La vida es así, una moneda al aire y cuando se trata de entregar emociones la cosa se pone mucho peor. En realidad, nunca sabes con certeza lo que te espera del otro lado, lo mismo puede ser un amor que te llene de alegrías, que alguien que venga y te remueva las heridas cruelmente. Es por eso que a medida que avanza el tiempo te vuelves más escéptico, ya no quieres ser el juguete de nadie y si alguien no tiene la valentía de respetarte no vas a perder el tiempo. No es que odies enamorarte, pero por el momento prefieres no entregarte al amor. Tu signo del zodiaco lo afronta a su manera y este top es la prueba de que todavía no estás listo, faltan varias cosas por sanar. Este es el top de los signos que prefieren no entregarse al amor:

1.- Acuario 

Son las mismas personas las que te han quitado las ganas de mostrar tu lado vulnerable. Ya no eres el que coloca sus emociones en una bandeja de plata para que hagan con ellas lo que quieran. Acuario, eres un signo que ha aprendido a esconder lo que siente, porque son pocos los que en verdad se preocupan por ti. Hay gente que de frente te dice que te vaya bien, pero apenas y das la vuelta ya están hablando pestes de todo lo que haces. Esa es la razón por la que prefieres poner en pausa eso de entregarte al amor, no estás huyendo, te estás encontrando. Estás aprendiendo a lidiar con tus demonios, a enfrentar todo lo que te duele y lo que te hace grande. Es un proceso en el que estás sanando tan bonito que sería una locura permitir que alguien vuelva a llenar de basura todo lo que has limpiado. 

2.- Géminis 

El de la mala fama, sinceramente ya te dan risa los comentarios negativos de la gente. La mayoría no tiene ni idea de lo que estás hecho y se atreven a juzgar tus pasos como si te conocieran de toda la vida. Por supuesto, que amas y cuando lo haces no conoces límites, te entregas hasta quitarte la última capa de tus inseguridades. Sin embargo, hay momentos en tu vida en los que prefieres alejarte un poco, desintoxicarte de todos esos amores del pasado que te hicieron sentir la peor persona del mundo. Te parece muy irresponsable volver a enredarte con alguien cuando claramente no te sientes listo. No quieres entregarte al amor, porque quieres encontrarlo en ti, en ese Géminis que se quedó en el olvido por permitir que alguien más decidiera por él. Diste demasiado y eso te rompió, pero también te enseñó a no confiar tan fácilmente. 

3.- Virgo 

Quién dijo que huyes del compromiso, al contrario, no quieres encontrarte con alguien que no tenga ni la menor idea de lo que significa entregarle la lealtad al otro. Cuando se trata de relaciones afectivas también eres perfeccionista, no piensas poner en riesgo tu corazón por alguien que ni siquiera tiene amor por el mismo. De vez en cuando prefieres no entregarte al amor, porque te han lastimado demasiado y también necesitas reparar. Eres fuerte, eso ni tú lo dudas, son muchas las veces que has terminado derrotado mientras lloras en un sillón. Sin embargo, siempre te levantas, pero ya no estás dispuesto a acostumbrarte a eso. Ya no quieres volver a experimentar tanto dolor y por eso ahora decides ir con mucha calma. No hay prisa, ya llegará la persona que en lugar de dañar te abrigue. Sólo así volverás a entregar tu corazón. 

4.- Capricornio 

El hecho de que te vean concentrado en tus proyectos no quiere decir que no tengas el corazón para enamorarte. También eres de los que se deja llevar, pero no a la ligera, no quieres terminar dando lo mejor de tu personalidad a alguien que te quiere hoy y mañana quien sabe. Le apuestas a los vínculos verdaderos, a los que no agotan, los que llegan con calma y no como un huracán derribando tus emociones. Eres un signo independiente, jamás ruegas atención y si decides tomar de la mano a alguien, es porque realmente encontraste cualidades en esa persona que no ves en nadie más. Tu amor es seguro y por eso prefieres alejarte un poco, porque es la manera en la que puedes encontrar lo que en verdad vale la pena. No quieres decirle a alguien lo mucho que lo amas para que te ignoren. Necesitas mucho más que un montón de flores para volver a entregarte.  

5.- Aries 

Vamos, hay que aceptarlo, tienes mala suerte, terminas entrelazando tus emociones con amores que no te corresponden. Definitivamente, odias los imposibles, pero hay algo más fuerte que tú que hace que te enamores hasta los huesos de ellos. Por fortuna, te has hecho mucho más consciente y ya no piensas permitir que lleguen y te destruyan de esa manera. Prefieres no entregarte al amor, porque quieres pausar tu fuego, el que no piensa y deja que su intuición lo lleve a cualquier camino. Ya no, la vida te ha enseñado que hay veces en las que hay que ir lento, enfocarte en ti y permitir que la manera en que aumenta tu vibra atraiga a la persona indicada. Eres intenso, valiente, pero tu lado impaciente te puede traicionar. Lo estás haciendo bien, estás aprendiendo a dominarlo y eso es mucho más saludable que refugiarte en un amor cuando no estás preparado. 

