Nadie se disculpó contigo por hacer cosas que te hirieron, pero sí te señalaron por la manera en la que reaccionaste. Todos hemos vivido momentos duros, en los que la vida pesa  demasiado y salir de la cama se vuelve un desafío. Sin embargo, hay veces en las que más que agotado te sientes fastidiado y ahí es cuando muestras tu temperamento. Empatía es lo que nos hace falta, ponernos en los zapatos de los demás antes de juzgar, porque esa persona que te encuentras cada mañana está lidiando con una guerra que no le cuenta a nadie. Viste que los signos explotaron, pero no todo lo que aguantaron. Quizás después de leer esto lo entiendas. 

Aries 

Las personas saben que eres un ser determinado, que cuando te planteas algo te enfocas noche y día hasta cumplirlo. Sin embargo, hay momentos en los que las lágrimas te visitan sin previo aviso, se vuelven las mejores amigas de tu insomnio y ahí es cuando te enfrentas a tus miedos. Sí, esos que no le cuentas a nadie y que te hacen sentir frustrado, como si todo lo que has avanzado no tuviera el más mínimo valor. No es casualidad que tu mal humor aparezca, es todo ese dolor que has acumulado, ya se convirtió en rabia. Te duele sentirte solo, no poder recurrir a alguien para contarle que de vez en cuando lo único que quieres es un abrazo. Estás muy agotado, de la gente falsa, las envidias y la traición. Por eso ya decidiste que fue suficiente y ahora van a conocer tu otra versión. 

Tauro 

Dicen que eres terco, pero que siempre tienes todo bajo control. La gente suele admirarte porque aparentas tanta calma, aunque por dentro estás luchando con el montón de inseguridades que se apoderan de tus pensamientos. Lo que más te duele es no poder decir que sólo necesitas amor y comprensión. Es muy decepcionante darte cuenta de que no valoran ni la mitad de lo que le entregas a los demás. Aguantaste, te callaste y eso te enfermó a tal grado que hubo un momento en el que ya no confiabas en ti. Te rompieron tanto que un día en el hoyo de tu tristeza levantaste la mirada y te prometiste que nadie te volvería a hacer lo mismo. Te da igual que ahora digan que eres cruel y explosivo, porque todos esos que hablan no tienen ni la menor idea de todo lo que tuviste que soportar en el pasado. 

Géminis 

Quien juzgue tu camino es alguien que no merece tu atención. Géminis, eso no quiere decir que seas poco tolerante, es sólo que no hay necesidad de escuchar comentarios y críticas que no le pediste a nadie. Hay personas que lo único que quieren es lastimar, no están a gusto si te ven feliz y tú sabes que tu personalidad ligera les facilita las cosas, porque rara vez tratas mal a alguien. A ti te gusta enfocarte en tus emociones, hacer lo que te dicta el corazón y no engancharte con la mala energía de otros. Sin embargo, tienes un lado introvertido, en donde se esconden secretos que te hirieron, porque no querías causar problemas. Fuiste el que guardó silencio cuando minimizaron tus proyectos, criticaron tus avances y se burlaron de tus victorias. Te sacudieron tanto que inevitablemente explotaste y ahora tienen el descaro de preguntar qué es lo que te pasa. Esa gente no merece un asiento en tu vida. 

Cáncer 

Ojalá la gente tuviera un poquito de sensibilidad cuando se encuentra con tu corazón, pero no, la mayoría llega y lo usa como si fuera un paño viejo. No es justo que seas tú siempre el que se entrega desde lo más profundo y el resto apenas y te comparte su lado superficial. Tener un corazón como el tuyo es muy duro, porque tiende a atraer pirañas emocionales y cuando menos piensas te absorben tu esencia. Se siente feo darte cuenta de que el león no es como lo pintan y que la persona que tenías en un pedestal resultó ser la más desleal. Ya sufriste por amor, por decirle adiós a una amistad, por soportar la mala vibra de algún familiar. Pero ese Cáncer quedó atrás, todas esas grietas te convirtieron en alguien más fuerte, dicen que eres grosero, pero yo diría que eres selectivo y que ahora si quieren entrar a tu vida se lo van a tener que ganar. 

Leo 

Imagina por un momento que la gentileza, el respeto y el cuidado son nuestra mejor presentación, definitivamente el mundo sería otro. Sin embargo, has tenido que aprender a la mala que la vida no es color de rosa y que por más que te portes dulce las personas pueden sacar las uñas de un momento a otro. Para ti es como si te llegaran por la espalda con la intención de lastimarte, ni siquiera tienen la valentía de mostrar su verdadera personalidad desde el principio. Ya le lloraste a las personas equivocadas, creíste que iban a cambiar y entendiste que las segundas oportunidades son mucho más sagradas, no cualquiera se las merece. Es por ello que ahora la desconfianza te guía, no es que ya no creas en las relaciones afectivas, es sólo que prefieres contarlas con los dedos de una mano que rodearte de hipocresía. 

Virgo 

La ironía de la vida es cuando la persona que te hizo tanto daño te pregunta por qué cambiaste. La verdad es que tú no le vas a agradecer a nadie, no vas a dar gracias por las veces en las que te hicieron sentir menos, cuando te gritaron sin razón o rompieron tus esperanzas. Está bien que ese tipo de personas hayan salido de tu camino, pero nada más, no vas a ponerlos en un altar. Ahora, eres mucho más consciente de lo que te mereces, de las tantas veces en las que hiciste algo cuando en realidad no querías hacerlo. Aguantaste y mucho, pero guardaste la calma. Eres experto en fingir que no tienes nada y la gente te lo cree, pero ya no. Eres el Virgo que no piensa quedarse en un sitio en el que se siente incompleto. Si no valoran tu compañía y no te demuestran con hechos su aprecio mejor que se vayan. 

