Les llaman locos porque rompen con las normas, porque ríen, saltan, corren y cantan como si no hubiera un mañana. Hay signos que te enriquecen porque tienen el alma de un niño, son los que te hacen recordar tu infancia. Los que tienen la valentía de vivir el momento y dejar de lado las responsabilidades aunque sea por unos cuantos suspiros. Sí, se niegan a llenar su vida de días grises, quieren mucho más que la vida de adulto. Se aferran a lo que los hace felices y no les importa ni tantito el qué dirán: 

1.- Aries 

Aries es quien saborea el riesgo como si fuera lo más delicioso del mundo, cuando se deja llevar no hay quien lo detenga. Aries grita desde sus entrañas, canta con el alma, baila con el corazón y ama con su parte temperamental. Aries es impetuoso, no es que sea inmaduro, es que sabe que la vida es muy corta como para verla siempre con seriedad. Confía en lo acelerado de sus pasos, por eso rara vez lo piensa mucho. Aries te enriquece porque te devuelve las ganas de vivir, de amar, de pensar. Es quien te enseña que hay mucho más que lo convencional. 

2.- Tauro 

Tauro es quien te recuerda a esa alma frágil, dulce, es como aquel niño que se perdía en el jardín corriendo entre las flores. Tauro tiene un lado mimado, le gusta sentirse importante, que escuchen sus ideas y que lo apoyen en todo. Odia sentirse rechazado, siempre busca la manera de brillar y le cuesta trabajo aceptar el fracaso. Es un signo que puede tomarse las cosas muy personales, porque de alguna manera siempre está en busca de la aprobación y no siempre encuentra la diferencia entre lo real y el sarcasmo. Tauro es el niño al que siempre le iba bien en todo y recibía su estrellita en la frente.

3.- Cáncer

Cáncer es el niño al que siempre le costó encajar. Quien luchó con sus emociones para que le dieran el valor que se merecía. Y es que su mal humor, su parte temperamental y la manera irracional con la que muchas veces actúa nos recuerda a ese niño berrinchudo que todos llevamos dentro. Cáncer no se anda con filtros, cuando algo lo llena de tristeza, enojo o rabia, se le nota en cada uno de sus gestos. Se ofende fácilmente por ser tan sensible y aunque puede sentirse muy mal no pierde el tiempo en venganza. Cáncer es quien llora en un rincón pero no te ataca. 

4.- Piscis 

Piscis es también uno de los signos que te enriquecen porque tienen el alma de un niño. El niño soñador, inquieto, curioso, el que puede perderse en un montón de pensamientos lindos o aterradores. Piscis se sumerge en su propio mundo, se preocupa por él y los de su alrededor, pero no alcanza a percibir toda la maldad que hay en el mundo. Piscis se aferra a lo que le dice su imaginación, evade la realidad y ahí es donde encuentra la felicidad. Es quien no necesita mucho para ser feliz, basta con tener un espacio en el que se pueda dejarse llevar para pintar los días grises. Es ingenuo, dulce y amoroso, es el niño que te da los abrazos más cálidos.