El año se acaba, Piscis, pero tú sientes que todavía tienes mil cosas por hacer. Tienes por delante unos meses para cumplir con esos propósitos que todavía están pendientes. Ahora tienes que preocuparte por sacar el máximo partido a todas las oportunidades que se te presenten. Y para ello, Piscis, es importante que escuches esta pequeña advertencia. Es momento de dejar de ahogarse por todas esas responsabilidades, es momento, Piscis, de dejar todas esas preocupaciones innecesarias de lado. Te preocupas demasiado por el qué pasará, en lugar de preocuparte por lo que está pasando en ese mismo instante.

A partir de ahora, Piscis, tienes que empezar a vivir mucho más en el presente y con los pies en la tierra. No centres toda tu atención y toda tu energía en un futuro que todavía no sabes ni cómo ni cuándo va a llegar. Tú ahora, Piscis, preocúpate por lo que está pasando y no por lo que podría o no podría pasar mañana.

Tú eres muy de imaginarte lo que te gustaría que pasara o de imaginarte ese futuro en el que vas a vivir.

Y sí, Piscis, hay veces que te viene bien para desconectar de tus responsabilidades y para quitarte estrés de encima, pero quizás ahora es momento de vivir en presente.

Haz tu mayor esfuerzo para vivir el momento, Piscis. Tienes que poner todo tu esfuerzo en aprender a apreciar el hoy y no el mañana o el ayer. Porque hay que reconocer, que tú también eres mucho de vivir en el pasado y ahora precisamente eso no te conviene. Este mes de octubre tienes que hacer todo lo posible para disfrutar del momento y vivir en el presente. Nada más, Piscis, simplemente eso. Deja de preocuparte tanto por el futuro porque cuando llegue, te arrepentirás de no haber vivido lo suficiente el presente.