Con el paso del tiempo, las traiciones, los malos amores y los familiares tóxicos, te das cuenta que lo mejor que puedes hacer por ti es soltar, no aferrarte a la opinión de los demás y simplemente preocuparte por ti, por tus sueños y por lo que te esfuerzas todos los días en cosechar. Hay signos que vinieron a este mundo a vivir su vida y no a caerle bien a la gente. Quien tenga buenas intenciones es bien recibido y quien quiera molestar, la puerta está abierta de par en par. Envidias y mala vibra aquí no. 

1.- Sagitario 

Entre más fuerte la carcajada mejor. Ese es Sagitario, el que ya no teme mostrarse tal y como es. Al que no le asusta que lo vean en un mar de lágrimas, porque sabe que aunque la vida lo sacuda fuerte, al final siempre va a levantar la mirada y seguirá adelante. Es el signo que prefiere vestirse de felicidad, porque no va a permitir que un trago amargo defina quién es. Sabe que no siempre es posible estar de buenas, que hay momentos en los que sólo quiere huir de todo y empezar de nuevo. Sin embargo, ha aprendido a encontrar la calma.  Dicen que es el más feliz de todo el zodiaco, porque sus pasos están llenos de aventura y libertad, es quien no se conforma, quien siempre encuentra la manera de mejorar y dejar de lado el dolor. Sí, Sagitario también se rompe, se hunde en la depresión, también siente ira por algunas personas, pero no se va a enganchar, va a mostrar su lado valiente y dejar ir todo lo que no lo deja avanzar. 

2.- Leo 

El signo que tiene la energía en la mirada, en la manera en que todos los días emprende el vuelo. Ese es Leo, a quien no le va ni le viene la opinión de la gente. Desde hace mucho tiempo aprendió que no está aquí para complacer a nadie y que mientras esté bien consigo mismo que el mundo ruede. Tiene sed de brillar, de demostrar cada una de sus cualidades, es quien derrocha positividad, quien no se conforma, quien le agrega un toque de magia a todo. Ese es Leo, no importa lo feo que se ponga la tormenta, es tan aguerrido que es capaz de bailar bajo ella. Un signo que quiere vivir cada instante, que se deja llevar por su lado impulsivo. Es quien sabe lo que quiere y se enfoca trabajando muy duro para conseguirlo. No le digas que no puede con algo, porque no tienes ni idea de toda la fuerza que habita en su interior, justo cuando está en lo más profundo del hoyo vuelve a renacer más radiante que nunca. 

3.- Aries 

Aries lo tiene muy claro, en la vida hay que tomar riesgos y por ello se da la oportunidad de disfrutar de nuevos colores, aromas, sitios que nunca ha pisado, ahí es cuando descubre otra forma de amar, de sentir. Es un signo que deja huella, no importa si sólo llega de paso a tu vida, seguramente te dejará una lección que te acompañará el resto de tus días. Es valiente, el que puede iniciar con una broma hasta cumplir el sueño que lo viene acompañando desde su infancia. Aries no está aquí para caerle bien a la gente, no le interesa darle gusto y tampoco tiene la intención de cambiar algo en él, no es por ego, es porque se quiere por encima de cualquier cosa. Aries ha estado solo cuando más ha necesitado de un apoyo y eso le ha enseñado a sonreírle a la vida, aunque tenga un montón de grietas. Todo es pasajero, sabe que no estará triste para siempre y que muchas veces forzar una sonrisa no es tan malo como parece, porque es el inicio de algo nuevo, de la evolución que todos deberíamos aceptar. 

4.- Libra 

La gente se puede llenar la boca hablando mal de un Libra, pero sinceramente no es algo que le quite el sueño, ni siquiera un momento. Es un signo que está tan enfocado en alcanzar la realización individual, que no puede detenerse para buscar la aprobación de alguien que no se acepta a sí mismo. Libra puede ser buen consejero, empático, puede huir de las discusiones, pero eso no significa que va a dejar que se aprovechen de la bondad que hay en su corazón. El hecho de que sea amable, no es sinónimo de que esté a tus pies, al contrario, te pondrá límites en el momento menos pensado. No va a lidiar con gente así, la saca de su camino y se enfoca en su bienestar. Siempre yendo hacia adelante, en busca de su satisfacción. No es que no tenga malas rachas, le pasa como a todos, pero eso no es suficiente para que un espíritu tan puro se amargue. Libra, es quien se puede perder en lo simple, los pequeños detalles, los amigos que siempre están ahí, su postre favorito, la cocina de la abuela. Hay muchas cosas que le llenan el alma y con eso basta. 

