Te lo digo de corazón, no tires la toalla en cuestiones de amor, porque en el momento en el que menos lo piensas, cuando te sientes exhausto de que te traten con indiferencia, justo ahí, es cuando la ruleta gira hacia el otro lado. Tal vez no creas eso de que hay valientes que son capaces de reparar lo que otros rompen. Seguramente, estás herido y cerraste tus sentimientos para protegerte, pero tú sabes que en el fondo hay una esperanza. No comas ansías, tu signo del zodiaco, tarde o temprano, lo va a experimentar, llegará a tu vida alguien que cumpla con las características que siempre has soñado. Ya era hora de que llegara a tu vida alguien como esa persona:

Aries 

Llegó como la humedad, esa persona ha sido capaz de reconocer tu potencial a kilómetros y no se asusta de indagar en tu versión más oscura. Quizás son sus gestos románticos, la manera en la que te brinda seguridad y las tantas veces que te ha demostrado que eres su prioridad. Los amores en el pasado te juzgaron de egoísta y arrogante, sólo por exigir la más mínima muestra de comprensión. Ahora, no la tienes que pedir, se siente. 

Tauro 

Irónicamente la razón por la que puedes dejar de creer en el amor, es porque amas con toda el alma, pero eso impide que ahora te vayas rápido. En tus relaciones anteriores diste tanto, perdonaste y aceptaste cosas que no te agradaban. Sin embargo, la vida te premió con alguien a quien no tienes que enseñarle a amarte, porque le nace hacerlo. Tauro, dar y recibir, de eso se trata, una pareja que sea capaz de estar contigo en las buenas y en las malas. Hoy, lo agradeces con todo tu ser. 

Géminis 

Quién lo diría, el signo al que describen como la mariposa social dio su brazo a torcer. Géminis, algunos dicen que saltas de corazón en corazón, porque te aterra el compromiso, pero la realidad es que no te conocen ni la mitad. No es que seas incapaz de amar, es que no quieres convertirte en el juguete que quieren hoy y mañana desechan. Por fortuna, esta nueva persona te está ayudando a sanar y a confiar. A pasos pequeños, sin presiones y con mucho amor. 

Cáncer 

Tu amor es exigente, el hecho de que seas una persona solidaria no significa que ames a cualquiera que te demuestre sus sentimientos. Después de tantos bajones entendiste que ser hogareño con todos no siempre es una buena idea. Cáncer, las decepciones del pasado te han dejado muy desconfiado, pero con este nuevo amor los días grises van tomando un poco de color y lo agradeces. 

Leo 

Aquel que no ha amado a un Leo, no sabe de lo que se pierde. Eres el tipo de pareja que da lecciones de lealtad, no te gusta jugar con las emociones. Tú mejor que nadie sabe que un corazón agrietado se debe tratar con sutileza porque cualquier comentario fuera de lugar lo puede romper una vez más. Pensaste que no volverías a abrir las puertas del amor, pero tu nueva pareja es la prueba de que no todos los corazones son iguales. Siempre es posible volver a empezar. 

Virgo 

Es muy normal que te enamores como niño cuando te sientes seguro. No vas por ahí mostrando tus debilidades, al contrario, hay veces en las que tú mismo saboteas todo, porque no quieres que te vuelvan a hacer daño. Ahora, tu pareja lo entiende, por eso respeta tu espacio y tu tiempo, no te exige que le digas que la amas, está esperando a que realmente te salga del corazón. Te está enseñando que es posible volver a sentir con todo y cicatrices. 

Libra

Si tuviera que utilizar una palabra para describir la manera en la que compartes tu vida en pareja, sin duda, sería dedicación. Basta con que te lo propongas para llenar de dulzura los días de la persona que amas. Huyes de las discusiones y sueles ser demasiado comprensivo, tanto que hay veces en las que te encierras en tu burbuja, esa que está fuera de la realidad. Sin embargo, tu corazón ha vuelto a confiar, porque la nueva persona sí tiene madurez emocional. 

Escorpio 

El problema es que las personas asumen que eres capaz de conformarte con un amor obligado, pero lo cierto es que buscas una conexión intensa, profunda, que no conozca límites al demostrar afecto. Lo malo es que eres muy desconfiado y después de una mala experiencia te alejas del amor por un largo tiempo. La persona con la que ahora estás lo entiende y su paciencia te está enseñando a amar de nuevo. 

Sagitario 

Es posible que no seas el signo más romántico del mundo, pero sí eres capaz de mostrarle un mundo increíble a esa persona especial. Tu sensibilidad no es de las que se entrega y ya, requieres comprensión, mucha empatía, no vas a volver a darle tu amor a alguien que minimice todo el caos emocional que te agita el corazón. Esta persona te ha ayudado a entender que tú también te mereces ser apoyado y consentido. Nunca te conformes con menos. 

Capricornio 

Sin duda, pones una enorme pared cuando se trata del amor, prefieres sacar personas de tu vida antes de conocerlas, porque ya no estás dispuesto a poner en riesgo a tu corazón. Te dolió demasiado el pasado y por eso ya no piensas volver a ese sitio. Eres difícil de amar, la persona que está contigo ahora lo sabe, pero no se asusta. Te sorprende su valentía, pero admiras su persistencia, realmente te ha demostrado que hay quienes harían lo que sea por estar a tu lado. 

Acuario

Definitivamente, el amor de pareja nunca ha sido parte de tus prioridades, estás acostumbrado a mantener una enorme distancia. Te basta con ver las experiencias de la gente de tu alrededor para no dejar que tus emociones fluyan. Sin embargo, esta persona ha podido derribar tu lado brusco, insensible y frío. No es que estés a la defensiva, pero sabes que eres muy complicado y ya te demostró secando tus lágrimas que no va a tirar la toalla. 

Piscis 

Tú sientes las cosas en lo más profundo de tu ser, no sueles dejarte llevar por el envoltorio, quieres irte hasta el fondo de todo. Estás fastidiado de hacerte responsable de los fantasmas del pasado de otras personas. Ya entendiste que no estás aquí para sanar las heridas de alguien que ni siquiera quiere que le ayuden. El proceso de volver amar se ha vuelto uno de tus más grandes aprendizajes, pero estar con la persona correcta es vital para que el viaje se sienta más ligero.