Para sacar a la luz la mejor versión de ti mismo, Virgo, tienes que empezar a cambiar ciertas cosas desde este mismo instante. Eres muy perfeccionista, lo que te hace estar todo el rato dando lo mejor de ti y preocupándote por hacer las cosas bien. Esto es algo muy especial, Virgo, porque siempre trabajas para dejar el listón bien algo. Pero, Virgo, hay otras cosas en las que tienes que esforzarte un poco más.

Para empezar, Virgo, tienes que empezar a cambiar un poco el chip. Hay que empezar a abrir un poquito más tu mente y, sobre todo, aprender a dejarte llevar. Para sacar la mejor versión de ti mismo, tienes que dejar encerrarte en tus ideas y en tu zona de confort. Tienes que dejar tu lado más obstinado de lado y centrarte en mejorar, en madurar, en crecer como persona. Está bien ser tan controlador y querer tenerlo todo siempre bajo controlo, Virgo, pero no te das cuenta de todo lo que te estás perdiendo por ser así.

Para ser la mejor versión de ti mismo deberías aprender a improvisar, aunque solamente ser un poquito.

La cosa va de abrirse, Virgo, y además de abrir tu mente, deberías empezar a abrir también un poco más tu corazón. Deja tu lado reservado de lado y empieza a disfrutar de los pequeños detalles que la vida te tiene preparados. Disfrutas muchísimo de la soledad, pero reconoce, que también te gusta sentirte rodeado de gente. Lo que te falta para conseguir ser la mejor versión de ti mismo, Virgo, es un ser un poquito más receptivo al amor. Nadie te está diciendo que ahora te conviertas en un romántico de la vida, eso ya sería demasiado. Simplemente que valores todo lo que la gente hace por ti y que valores el amor como se merece. Saca más a la luz todo ese amor que tienes guardado dentro y conseguirás ser la mejor versión de ti mismo.

Mira, Virgo, tú lo tienes fácil. Eres tan exigente contigo mismo que estás constantemente trabajando para demostrar tu mejor yo. Además, cuando te propones algo, no paras hasta que no lo consigues. Y no hay duda de que si te propones ser la mejor versión de ti mismo, no pararás hasta que no lo seas al 100%. Eres muy especial y lo único que te falta es creértelo todo un poco más. Sobre todo, trabajar con esa seguridad en ti mismo que te hace llegar siempre a la meta.