TAURO Y LAS RELACIONES

Tauro es un signo que valora mucho la independencia y su propia autonomía. Tauro en su vida no necesita a nadie y quiere ser autosuficiente y servirse a sí mismo. Es una persona que cuando tiene que tomar una decisión, la toma pensando solo en sí mismo, en lo que más le conviene y en lo que de verdad le hace sentirse más seguro/a.

Aunque por lo general, Tauro no es una persona a la que le guste llevar las riendas o ser la voz cantante, por eso en las relaciones, prefiere dejarse un poco llevar, aunque no siempre, porque recordemos que Tauro es una persona con las ideas muy fijas, y si algo se le mete entre ceja y ceja, le da igual todo e ira a por ello hasta el final.

Tauro tiene un carácter muy fuerte y prefiere hacer las cosas a su manera antes de que le impongan lo que tiene que hacer, además se irrita mucho cuando le dicen de hacer lo contrario.

Eso es lo que lleva Tauro mal de las relaciones; estar con otra persona y que le intente decir siempre lo que tiene que hacer o lo que no. Tauro no lo soporta.

Como ya hemos dicho, Tauro es una persona de ideas fijas, amante de la rutina y vive muy a gusto en su zona de confort, por lo que los cambios bruscos no son para Tauro. Bueno, en realidad, los cambios en general no son para Tauro. Y por eso, después de estar solo/a, a estar ahora en pareja y en una relación, le asusta un poco. Siendo sinceros, le asusta bastante. Le asusta perder el control de su vida, enamorarse tanto de llegar al punto de dejarse llevar y volverse loco de amor. Tauro no quiere eso en su vida.

Tauro en su vida quiere una persona con la que poder hacer planes de futuro, con la que sentirse totalmente seguro/a.

Porque Tauro tendrá sus defectos como todos, pero en las relaciones se involucra muchísimo más que cualquier otro signo. Ya sea una relación de amor, de amistad o de familia. Tauro da el 100% sin importar nada.