CÓMO TE MANIPULA CADA SIGNO

ARIES

Aries te presiona sin que tu te des cuenta. Lo hace de tal manera que nadie sabe que te está manipulando, pero lo hace. Aries es una persona astuta e inteligente y si se quiere salirse con la suya LO HARÁ, de eso no hay duda. Te dirá su opción y lo hará de tal manera que su opción solo será la que resulte realmente divertida. Esa labia de Aries puede con todo. Ejemplo Tú quieres chocolate blanco porque amas el chocolate blanco. Bueno, pues si hay un Aries cerca, terminarás comprando el chocolate negro con total convicción.

Aries hacia magia a través de sus palabras y se sale con la suya con una educación y un arte muy dignos de alguien genial. Es lo que hay. Aries hace lo que quiere, no se esconde, de forma directa, si quiere manipularte te manipula, no tienen ningún problema en seguir siendo una persona transparente hasta en la manipulación.

TAURO

Tauro te manipula con su mirada, con sus gestos, son su silencio y con su más absoluta discreción. A Tauro no le hacen falta voces, gritos, planes maquiavélicos e historias dramáticas para conseguir que caigas a sus pies. A Tauro, solo le basta con su saber estar, con su astucia, son su sigilo y su buena mano a la hora de saber contenerse y de actuar desde las sombras. Sí, si, Tauro es muy de sombras cuando se trata de conseguir lo que quiere. Tauro te manipula con su mirada critica, hace que te sientas mal por lo que has dicho o hecho, te confunde porque su mirada te causa mucho efecto.

Aunque en el fondo sea un gatito muy lindo, Tauro tiene una cosa llamada CORAZA que no duda en sacar cuando siente que lo debe hacer. ¿Lo mejor de todo? Que todo lo que haga o diga estará ben, y todo lo que hagas o digas tú estará mal. Aunque le des la mejor explicación de la historia, no tiene lugar en su mente porque Tauro solo deja espacio de almacenamiento disponible para sus verdades. Punto.

GÉMINIS

Géminis es muy capaz de todo solo para que tú te creas su verdad. No la verdad universal, sino SU VERDAD, que quede claro. La astucia, labia, control y manejo que presenta Géminis cuando su propósito es conseguir que confíes plenamente en todas y cada una de sus palabras, es alucinante. De verdad, aunque no sea cierto, si lo dice Géminis, termina siéndolo, porque Géminis es un dios cuando se trata de convencer a los demás.

Sabe lo que quieres oír y por eso mismo, te dice lo que quieres escuchar. Te contenta con eso y luego, cuando menos te la esperas, hace su movimiento maestro y da la vuelta a la tortilla de tal forma, que es Géminis quien acaba teniendo razón y eres tú quien termina sin argumentos y sin nada que pueda respaldarte. Es así, Géminis es un mago de las palabras y con ellas, puede manipular, confundir, atacar y desestabilizar a quien quiera. Sin esfuerzos, sin derrochar ni una sola gota de sudor.

CÁNCER

Cáncer te manipula mentalmente hasta en la hora de dormir, así de claro. Y no, no es una cuestión negativa, no es un rasgo por el cual sentir desprecio. Que va, es un motivo más por el cual admirar al cangrejo, de verdad, no ha nadie que pueda superar a Cáncer en ese sentido. Cuando Cáncer quiere algo, si o si, lo consigue. Cáncer no tiene ningún tipo de problema en mojarse y decirte todo lo que piensa sin ningún tipo de filtro, lo hace de manera brusca y si medir ni una sola palabra para que tu te quedes en blanco y no tengas tiempo de reacción, para que no puedas recapacitar a tiempo y sientas que necesitas a Cáncer para terminar de solucionar el problema.

Cáncer es así, una persona temperamental para lo bueno como para lo malo, pero alguien que no cambia su manera de ser por nada del mundo. Te manipula para llevarte hasta donde te quiera llevar, ni más ni menos.

LEO

¿Leo manipulando en absoluto secreto y con total discreción? Parece mentira ¿verdad? Pues no lo es. Leo es una persona muy pasional, temperamental, fogosa y decidida, pero cuando se trata de hacer una buena jugada maestra, Leo sabe dónde ir, lo qué hacer, cómo seguir y la manera perfecta de manipulación para que nadie sospeche y para que al final de todo se salga con la suya. ¿En definitiva? Que Leo quedará siempre por encima aunque tú seas un genio, aunque tus comentarios sarcásticos sean los mejores, Leo queda muy encima sin hacer ningún tipo de sobreesfuerzo.

Leo te manipula con cabeza, con todo muy bien atado, con mucho trabajo duro a sus espaldas y con todas sus armas bien cargadas, porque si Leo te ha puesto en su diana, irá al blanco. Te dará de lleno en el medio, en el centro, te dejará huella de por vida. Ser un león es lo que implica, siempre triunfará en todo lo que haga.

VIRGO

Virgo es muy de dejar mini pistas por el camino y no decir lo que realmente quiere. El misterio es su mejor baza, el misterio es lo que le ayuda a quedarse en un segundo plano y ver el espectáculo desde una posición privilegiada. Virgo no te dirá lo que quieres, te lo dejará caer y si tu no lo agarras al momento, Virgo no te dará muchas más oportunidades. Quiere que estés alerta, que caces al momento sus deseos y los hagas realidad. Pero hablar, comunicarse y expresar sus miedos y todos sus deseos, NO, eso con Virgo no va. De esa manera te puede llegar a manipular, metiéndose en tu mente de manera muy sigilosa y haciéndote perder la cabeza por no saber lo que Virgo quiere. Así, Virgo sabe que te tiene en un sitio bueno, en un lugar desde el cual te puede ver actuar, para que no le pille ningún factor sorpresa.

