A veces, duele aceptar que te equivocaste, que la persona que creías que valía la pena resultó ser igual que todos. La mejor venganza no es desgastar tu energía en alguien así, es ignorar y trabajar en la herida. Hay signos temibles que después de herirlos te miran y sonríen. No es que sean de piedra, es sólo que saben que tarde o temprano la vida les dará su merecido. Llámalos fríos, despiadados y poco empáticos, pero ellos no están para darle segundas oportunidades a nadie.

1.- Escorpio

La gente habla de Escorpio como una persona vengativa, intensa, de los que hacen que te tiemblen las rodillas. Sin embargo, es un signo realmente noble, sólo que las malas experiencias lo han llevado a poner una enorme barrera. Si te metes con Escorpio, vas a conocer lo que es desaparecer de su vida, no tiene tiempo para escuchar tus argumentos, si lo traicionaste ahora ten el valor de enfrentar las consecuencias. Escorpio ríe después de que lo hieren, porque sabe que el que más va a sufrir por su ausencia es esa persona. Su indiferencia es el arma más letal, no dobla el corazón aunque supliquen. Escorpio te enseñará que amar no es atacar por la espalda y si lo haces tendrás que decir adiós.

2.- Piscis

A veces, las personas creen que porque Piscis es demasiado cariñoso, entregado y apasionado cuando se trata de amar a alguien, va a perdonar un error tras otro. Detrás de esa inocencia y gran bondad se esconde un alma llena de dignidad, ten mucho cuidado si lastimas a un Piscis, porque estás condenado a convertirte en nada en su vida. Puede que no pierda la cabeza, que se trague algunas de sus palabras, pero te va a arrancar de su corazón desde la raíz. Piscis no olvida, pueden pasar los años y el rencor desaparece, pero no volverá a confiar en alguien que no conoce lo que es lealtad. Piscis puede estar desgarrándose de dolor, pero aún así te mira y sonríe porque sabe que es él quien está ganando.

3.- Tauro

Tauro es el signo que se ha ganado la reputación de poner nervioso a todo el que se cruce en su camino. Y es que ser intimidante es algo que no planea, simplemente su ingenio y su inteligencia toman las riendas y no puede controlarlo. Tauro puede llegar a ser demasiado gruñón cuando alguien lo traiciona, la verdad es que no se queda callado y si tiene que ser hiriente lo es. Sin embargo, sólo es el momento, no tiene tiempo para lidiar con una venganza, es una persona muy firme, si toma la decisión de sacarte de su círculo así será. Es posible que se ría después de que lo hieras, porque no puede concebir el tiempo que invirtió en alguien que no vale ni tres segundos. Digamos que es sarcasmo interno antes de marcharse.

4.- Virgo

Sí, tal vez, Virgo es el más sensible de la lista, cuando hablamos de heridas y venganzas. No obstante, no es de los que se queda de brazos cruzados si alguien lastima su corazón. Es un signo que cuando se enoja es mejor que todos se hagan a un lado, porque puede llegar a decirte cosas que recordarás el resto de tus días. Virgo puede perderse en un cúmulo de comentarios pasivo-agresivos, pero una vez que entra en razón le da vuelta a la página. Es quien te paga con su distancia, simplemente cierra las puertas de su vida y es mejor que no intentes rogar, porque ahí sí es posible que se burle de tu desgracia. Virgo no te desea el mal, pero goza cuando el karma hace de las suyas y al final le da a cada quien lo que se merece.