La recta final del año está ya aquí, Sagitario. Y tú sientes que todavía tienes mil planes y mil propósitos pendientes. El tiempo se va poco a poco agotando, pero relax, porque todavía tienes muchísimas oportunidades por delante. Lo importante no es arruinar lo que queda del año, no arruinar este mes de octubre. Para ello, tienes que tener algunas cosas en cuenta. Tienes que tener cuidado y pensar bien en qué y en quién inviertes tu energía. Está bien ayudar a los demás, dar tu brazo a esas personas que tanto quieres y que tanto necesitan tu ayuda. Pero ándate con ojo, porque no todo el mundo es quién dice es.

Tu amabilidad la mayoría de las veces es una gran virtud, pero también puede ser un defecto. Sí, Sagitario, es que muchas veces la gente se aprovecha de esa amabilidad y de ese carácter tan bondadoso que tienes.

Si inviertes toda tu energía en complacer, en ayudar, en hacer feliz a otras felices, al final terminarás olvidándote de tu propia felicidad.

Te perderás en el camino y costará muchísimo volver a encontrar cuál es el motivo para sonreír.

Lo que tienes que hacer este mes de octubre, Sagitario, es dejarte de tonterías y empezar a preocuparte más por tu propia felicidad. No hay más. No tengas miedo a ser un poquito más egoísta, a proteger lo que es tuyo, a cuidar aquello que de verdad te hace feliz. Esto no quiere decir que ahora no vayas a estar ahí para los tuyos. Simplemente que, a partir de este mes, vas a estar mucho más para ti.

Hazte una promesa, Sagitario, y prométete cuidar mucho más y satisfacer tus necesidades antes que las de los demás. Y mucho menos, Sagitario, olvídate de invertir tu energía en gente que no lo merece, gente que no hace nada por ti. Esos fuera desde este mismo instante. A partir de ahora, estarás solo para esas personas que estén para ti y nadie más.