Todos los que tenemos la gran suerte de tener a un Tauro en nuestras vidas, sabemos lo grande que es su corazón y lo generosa que es su parte más oculta, porque Tauro es sinónimo de confianza, fidelidad y transparencia. En el amor quiere formar un buen equipo en el que poder confiar con los ojos cerrados, quiere una buena conexión a partes muy iguales, porque Tauro no se va a quedar al lado de alguien que vaya muy por libre y que no tenga pensamientos de un futuro lleno de complicidad.

La parte más emocional y oculta de Tauro tiene miedo de abrir las puertas de su propia felicidad a alguien que no se lo merezca.

Tauro en el fondo tiene miedo a sufrir de manera gratuita, pudiéndolo haber evitado a tiempo, tiene horror a equivocarse de esa manera, porque Tauro analiza muy bien a las personas antes de compartir más intimidad con ellas y fallar en ese sentido le duele en el alma.

Por eso mismo, Tauro no se arriesga en este tema, porque solo se quedará a tu lado y lo apostará  todo cuando vea que hay señales que le hacen confiar y cuando compruebe con sus propios ojos que todo es verdad, que no es una farsa, que alguien que quiere compartir su amor con total certeza, porque en el fondo Tauro quiere dejarse querer y dar lo mismo, todo a partes iguales o incluso, dando más por su parte, pero siempre feliz…

En el fondo, Tauro solo quiere tener la oportunidad de apostar por un amor sincero, bueno, que no juzgue, que no critique… Un amor que no juzgue cada dos por tres los arrebatos que le puedan dar a Tauro, al contrario, quiere a alguien con quien poder aprender a ser más flexible, alguien que entienda y comprenda, pero que no le baile el agua, que pelee de la misma manera que pelea Tauro, porque solo así se forjan las historias de amor más solidas de la tierra. Con un buen trabajo en equipo.

Si Tauro ve que eres una persona honesta desde el principio, no se irá. Si ve con total claridad que te esfuerzas por estar dentro de su vida y que no te escondes, que te muestras tal y como eres con aspiraciones a ser siempre MÁS Y MÁS, se quedará a tu lado, porque Tauro tiene la suficiente paciencia como para lidiar con eso y con mucho más. Ahora bien, hay que luchar, porque el amor de Tauro es más difícil que ganarse que el premio de la lotería. No es imposible, pero tampoco es fácil.