El corazón se cansa de una ruptura tras otra. Poco a poco vas cerrando tus sentimientos, te vuelves desconfiado y restringes muestras afectivas. Tal parece que estás en una competencia, el que se enamore primero pierde. Y es que hay signos del zodiaco que no lo pueden evitar, tienen las agallas de seguir entregándose como si fuera la primera vez. Sin embargo, eso no significa que no terminen hechos pedazos. Este es el top de los signos que sufren el doble cuando les rompen el corazón:

1.- Piscis 

Eres el tipo de amor que puede terminar roto y entender que te dejaron una lección valiosa. Te duele mucho más que al resto, porque nunca has amado a medias. Cuando te entregas te dejas llevar por lo que te dicta la piel, el alma y el corazón. Piscis, no te tomas el tiempo de escuchar a tu parte lógica, porque no combina mucho con tu intensidad. Lo que tú quieres es abrirte sin reservas, enamorarte hasta sentir que el alma se te sale del pecho. Eso causa que el duelo sea peor, te hundes en tu soledad y abrazas cada una de tus emociones negativas. Amar te deja grandes grietas, pero con el tiempo has aprendido a acariciarlas. 

2.- Escorpio 

A las personas como Escorpio les rompen el corazón y siguen pensando que hay algo bueno. Quizás no llegue de la noche a la mañana, pero no piensan hundirse en la amargura sólo por un amor que no tuvo la valentía de entregarse de verdad. Eres un signo muy conservador al principio, porque te cuesta mostrar tu lado vulnerable, pero una vez que lo haces no dejas ir fácilmente. Inclusive cuando eres consciente de que la relación no da para más y te hace más daño de lo que te sana. No eres de los que echa a la basura lo vivido, tu lado protector te hace volver al pasado y te aferras a recuerdos que lo único que hacen es herirte. Date tu tiempo, lo vas a superar. 

3.- Cáncer

Dicen que hasta la persona más buena no sabe qué hacer cuando le rompen el corazón. Eso es precisamente lo que le sucede a Cáncer. Un signo de agua que honra lo emocional, que cuando se enamora es capaz de dejar de lado todos los defectos y manías de la otra persona. Quizás ese es el peor de sus errores, porque Cáncer se centra en todo lo bueno y se crea un amor que sólo existe en su cabeza. El problema es cuando se marchan, lo dejan con el amor a mitad de camino, ¿y qué hace? No puede entregarle todo a un nuevo amor, porque necesita despedirse de verdad. Lo más cruel es que tiene la esperanza de recuperar lo que tenían y ahí es cuando termina sufriendo el doble. 

4.- Libra

Lo que más le indigna a Libra, es que los amores se sientan con el derecho de romperlo y todavía tengan el cinismo de asegurar que lo aman. No se vale que jueguen con sus sentimientos como si no fuera a terminar llorando en un rincón. Es un signo que le apuesta a la felicidad, primero con pasos cautelosos y luego se deja llevar. Una vez que se siente en confianza ya no hay marcha atrás, lo da todo. Su amor es incondicional, no exige, no hiere, por eso cuando le pagan con la otra cara de la moneda se pregunta una y otra vez qué fue lo que hizo mal. Libra, sabe que tiene que irse de ahí, pero le cuesta trabajo. Tal vez se queda un poco más, porque en el fondo se quiere decepcionar de verdad. 

5.- Tauro 

Hay muchas otras cosas que te rompen el corazón en mil pedazos, que darte cuenta de que tu pareja ya no te dice que te ama. A veces, la distancia lenta es la que más duele, porque estando en la relación eres testigo de cómo tu pareja se vuelve el ser más frío e indiferente. No es justo que te castiguen de esa manera Tauro, porque tú eres de los que se enamoran de verdad, los que besan con fidelidad y lealtad. No conoces de freno, te entregas hasta que las consecuencias te lleven a lo que sea. Eres temerario, pero detestas cuando la otra persona no está en el mismo canal. Quizás ames con el alma, pero tu parte lógica te ayuda a poner las cartas sobre la mesa y darle vuelta a la página. 

6.- Capricornio 

Cuando la pareja se vuelve otra, no cumple sus promesas y poco a poco va mostrando otros intereses, inevitablemente terminas con el corazón hecho pedazos. Puede que en tu día a día tú seas el que lleva las riendas de todo, tu parte calculadora y disciplinada impide que la gente te vea la cara. Sin embargo, cuando se trata de amar tus emociones te gobiernan y sientes que no puedes controlarlo, así que bajas la guardia. Tu orgullo está de tu lado, porque no vas a rogar por amor aunque esa persona sea lo que más has querido en tu vida. Te cuesta dejar ir, pero te obligas a hacerlo, porque sabes que en el fondo siempre viene algo mejor. 

