Dicen que no se puede ser envidioso y feliz al mismo tiempo. La vida es así, tiene sus colores negativos y hay personas que sólo van por ahí soltando su mala energía, esperando que digas que tienes una relación para llenarla de chismes y que se termine el cuento de hadas. No es que todo sea perfecto, pero es mucho mejor cuando no involucras a alguien más en algo tan sagrado, en ese vínculo mágico en el que dos almas deciden encontrarse. Estos signos del zodiaco deciden mantener todo privado porque odian los chismes:

1.- Tauro

La verdad es que cuando se trata de entregar el corazón Tauro lo piensa mil veces. Eres realmente meticuloso y por ello te vas con cautela, quieres ir descubriendo poco a poco los defectos y virtudes de la persona que te tiene el corazón de cabeza. Así que prácticamente mantienes tu relación en una especie de jaula de cristal, eres tú y esa persona nada más. En dónde están lejos de los chismes, de la energía negativa. Ahí es donde se sienten serenos, plenos, en donde pueden expresar sus emociones sin miedo al qué dirán. El amor no siempre se grita a los cuatro vientos, al menos no tan rápido.

2.- Libra

Libra es así, un encanto, se entrega, se enamora a profundidad, aunque muchas veces no lo diga. Y es que le aterra saber que al ponerse en las manos de su pareja le está dando la posibilidad de que le rompa el alma las veces que quiera. Le gusta ir sin prisa, quiere sumergirse en el mundo de la persona que le gusta y por ello prefiere mantener todo en privado. Es el signo que quiere ser él mismo quien se haga una opinión de quien ama, no por las habladurías del resto. Libra se pierde en su propio mundo, no tiene tiempo de lidiar con chismes, quiere amar y ser amado, ¿hay algo malo en eso?

3.- Acuario

Un paso a la vez, Acuario es el signo al que le cuesta lidiar con el compromiso, necesita mucho tiempo para sentirse seguro, quiere conocer a la persona, pero no de forma superficial, quiere asegurarse de que está con alguien dispuesto a compartir su forma de ver la vida. Acuario se enamora de las pequeñas cosas, de lo más profundo, de las conversaciones en las que se habla de miedos, tristezas, de ganas de salir corriendo. Es flexible y resistente, pero prefiere mil veces disfrutar del amor entre cuatro paredes, porque no quiere que alguien más rompa lo que le está costando tanto.

4.- Piscis

A veces, Piscis se deja llevar por el momento, porque tiene un don increíble de ver el lado bueno en las personas, se pierde entre las cualidades de su pareja y le cuesta mucho trabajo aceptar su parte oscura. Es por ello que prefiere ir a paso lento, es directo, no se anda con juegos, pero tampoco quiere acelerarse y gritarle al mundo que está enamorado. Es reservado, necesita tener la seguridad de que todo estará bien, de que el vínculo es tan fuerte que los chismes no van a interferir de ninguna forma. Pisicis trabaja primero en su relación, para evitar que cosas insignificantes vengan a llenar de sombras.