Géminis. Vaya que Géminis sabe muy bien lo que es el mal genio y pasar de un momento de alegría incontrolable a la cara más triste del mundo. Es un signo muy versátil, no le teme al cambio y eso hace que sus emociones siempre estén en la cima. El problema es que muchas veces se guardan todo y prefieren mostrar una cara que no existe. Aunque llega un punto en el que el vaso se derrama y ahí es cuando sale a la luz su lado más explosivo. La buena noticia es que se les pasa rápido, Géminis no es alguien que guarde rencor, ni pierde el tiempo en situaciones que ya pasaron. Sí tiene un humor de cuidado, pero son lapsos que simplemente deja fluir. 

1.- Virgo 

Si hay algo que Virgo disfruta es salirse con la suya todo el tiempo, realmente pueden tener la mejor cara cuando es así, pero si es lo contrario su lado malvado se hace presente, porque se convierten en unos tiranos del control. Digamos que su lado temperamental demuestra su peor cara. Virgo necesita organización, seguir una estructura, esa es la razón por la que son contadas las personas en las que confía. Es mejor que te alejes hasta que recupere la calma, porque puede llegar a ser la persona más hiriente. Virgo necesita tiempo a solas para analizar, porque si empieza a sentirse presionado simplemente explota.