Hay signos del zodiaco a los que sólo les miran la cara una sola vez. No van a convertirse en el saco de basura de nadie, ya no ruegan, ya no insisten, ya no son ellos los que siempre están moviendo mar y tierra, para que las cosas se solucionen. Aman hasta con el último poro, pero entendieron que su dignidad siempre va por delante y que si alguien no quiere estar a su lado, se nota. Están exhaustos de ser los que toman el timón, ya no. Este es el top de los signos que jamás van a rogarte, te van a reemplazar. 

1.- Virgo 

Es cierto, eres el signo más difícil de amar, Virgo, porque tu autosuficiencia no te permite ver simplemente las cualidades del otro, siempre vas más allá. Tienes la capacidad de abrirte con las personas sólo cuando sientes confianza genuina. Sin embargo, de la misma manera en la que te entregas te vas. Pasas de ser romántico a ser más distante en un abrir y cerrar de ojos. La vida es una y tú no la vas a perder con alguien que ni siquiera cumple tus expectativas. 

2.- Escorpio 

Quizás digan que estás loco, que ese cúmulo de emociones cambiantes te hacen ver como un inmaduro. Escorpio, la verdad es que no te molestan para nada sus comentarios, sabes que eres impredecible, pero tienes muy claro lo que quieres en esta vida. No vas a rogarle a nadie que te trate como si tú fueras el inestable. Es cierto, la pasión te escurre en cada poro, pero con la misma intensidad te conviertes en el ser más frío. Eso es algo con lo que pocos pueden lidiar y lo agradeces, porque así se van de tu vida por su propia cuenta. 

3.- Sagitario  

Es posible que tu lado impulsivo te tenga en este sitio del ranking, Sagi. Realmente, tus cambios están llenos de un montón de emociones, es tu corazón el que rige tus pasos y amas cuando te diviertes hasta que la adrenalina te sacude cada rincón del cuerpo. Eres un amante excepcional, de esos que te inspiran a romper los miedos, pero no te enganchas. Puedes amar con el alma y arrancarte a esa persona cuando te das cuenta de que no es la indicada. 

4.- Acuario 

Aquí nadie va a mentir, Acuario, tú sabes que te cuesta el doble abrirte con las personas, sobre todo, cuando se trata de cuestiones amorosas. Prefieres navegar con la bandera de reservado antes de permitir que una piraña emocional juegue con tus sentimientos. Sin embargo, cuando te entregas no te andas con juegos, eres leal, pero no vas a permitir que te vean la cara. Si te fallan, no hay vuelta atrás, te perderán para siempre. 

5.- Capricornio 

A ti no se te escapa ninguna, estás acostumbrado a perderte en los detalles y todos los días te esfuerzas mucho en dar lo mejor de ti. Eso te ha llevado a amar de una manera más enfocada y ferviente. Lo malo es que no todos están preparados para un amor tan serio y ahí es cuando no te queda más que soltar. Por más que ames a alguien, no vas a suplicarle que cambie. Si no encaja es por algo, forzar el lazo sólo lo convertirá en algo poco sano. 

6.- Géminis 

Por fuera simulas tener un corazón de acero, la gente te ha creado esa fama y la verdad es que ya te da igual lo que digan. Sin embargo, tú sabes que eres sumamente emocional y que tu lado vulnerable lo conocen pocos. Cuando amas lo haces desde las entrañas y pones lo mejor de ti en la relación. Pero no te vas a quedar en donde te abruman y te quieran a medias. Ahí es cuando te vas y le abres las puertas a quien sí te trate como te mereces. 

7.- Leo 

Tú no estás para llenar vacíos con nadie. No ha sido fácil, pero has aprendido a lidiar con tu soledad de una manera muy bonita y ahora te sientes cómodo con lo que eres. Tienes lo que quieres, estás trabajando por mucho más y si alguien no está dispuesto a apreciar tu brillo, entonces que se devuelva por la misma puerta que entró. Eres demasiado independiente y encantador, como para poner en riesgo tu dignidad y rogarle a un mal amor. 

8.- Aries

Eres el tipo de signo que ama desde el poder, quizás tienes un lado testarudo que asusta a varios, pero prefieres eso que fingir ser alguien que no eres. Las malas experiencias en el pasado te han enseñado que lo mejor que puedes hacer es ponerte como prioridad siempre y que hay personas que en lugar de llenarte de vida te la quitan. No eres quien va a dedicar su tiempo a hacer feliz a alguien. Por ese desgaste emocional ya pasaste y no piensas repetirlo. 

9.- Tauro 

Cuando amas lo haces desde tus pensamientos más profundos. Eres de los que sacuden bien el corazón, porque te gusta empezar de cero y entregarle todo de ti a esa persona. Es la lealtad a tus convicciones la que te mueve y evita que te tires a llorarle semanas enteras a un amor. Ya no, no piensas desgastarte en un mar de lágrimas por algo que no tiene futuro. Lo cierto, es que eso de rogar nunca ha sido lo tuyo, tu orgullo jamás te lo permitiría. 

10.- Libra  

Eres el tipo de pareja a la que no le importa hacer un montón de cosas con tal de complacer. Te nace del alma ayudar y el grado de empatía que habita en tu alma te permite ver las cosas de una manera muy diferente. Además, eres muy sensible y te dejas llevar como si no hubiera un mañana. Sin embargo, cuando tu intuición te dice que la cosa va mal, sabes que hay que arrancar la página aunque te duela. Quizás no sea de la noche a la mañana, pero lo harás, confía. 

11.- Piscis 

Tu manera de amar es suave, siempre con las emociones por delante y sin miedo a lo que pueda pasar. Te gusta tomar el riesgo, porque sabes que un buen amor siempre vale la pena, pero también estás consciente de que las cosas no siempre van a salir como las esperas y hay veces en las que dejar ir es lo correcto aunque duela. Quizás, tengas la valentía de sacrificarte por amor, pero jamás vas a rogar, sabes muy bien cuando no te quieren y te vas. 

12.- Cáncer 

Eres ese amor al que no le asusta lo incondicional, te gusta amar profundamente sin miedo al qué dirán, porque sabes que la vida es un montón de suspiros que en cualquier momento se pueden apagar. Sin embargo, eso no quiere decir que vayas a tolerar malos tratos. Si alguien no tiene los pantalones para quererte bonito y darte el sitio que te mereces en su vida. Entonces, sabes que es momento de decir adiós, no vas a andar rogándole a nadie y menos a un montón de migajas.