Sabes que estás saliendo con Leo cuando conoces a la perfección cuales son sus puntos fuertes y sus puntos débiles cuando está enamorado. Como cada signo, tiene sus buenos hábitos y sus malos hábitos en una relación. Por ejemplo, Leo es una persona con un carisma y con un corazón enormes, pero también puede llegar a ser bastante celoso. Continúa leyendo para descubrirlos.

  1. Bueno: No jugará con tu mente nunca

Leo no se anda con tonterías, es bastante honesto y, sobre todo, es muy maduro. Puede que al principio le guste el coqueteo y las indirectas, pero cuando ya eres su pareja y ya existe confianza, todo cambia. Es una de esas personas que es lo que ves con tus ojos, ni más ni menos. No guarda secretos oscuros, lo que te tenga que contar, te lo contará. La honestidad de Leo es una excelente cualidad que se aprecia bastante cuando eres su pareja.

  1. Malo: No lo parece, pero es bastante celoso

Parece que es alguien independiente, y en realidad, lo es, pero no soporta que le traicionen y por eso es un poco celoso. No le gusta cuando tiene competir contra otra persona para proteger a la persona a la que ama. Si Leo ve que su pareja está coqueteando con otra persona, existe una gran posibilidad de que Leo se enfade y se ponga muy celoso. Una vez comprometidos, Leo quiere que su pareja se comprometa de verdad con la relación.

  1. Bueno: Te dará mucho amor y muchísima atención

Esto es lo que más le gusta a Leo de estar en una relación. En el amor, Leo es una persona que se entrega al máximo, hasta el punto de que te dará todo lo que necesites es mucho más. Es muy romántico y no tiene ningún problema en demostrar todo lo que siente por ti. Sabes que estás saliendo con Leo porque tienes toda su atención para ti. Cuando se enamora de ti, en su mundo no existe otra persona que no seas tú. Es increíble lo que Leo te hará sentir y lo especial que puede hacer cada segundo que pases a su lado.

  1. Malo: No soporta que le digas lo que tiene qué hacer

Mandar a Leo es como jugar con fuego. Es un líder nato y el vino al mundo para dar órdenes, no para recibirlas. Es conocido por odiar que le digan lo qué tiene que hacer. Incluso en las relaciones, a Leo le gusta tomar la iniciativa y le gusta estar con alguien que esté dispuesto a acatar sus normas. Lo que le pasa a Leo es que tiene que aprender a dejar de liderar tanto y a darse cuenta de que no siempre tiene que ser el que lleve el control.

  1. Bueno: Es muy leal una vez que se compromete

Es muy posible que a Leo le cueste un poquito comprometerse, porque valora mucho su libertad y no quiere perderla. Pero una vez que se dé cuenta de que está enamorado de verdad, no dudará en comprometerse. Y una vez que lo haga, se volverá la persona más leal del planeta Tierra. Solo tendrá ojos para ti y jamás traicionará tu confianza. Incluso permanecerá a tu lado en los peores momentos o cuando la relación no sea del todo buena. Pero su lealtad le hace no abandonar en ningún momento. Leo nunca se rinde.

  1. Malo: Es famoso por ser demasiado dramático

Leo tiene una vena dramática un poco peligrosa, lo que puede volver loco/a a su pareja. Todo lo que le pasa a Leo le parece el fin del mundo. Vamos, es todo un drama queen de manual. Tienes que dejar que sus tendencias dramáticas no influyen demasiado en tu vida y, sobre todo, controlar para que no influyan en la relación. Leo tiene mil virtudes, tiene mil cosas buenas, pero no es perfecto, y ese lado dramático te lo demostrará día a día.

2020-02-21T12:26:35+02:00