5.- Piscis

Sí, tal vez tenga fama de que sus lágrimas se asoman en el momento menos pensado, porque su sensibilidad no se esconde y tampoco es su intención hacerlo. Ese es Piscis, el de corazón de pollo, el que es capaz de lo que sea con tal de ayudar a la gente que ama. Es un amor por el lado que lo veas y la gente que lo conoce de verdad sabe que su compañía es totalmente excepcional. Por extraño que parezca Piscis siempre encuentra un equilibrio entre lo sentimental y las ganas que tiene de combatir los días grises. Tal vez para algunos sea exagerado, pero no le interesa, no perderá el tiempo en aclarar nada, que la gente hable lo que se le antoje. Mientras Piscis tenga claro lo que espera de la vida, sus sueños, sus miedos y la manera en que se esfuerza por mejorar su versión todos los días, es más que suficiente. A la larga se da cuenta de la gente que realmente importa y son aquellos que cuenta con los dedos de una mano y hasta le sobran. 

6.- Géminis

Géminis, tiene una parte que siempre está en busca de un toque de locura, de diversión, pero al mismo tiempo no le molesta la tranquilidad. La verdad es que es un signo que está muy acostumbrado a las críticas ajenas, la gente no se cansa de decir que no es una buena persona y que su objetivo es dañar al otro. Sólo aquél que ha tenido la oportunidad de realmente gozar de la amistad y el amor de un Géminis, sabe que están muy lejos de la verdad. Porque son sinónimo de chispa, de entrega, de amor puro. No se deja vencer, incluso cuando la depresión o el estrés toca a su puerta, siempre con la frente en alto y buscando la mejor de las soluciones. Lo que tiene a su favor es que no se engancha, deja que todo fluya y, aunque muchos dicen que es vengativo y cruel, es muy raro que invierta tiempo en hacerle mal a otros. Ya bastante complicada es su vida, como para todavía querer darle lecciones a una ajena. Es simple, si lastimaste a Géminis prepárate para recibir su indiferencia, que de amistades más importantes se ha marchado y sigue como si nada de pie. 

7.- Capricornio 

De lo bueno poco, esa es la manera en que un Capricornio avanza por la vida. Le gusta perderse en las cosas pequeñas, con la gente que sí valora su esfuerzo y con quienes aplauden sus triunfos. No es por ego, es porque ha aprendido a darse su lugar y no conformarse con ser el último en la lista de las prioridades de los demás. Su esencia se siente a kilómetros, es el tipo de persona que te envuelve, porque tiene perseverancia en los pasos y cuando se enfoca en algo no hay nadie que lo haga desistir. Está listo para la batalla si es necesario y no ve como competencia a nadie, lucha contra sus propios miedos, con esos fantasmas del pasado que no lo dejan avanzar. Ese es Capricornio, su mente está llena de un montón de cosas, así que no va a perder el tiempo averiguando a quién sí le cae bien y a quién no. Capricornio es libre, es quien no se va a reprimir por nadie y sí, quizás sus comentarios muchas veces están fuera de lugar, porque no tiene pelos en la lengua, pero prefiere quedarse con aquellos que sí tengan agallas de enfrentar la verdad y no se conformen con mentiras. 

8.- Escorpio 

¿Quieres que a Escorpio le importe tu opinión? Siéntate y espera en la fila, porque la verdad es que no pierde el tiempo en tonterías. Realmente es un signo que sabe que la felicidad está en su interior, que no necesita mucho para ver esa sonrisa frente al espejo y por lo mismo no va a permitir que la mala vibra de otros se convierta en una sombra en su vida. Trabaja muy duro para alcanzar su satisfacción personal y sinceramente no piensa bajar la guardia por nadie. Escorpio, vino a este mundo para brillar, para gozar, para amar, para vivir sus días como si no hubiera un mañana. Su responsabilidad no es dejar de hacer lo que le gusta, para no herir sensibilidades, si sus victorias son la razón por la que muchos experimentan la envidia, ese es su problema. Un problema que tienen que trabajar si quieren ser felices y no invertir tanto tiempo en hablar sobre la vida de Escorpio. Es un signo emocional, ya bastante tiene con los nudos de su corazón, así que prefiere leer, hacer ejercicio, bailar, cantar, pintar, decide encontrarle la cara bonita a todo. No hay más, si no puedes con eso, es tu problema.