Libra 

En tu trayecto has aprendido muchísimas cosas valiosas, pero la que más te ha dejado huella es descubrir que sólo aquellos que intentan ponerse en los zapatos del que tienen al lado son capaces de cambiar al mundo. Un mundo en el que el ego no es el que gobierna, en donde el amor y la armonía son indispensables. Llegó un punto en el que lo diste todo, incluso te dejaste en el último sitio de tus prioridades con tal de ayudar a quien amas. Sin embargo, con sus respuestas te diste cuenta de que no es sano dar y dar mientras te exprimen hasta la última gota. Libra, te vieron explotar, pero no saben todo lo que aguantaste. Fueron noches en las que te sentiste poca cosa y nadie hizo nada. Tu tristeza pasó desapercibida y ahí fue cuando entendiste que hay personas que no se merecen ni tu saludo. Ya no piensas pelear con nadie, es mejor dejar ir y no desgastarse por alguien que te roba tu tranquilidad. 

Escorpio 

El aprecio se demuestra día con día, de nada te sirve estar rodeado de un montón de personas que sólo te dicen cosas bonitas en fechas importantes o cuando toca subir la foto a redes sociales. Es molesto, porque construyen un lazo lleno de mentiras, algo superficial que más que hacerte feliz te deja un enorme vacío. Ahí es cuando sientes que no puedes aguantar más, te abrumas y lo único que quieres es salir huyendo. El problema es que tu lado emocional te derriba, te hace creer que no eres capaz de superar una situación así y te sientes el ser más terrible de este mundo. Eso es peligroso, porque te ciegas, no te das cuenta de que te estás perdiendo por alguien que no vale la pena. Por fortuna, ya aprendiste la lección y ahora te centras en ti, si te llaman explosivo que lo hagan, porque mientras se trate de defender tus convicciones todo se vale. 

Sagitario 

Aunque suene feo es muy raro encontrar a alguien que realmente esté dispuesto a darlo todo por ti, que se preocupe por tus objetivos y que no tenga problemas en pasar tiempo a tu lado. Vamos, no es que haya algo malo contigo, ni siquiera lo pienses, es sólo que hay personas que no se merecen tu tiempo ni amor, porque no están preparadas para algo tan genuino. Cuando pones a alguien en la lista de tus personas más importantes te esfuerzas en complacerla, pero al no corresponderte de la misma manera entiendes que lo mejor es poner límites. Dicen que no te comprometes, pero pocos supieron la vez que te entregaste con los ojos cerrados y no lo valoraron. No eres de los que pelea, simplemente te alejas para desconectarte y descansar. Para poder encontrar a alguien que sí merezca tus desvelos.  

Capricornio

A veces, las malas rachas se convierten en una bendición, porque te enseñan a valorarte antes que al resto, no es egoísmo, pero tú también te mereces todo ese montón de cosas bonitas que le deseas a los demás. Está bien que te des la oportunidad de llorar, de soltar cosas que ya no tienen solución y dejar de reprocharte todo lo que haces. Está bien que tomes tus decisiones pensando en ti nada más. Has aguantado mucho en el pasado, tonterías que te hicieron sentir pésimo y que te callaste para que los demás creyeran que nada se te había salido de las manos. Dicen que ahora explotaste, que no toleras nada y que te importan más tus sueños que cualquier amor. Y la verdad es que sí, porque entendiste que mientras tú estés bien llegará la gente que te mereces, no los que sólo se quieren aprovechar. 

Acuario 

Amar no es una pareja que anda por ahí tomada de la mano, es mucho más que eso. Ni tampoco la amistad se resume en los años que llevan de conocerse. Hemos minimizado lo que es entregarse de verdad y nos conformamos con migajas. Tú lo sabes muy bien, porque en los fantasmas de tu vida pasada fuiste un Acuario que bajó la cabeza para no herir a otros, no dijiste nada cuando te rompieron y abusaron de tu bondad. En esos tiempos tu independencia quedó por los suelos y te acostumbraste a andar por la vida sin una sonrisa. Te echaste la culpa de todo una y otra vez. Por eso te hartaste y explotaste, porque todos los días algo te amargaba y decidiste que no te querías ver tan triste frente al espejo. Te sirvió alejarte por un tiempo de todo, salir de ese círculo vicioso y poder analizar a fondo, que no todo el que dijo quererte fue sincero. 

Piscis 

Qué difícil es aceptar que entre más das, más te pagan con el látigo de su indiferencia. Definitivamente, la vida te ha puesto pruebas muy grandes, en las que creías que tenías segura la relación con alguien, pero no fue así. Tuviste que limpiarte las lágrimas y entender que no te corresponde salvar a nadie, ni tampoco es tu responsabilidad cambiar a alguien que no quiere hacerlo, si te aferras vas a terminar en el camino de la pena. La vida no se trata de complacer a todos Piscis, eso sólo te va a desgastar tarde o temprano. No permitas que te rompan a pedazos, porque el que demuestra desinterés te lo está diciendo todo, ya no puedes seguir justificando sus malos tratos. Ahora tus sueños son lo primero, cargar tu batería y mirar al mundo como siempre has querido. Deja de cargar tristezas que no son tuyas por favor.