Muchos te dicen que eres demasiado exigente Virgo pero en realidad es lo que hay.

Ahora sí que eres exigente y te da igual lo que piense el resto. Repito: es lo que hay. Y punto.

Si estás solo es porque no vas a bajarte a estándares que sabes que no son los tuyos, ni tampoco vas a obligarte a estar con alguien que no te transmite lo que quieres, que no te da lo que necesitas. Es cierto que eres muy crítico y que a veces usas esto como un mecanismo de defensa, y el resto, en vez de luchar por ti prefiere salir huyendo por miedo.

A veces te cuesta transmitir lo que quieres y los demás se confunden mucho Virgo. Sabes que a menudo eres demasiado fulminante con tu mirada, con tus contestaciones. Puedes mandar a la mierda con mucha facilidad cuando algo te sienta mal y eso… asusta.

De todos modos también es cierto que cuando de verdad encuentras a esa persona que te remueve un poco por dentro tu carácter se suaviza, pero aún así, también te sigues portando con si tuvieras el corazón congelado… Podías dar alguna que otra oportunidad antes de echarles esa mirada que mata ¿no Virgo?