7.- Virgo 

Por más que te toquen amores insanos, Virgo, por favor, no les des el gusto de que tu bondad se transforme. Eres un amante loco, protector, te preocupas mucho por el bienestar en general de la persona que amas y desde el primer momento le prometes que estarás a su lado en las buenas y en las malas. No vas por ahí abriendo las puertas de tu corazón a cualquiera y eso te ha ayudado a alejarte de aquellos que son unos expertos en prometer un montón de mentiras sólo para jugar un rato con tus sentimientos. Es simple, si alguien no cumple con tus expectativas que se vaya. Te dolerá un tiempo, pero no tanto como para echar por la borda tu esencia. 

8.- Acuario 

En la vida te rompen el corazón tantas veces que tienes que aprender a utilizarlo en partes. Eso es lo que le pasa a Acuario, ya no tiene tiempo ni energía para invertirlo en personas que no tienen idea de lo que es la responsabilidad afectiva. No tiene prisa de enamorarse, prefiere conocer de verdad a la persona hasta encontrar la conexión que lo haga sentirse cómodo. Es muy raro que se deje caer por un amor y eso no quiere decir que no ame con pasión, es sólo que se ama más a sí mismo y no va a permitir que la deslealtad del otro ensucie su alma. Nunca subestimes a un Acuario, porque no tienes ni idea de lo frío que puede llegar a ser. Ya tiene experiencia, no lo olvides. 

9.- Leo 

Hay algo que Leo tiene muy claro, si le rompen el corazón una vez no va a permitir que le duela mil veces. El pasado le enseñó que no se vale perder tanto tiempo en un amor que no funcionó, porque eso no va a cambiar nada y sólo terminas agotado emocionalmente. Leo, es enamoradizo, le gusta que su lado impulsivo lo lleve a conocer personas que jamás imaginó, y también que la adrenalina que le recorre el cuerpo lo ponga a prueba durante la relación. Sin embargo, está convencido de que nadie es indispensable y que aunque hay personas que te hacen sentir de todo, no es razón suficiente para tirarse a llorar un año entero. La vida sigue y ya vendrán nuevos amores. 

10.- Géminis 

Hoy quiero pedir un minuto de silencio por todas esas mariposas de las que Géminis se despidió cuando le rompieron el corazón. El hecho de que todos los días se levante y tenga una sonrisa en el rostro, no es sinónimo de que no le duela dejar ir amores. La diferencia es que es muy fuerte, ha aprendido que la vida sigue a pesar de que te dé tremendas sacudidas en las que piensas que no volverás a ser tú. Géminis, sabe que el duelo implica confusión, quiere que se trate de una pesadilla, pero tarde o temprano hay que aceptarlo. A veces, ni eres tú ni es la otra persona. No es falta de amor, es sólo que en este momento van por caminos diferentes y también cuando se ama hay que soltar. 

11.- Aries 

El problema con Aries es que tiene una manía de enamorarse y no querer demostrarlo, pero cuando lo hace le terminan rompiendo el corazón. El hecho de que lo sigas viendo con la fortaleza de siempre no quiere decir que no llore entre cuatro paredes. Sí, hay situaciones que se le salen de las manos y se culpa por haber puesto los ojos en la persona equivocada, pero al final entra en razón y se da cuenta de que es lo mejor. No es sano quedarse al lado de alguien que no te da lo que te mereces y Aries lo tiene muy claro. Olvídalo, no te va a suplicar, no es de los que se humilla por nadie. Dale un tiempo, quizás un par de semanas o meses, pero hará borrón y cuenta nueva. 

12.- Sagitario 

Y sí, a veces, hablas tanto de esa persona con tus amigos que cuando te rompen el corazón, se lo terminan rompiendo como a cinco personas más. Sagitario, tú sabes que no eres de los que se deja llevar por amor. Es decir, dentro de tu locura hay mucha cordura, porque siempre pones por delante tu libertad. Tú eres de los que piensa que sentirse bien consigo mismo es la clave para durar un tiempo en una relación. Eso te ayuda a que el dolor sea más fácil de superar, porque nunca pierdes tu individualidad, estás con esa pareja porque así lo quieres, no porque la necesites. La vida es así, tiene sus capítulos tristes, pero es muy sano soltarlos para volver a la cima. Estás acostumbrado a los bajones, un desamor más no te va a derrumbar.