6.- Sagitario 

A ti no te asusta perderte por una persona, Sagitario. Al contrario, te gusta experimentar todo ese cúmulo de emociones locas que te hacen volver a tus raíces, es tu niño interior el que se deja llevar y punto. Adoras cuando te dan el sitio que te mereces, cuando te respetan y te hacen sentir amado. Eso es lo que enamora de ti, la capacidad que tienes para prometer y cumplir. No te gusta que te encadenen y por eso dicen que no te enamoras, pero no es cierto, simplemente, quieres que respeten tu libertad. Eres aventurero, divertido, tu espíritu nunca se detiene y eso hace que te vuelvas inalcanzable para muchos. Son contados los amores que serán capaces de llenarte de vida, pero mientras llega alguien no dejarás de ser tú. Por el momento, prefieres no entregarte al amor, porque te gusta saciar tu sed, de explorar todo a tu alrededor y no quieres tener que preocuparte por rendirle cuentas a nadie. Quizás, más adelante. 

7.- Leo

Es claro, que te encanta ser el centro de atención, pero no como la gente suele describirlo. Definitivamente, no están ni cerca, a ti te gusta que aplaudan tus logros, porque es una manera en la que reconocen tu esfuerzo. No quieres ser mejor que nadie ni tampoco engrandecer tu ego. Es una cuestión de reciprocidad, tú siempre estás para la gente que amas y esperas lo mismo de su parte, por eso lo festejas. Esa es una de las razones por las que prefieres darte un tiempo en cuestiones de parejas, no te entregas porque no te sientes lo suficientemente apreciado y eso se vuelve decepcionante para cualquiera. Tú ofreces la versión que te mereces, si te trata con la punta del pie le vas a mostrar tu lado arrogante, pero si te demuestra que genuinamente le importas te vas a enamorar de su cariño. 

8.- Tauro  

Es obvio que no pretendes sacar al amor de tu vida, porque sabes que es pieza clave para seguir avanzando en todos los sentidos. Sin embargo, Tauro, te gusta poner las reglas del juego, no vas a permitir que lleguen a llenarte de su mala energía ni a responsabilizarte de fantasmas que no han podido soltar. De eso es lo que huyes, de las personas incorrectas, las que no están preparadas para un lazo tan honesto. Es la paciencia, tu mejor virtud, porque te ayuda a mantener la calma, pase lo que pase. No tienes prisa, la persona que realmente merezca tus atenciones va a llegar. Por lo pronto, se vale centrarte en ti, en lo que temes, en lo que sueñas y en las metas que quieres alcanzar. Ya llegará el amor que siga tus pasos y no quiera encerrarte en una jaula. No es que no quieras entregarte, prefieres ir lento pero seguro. 

9.- Piscis 

El signo que abraza el amor desde sus raíces, el que no teme en decir cosas bonitas, hacer caminatas a la orilla del mar, mirar las estrellas, todas esas cosas que no se compran, pero que se quedan alojadas en lo más profundo del corazón. Tu amor no es sacado de una película romántica porque también tiene momentos oscuros, pero al menos te esfuerzas en construir un lazo profundo. Eres el que sueña, al que no le asusta gritar sus expectativas. El que permite que sus emociones hagan de las suyas. Ese eres tú, siempre valiente, intenso y apasionado. Por supuesto, que crees en el amor, incluso en el que dura para siempre y como crees tanto, prefieres no entregarte, al menos por el momento. No quieres que un amor de un rato se sumerja en tus profundidades. Para eso mejor hablas contigo mismo, quieres magia no migajas. 

10.- Libra 

A ti la vibra de la gente te inspira o te resta las ganas de todo Libra, no hay más. Hay quienes te drenan y hacen que tus deseos de enamorarte se vayan por la borda. Claro, no han sido lo suficientemente crueles como para que bajes la guardia, porque una parte de ti sigue confiando en que terminarás refugiado en los brazos correctos. No te da miedo entregar el corazón, lo que pasa es que te cuesta muchísimo dar el paso hacia el compromiso y más cuando se trata de un fantasma que aparece y desaparece de tu vida. Eres un signo muy indeciso y si alguien no te da la seguridad de que quiere estar a tu lado la cosa se pone mucho peor. Además, las relaciones a largo plazo te ponen un tanto nervioso, no quieres terminar con alguien por obligación y mucho menos depender de esa persona. 

11.- Escorpio 

Los amores que llegan a tu vida suelen sentirse demasiado confiados porque te ven como alguien atrevido, sensual y muy intenso. Por supuesto, el fuego te define, no eres el tipo de persona que se detiene por nada y cuando tus instintos te piden permiso para hacer de las suyas te dejas llevar cual bola de nieve cayendo por la montaña. Sin embargo, tienes tu lado reservado, no te dejas conquistar por cualquier tipo de besos ni abrazos. Primero tienen que entrar a tu mente, ser capaces de entender lo que estás pasando. Te gustan las personas que no minimizan tus emociones y que hacen lo que sea para ponerse en tu lugar. A veces, es necesario poner tu escudo y no entregarte al amor, porque hay quienes sólo se acercan para llenarte de amargura el camino. Hasta que no sientas paz no te vas a lanzar al ruedo. 

12.- Cáncer 

¿Huir del amor? Definitivamente, eso es para cobardes. Tú ya no estás para ocultar lo que sientes, ya te tocó esa temporada en la que fingías que no te importaba la otra persona, pero te cansaste de esa táctica absurda en la que sólo se lastiman los corazones. Eres el signo que tiene las agallas de expresar las emociones y cuando te enamoras confías en que puedes ser feliz. Por supuesto, prestas mucha más atención a las banderas rojas, pero al final de eso se trata amar, de vivir con la duda, nunca sabes cómo va a terminar la historia. Sin embargo, te arriesgas, porque la vida se va y tus mejores años también. Prefieres vivir un nuevo duelo que quedarte en la comodidad sin sentir nada y dejando que los momentos que valen la pena se te vayan. Contigo es ahora o nunca.