Aquellos que dicen lo que sienten saben que es un alivio no quedarse con nudos en la garganta sólo por miedo al qué dirán. Muchas veces guardamos silencio porque nos aterra la reacción del otro, no queremos ser el malo de la historia y preferimos hundirnos en la incomodidad, intentando hacernos la idea de que es nuestra culpa. No es justo callar, es importante sentirnos con la seguridad de que lo que salga de nuestra boca será escuchado. Estos signos del zodiaco saben de lo que hablo, porque con las experiencias de la vida han aprendido a poner un alto y no permitir que los hagan menos. Son signos que son tan transparentes que no pueden evitar tener ataques de sinceridad. 

1.- Géminis 

Si hay alguien en esta lista que habla hasta por los codos, sin duda, es Géminis. De verdad que basta con que sienta leve confianza para decir las cosas tal y como las piensa. Lo cual puede ser un juego muy peligroso, porque la mayoría de las veces no tiene cuidado y puede lastimar a gente que ama mucho, incluso aquella que acaba de conocer. Cabe destacar que su intención no es hacerle daño a nadie, pero tampoco va a fingir comportarse como alguien que no es. Es un signo muy inteligente y por lo mismo no le cuesta relacionarse con todo tipo de gente. Hablar con Géminis es sinónimo de aprendizaje, ha vivido tanto que sus consejos se vuelven invaluables a la hora de tomar decisiones importantes. No puede evitarlo, es transparente, las cosas sin pelos en la lengua siempre son mejores. 

2.- Aries 

Sí, Aries, es esa persona que muchas veces termina viéndose frente al espejo y se pregunta por qué diablos dijo cierta cosa. Su lengua es tan impulsiva como sus pasos, realmente no se detiene cuando algo le apasiona, pero puede llegar a ser un tanto hiriente. El punto es que Aries tiene un lado obstinado y le gusta usarlo, en especial cuando no le prestan la atención que se merece. Detesta cuando siente que está rodeado de gente doble cara, no tolera la idea de que sea la misma gente que dice amarlo, cuando no tienen idea de lo que eso significa. En ese momento se activa el lado cruel de Aries, el que quiere gritarte en la cara tus verdades y no se va a detener hasta que se sienta liberado. Son contados los que pueden lidiar con alguien así. Sin embargo, Aries, prefiere mil veces quedarse solo que mal acompañado. 

3.- Acuario 

A veces, no hay que confiar demasiado y Acuario lo sabe muy bien. Por ello, es tan meticuloso con sus palabras, hay muchas cosas que no dice, prefiere guardarlas para sí mismo, ama discutir con sus propios pensamientos y sacar conclusiones que no le cuenta a nadie. Sin embargo, cuando sabe que es momento de ser sincero no se detiene, hará lo que sea para que su opinión sea valorada. Es muy especial durante sus ataques de sinceridad, porque no deja pasar ningún detalle, su objetivo es mostrarte el panorama de oportunidades, que no te estanques con lo de siempre y abras más tu mente. Al final, Acuario, sabe muy bien que la gente que se molesta al escucharlo decir la verdad, es la misma que prefiere vivir en una mentira y no deja que nadie más interfiera en su cuento perfecto, aunque por dentro están llenos de amargura. 

4.- Leo 

Sólo aquellas mentes maduras entienden que es de sabios agradecer la verdad, da igual la manera en que te la digan o lo mucho que duela, al final sabes muy bien que te están haciendo un favor. Leo lo tiene claro y desde hace tiempo dejó de lado su miedo, lo que quiere es aprovechar al máximo cada instante y si tiene que ser duro, pues lo hace. Tampoco es un ogro que busca lastimar a las personas. Sin embargo, cuando sus impulsos toman el control se olvida de todo y es un libro abierto. Simplemente, termina recitando cada línea tal y como está escrita. Es interesante porque incluso en los peores momentos no pierde el sentido del humor y eso ayuda a calmar un poco al otro, pero no del todo. Hay veces en las que es más fácil juzgar a Leo de prepotente que aceptar la verdad. 

5.- Piscis 

En el caso de Piscis, sí entra en una dualidad. Es decir, está su lado compasivo, el que necesita saber cómo se siente el otro y ayudar si puede. Pero también está deseoso de contar la verdad. No es un signo mentiroso y mucho menos cómplice de alguien que sí lo es. Sin embargo, va a paso lento, quiere analizar los pros y los contra de lo que tiene para decir y en el momento menos pensado lo suelta. Piscis es muy profundo, no esperes que diga las cosas de manera superficial porque ese no es su estilo. Tiene una habilidad increíble para interpretar las situaciones gracias a su sensibilidad, que cuando dice algo te invita a reflexionar hasta el fondo. No quiere discutir, su intención no es incrementar el drama en nada, pero tampoco piensa hacer como que no pasa nada, cuando sabe que hablar puede cambiar las cosas. 

6.- Sagitario 

La mezcla perfecta entre tranquilidad y alegría, ese es Sagitario, un signo que muchas veces pasa desapercibido porque no le gusta involucrarse en problemas y su relación con el drama es prácticamente nula. Sin embargo, a la hora de decir la verdad prefiere no darle vueltas al asunto y entre más rápido salgan las palabras de su boca es mejor. Sagitario, es sumamente inteligente, pero no tiene mucho tacto a la hora de querer compartir algo muy personal. Es demasiado transparente, está acostumbrado a lidiar con su soledad, así que no va a perder el tiempo en que el otro no le haga mala cara. Las críticas se le resbalan y mientras sepa que está haciendo lo correcto no hay nada que lo haga desistir. La intriga no es lo suyo, entre más claro el asunto mejor y si es sinónimo de quedarse sin amigos, pues lo enfrenta. Así de firme es Sagitario.