11 COSAS QUE TODO LEO ENTENDERÁ

Tu ego se interpone muchas veces en cualquier camino que quieres tomar

El que escribiera la frase “trágate tu orgullo” seguramente hubiera sido enemigo acérrimo tuyo. A veces por suerte, y a veces por desgracia, el orgullo del león es imbatible. Es lo que te ha hecho muchas veces levantarse, es lo que te ha hecho muchas veces seguir hacia delante. Hay una línea muy fina entre el ego y el amor propio y tú, tienes de los dos. Es mejor que no lo pongan a prueba, porque se van a llevar un chasco seguro…

Sliders

Eres leal, pero hasta la muerte

Tu lealtad te hará hacer cosas locas, te hará incluso que, por momentos, por no fallar a alguien, te falles a ti mismo. Los amigos son los amigos, la familia y es la familia, y harás lo que sea por la gente a que te importa incluso cuando sepas que esas personas quizás no lleven del todo razón. Pero te necesitan, y ahí estarás tú. ¿Qué hay que ayudar a enterrar un cadáver? Pues se hace… Tu eres esa persona, tu eres la persona de confianza de una gran mayoría…

Las cosas como son, siempre sale todo mejor a tu manera

Vamos a ver, no es que no aguantes los planes de los demás, lo que no aguantas son las formas que tienen para “intentar” convencerte a la fuerza de algo que no quieres, por favor, que tu ya tienes mucha escuela, que lo que otros piensan ahora ya lo pensaste tú el año pasado… Dios, lo que hay que aguantar… Pues eso, que las cosas mucho mejor a tu manera, cuantas veces te han entrado ganas de decir: “A ver, siéntense y vean primero, aquí llega el Rey”

Eres pura diversión, cuando todo está bien. A veces, incluso cuando todo está mal. Las cosas como son, tienes alma de niño y por eso siempre estás buscando nuevas experiencias que te diviertan, te lo quieres pasar bien, quieres reírte, además no tienes sentido del ridículo lo que hace que te lo pases quince veces mejor, es por eso que eres la persona favorita de muchos. El problema es cuando te sientes de bajón, cuando las cosas se vuelven negras (no es a menudo pero pasa), eso, eso se extiende como la peste, seguro que salpicará a más de uno.

Que te digan que te calmes es una de las peores cosas que te pueden decir, sobre todo porque el resultado siempre será todo lo contrario. Todos los leones y las leonas conocen su temperamento, sabes de sobra que puedes encenderte como una cerilla, en cuestión de segundos se ha prendido entera. Pues bien, decir a Leo cálmate en un momento en el que no está calmado es como meter un Mentos en una botella de Coca Cola, a los cinco minutos dejará de pasar nada, pero siempre después de haber escupido toda su rabia contenida hacia ti. ¿Cómo puedes llegar a calmarte después? A veces es un misterio incluso para ti…

Eres un romántico empedernido, pero eso sí, no un cursi, un blando o un friki, son cosas muy distintas. Te encantan los detalles, amas el amor, para ti, estar enamorado es algo que va más allá, tienes una mezcla entre arrogante y creído pero dentro de ti, hay un enamorado de la vida, alguien que cree en las relaciones eternas, para toda la vida, alguien que haría lo que fuera, y esto es totalmente literal, por la persona que ama.

Los leones y las leonas están en el TOP de casi todo! y punto!

  • Seguro por fuera, inseguro por dentro. Ya lo has aceptado, ¿y qué? A pesar de ese exceso de confianza que pareces tener y de la cual, a menudo presumes, en el fondo eres ese tipo de persona que necesita elogios curiosamente porque en el fondo, hay inseguridades que intentas que no vean la luz pero que al fin y al cabo siguen ahí. Si necesitas más atención que otros es sencillamente por eso, a pesar de que sabes lo que vales, a menudo se te olvida, y son los demás, realzando tus virtudes las que a ti, aunque ellos ni siquiera se den cuenta, te lo recuerdan…
  • Piensas en el futuro pero a la vez, eres muy impulsivo. Esto se traduce a: tienes un plan pero a la vez lo puedes cambiar unas tres veces al día, a no ser que sea algo muy muy planeado y pensado, que sólo lo cambiarás una vez. Eres una contradicción andante, el mejor consejo para esto es que en vez de tanto futuro te centres más en el presente, en el ahora, y punto, o si no, que culpes a las estrellas, al fin y al cabo tú no decidiste ser Leo…
  • A pesar de que eres muy independiente necesitas kilos de afecto, ¡toneladas! Eres muy fuerte, pero todo lo que tienes de fuerte lo tienes de sensible (débil jamás) y sí, aunque a veces es complicado atravesar esas espinas que te pones para que los demás vean lo duro que puedes llegar a ser necesitas mucho, mucho amor. Das demasiado y por eso tienes que recibir grandes dosis de cariño. Necesitas el calor de la gente tanto como el aire que respiras.
  • Tienes un imán para atraer los dramas, bueno, y para meterte en ellos. Tu vida amorosa se podría describir como una interminable telenovela, cada vez que te prometes a ti mismo terminar con una situación dramática te salen otros cinco dramas más a tu alrededor, es un círculo vicioso que no tiene fin, ya te has acostumbrado a eso, de hecho, si lo piensas bien, la vida sería bastante más aburrida sin ellos…

Eres demasiado honesto en ocasiones, demasiado… Eres conocido por decir verdades como puños, rozas la bordería y la actitud chulesca pero ¿no eres la verdad lo que pedían? El caso es quejarse, si no dices la verdad eres un mentiroso, y si dices la verdad te estás pasando en las formas, ¡Aclárense muchachos!

Por esto y por más, merece la pena ser Leo