LIBRA

Libra, con su carita de ángel y su astucia para hacer y deshacer a su antojo sin que nadie se de cuenta de la mitad de la mitad, consigue muchas cosas. Libra te puede manipular, claro que sí, todo el mundo lo hace, pero en el caso de Libra podríamos hablar de una obra maestra. ¿Por qué? Porque Libra consigue que todo el mundo acceda gracias a su labia, con las palabras. Libra te habla y te convence, aunque no lleve la razón lo hace. Te lleva a su terreno, te invita a pensar y termina consiguiendo lo que se propuso desde el minuto uno: el tenerte a su total disposición. Libra fingirá si hace falta y no, hay no se le notará nada de nada en su rostro, porque cuando se fija una misión de ataque encubierto, Libra lo hace de lujo. Si Libra se propuso tenerte entre sus redes, lo conseguirá. Todas la veces que se lo proponga, lo logrará.

ESCORPIO

Escorpio te dice lo que quieres escuchar para que al final del todo, tú abras la boca, cuentes más de la cuenta y sea Escorpio quien se acabe enterando de algo nuevo. Es decir, que el escorpión tiene la receta mágica para acabar entrándose de todo, todito, todo. Con un arte, una astucia y una labia muy dignas de alguien de su fama, de alguien de su condición, en serio, los escorpiones actúan de tal forma que siempre acaban consiguiendo lo que se proponen. Les da igual que se vea su lado manipulador, a Escorpio solo le interesa tener todas las respuestas a sus preguntas y todos sus deseos hechos realidad. ¿en definitiva? Escorpio se lleva el premio al signo más inteligente a la hora de manipular con educación y con astucia. El premio, la medalla, el galardón honorífico, se lo lleva todo, todito, todo.

SAGITARIO

Es muy pero que muy extraño ver a Sagitario manipulando a alguien. ¿Por qué? Porque Sagitario es la discreción en persona cuando se trata de mover los hilos para que todo salga a su gusto y antojo. Claro que Sagitario manipula, aquí peca todo el mundo de esto, pero el arquero tiene un encanto natural que le hace pasar desapercibido. Es lo que hay. Sagitario es muy de evadir preguntas comprometedoras, de desviar el tema principal de a conversación cuando no le conviene y de quedar libre de cualquier culpa, gracias a su experta capacidad de quitarse cualquier foco negativo que tenga encima. ¿En definitiva? Que por mucho que quieras que la verdad de Sagitario salga a la luz, si Sagitario no quiere, no lo hará. ¿Lo mejor de todo? Que al final incluso olvidarás el por qué de tu enfado con Sagitario.

CAPRICORNIO

Capricornio se lleva el premio al signo que mejor sabe hacer y deshacer las cosas a su manera. No hay nada que pueda convencer a Capricornio de algo que no quiera, piense o sienta. Punto. ¿Sabe manipular? Claro que sí, la cabra no es tonta y sabe muy bien lo que hace. Sabe lo que dice y la repercusión que tienen sus palabras. Si actúa, es para dar en el clavo, en el punto blanco y si se calla, es porque también sabe esperar y no desesperar. Capricornio manipula cuando siente que le manipulan, ni más ni menos, pero también lo hace cuando se le va de las manos algo que considera que es suyo.

El instinto de protección de la cabra es muy fuerte, pero también puede llegar a ser muy peligroso, porque si nota que alguien se quiere apoderar de algo que sea suyo, ahí sí que se avecinan tormentas eléctricas, porque la cabra no se anda con tonterías. Nunca lo hace, ni aunque la paguen.

ACUARIO

¿Sinceramente? Acuario no es un signo muy amante de la manipulación. ¿Por que? Porque Acuario hace y deshace cuando quiere, con quién más le apetezca y de la manera que más le guste. Ni más ni menos. Pero bueno, Acuario no va a ser el santo que se libre del tema de la manipulación, porque si tiene que recurrir a ella, lo hace, pero solamente cuando quiere algo a toda costa. Tiene que ser algo de mucho interés para Acuario, para que se lleve a cabo la manipulación más perfecta de la historia.

Es verdad, Acuario es un genio cuando se deja seducir por este tema. Y ¿de qué manera logra manipularte Acuario? Muy fácil. Prometiéndote que cambiará cuando hizo algo que no te gustaba y volviendo a hacer eso mismo. Prometiéndote que ya no lo volverá a hacer y no cumpliendo esa promesa. Su rebeldía no desaparece hasta en los momentos más importantes. Es lo que hay.

PISCIS

La terapia de choque es la preferida de Piscis cuando siente que tiene que tomar lugar sobre una situación o sobre alguien. Es decir, que cuando Piscis siente que lo que quiere se va, cuando nota que huye de sus manos, saca a relucir su arma más inesperada y desconocida hasta ahora: la INDIFERENCIA. Sí, sí, Piscis es muy de hacer como que no le importa, de no hablar, de no mirarte ni siquiera a la cara con tal de conseguir tu atención. No quiere pedírtela, quiere robártelo, Piscis busca que estés ahí sin tener que pedírtelo y lo hace dándote donde más te duele, dejándote marchar, desapareciendo, dejando un vacío muy grande en su lugar, para que tú te sientas dolida/o y vuelvas hacia piscis. Es una arma muy peligrosa y poderosa, ese poder de convicción es una arma negra. Piscis te manipula mentalmente y hace, que no puedas vivir si su esencia.

2018-09-19T08:10:00+00:00