En definitiva, hasta que pasas por un momento duro te das cuenta de que hay gente que no vale la pena, da pena. La identificas porque te roban la alegría, estar a su lado es sinónimo de sufrimiento, incomodidad y envidias. Se acercan a ti porque quieren absorber toda tu parte buena, son los vampiros emocionales, pero te terminan desgastando también física y mentalmente. Estos signos del zodiaco, entienden de lo que hablo, porque a ellos no les fallaste, les confirmaste que no vales nada y esa es una lección que se llevarán toda la vida. Ya son contadas las personas que se merecen su atención, respeto y comprensión.

1.- Piscis

La verdad es que el corazón de un Piscis es tan mágico que no tiene tiempo de engancharse con el rencor. Sí, te va a perdonar, sin embargo, no te emociones, no lo hace por ti. Es por su bien, porque en el fondo ya no quiere nada de ti, quiere librarse de todo tipo de energía negativa que le provoques. Es un modo de autocompasión que se admira, porque aún en sus momentos más rotos elige estar bien, sano, con la mente limpia y la conciencia tranquila. No te preocupes, ni te desgastes en dar explicaciones, Piscis, sabe que no le fallaste, entiende que no vales nada y ante eso no hay manera de luchar.

2.- Cáncer

Sí, Cáncer es una presa fácil para los depredadores emocionales, porque tiende a darle todo a la gente a la primera. No lo hace porque necesite amor, es porque tiene demasiado para dar y porque se preocupa por el bienestar de la gente que lo acompaña. Sin embargo, el hecho de que sea complaciente y dulce, no es sinónimo de que va a permitir que le vean la cara. Sólo aquél que le ha roto el corazón a un Cáncer, sabe de lo que es capaz cuando su lado rencoroso se activa. Cuando se siente herido lo único que busca es que desaparezcas de su vida. Ahí su empatía queda en el olvido, porque no piensa ponerse en el sitio de alguien que no vale nada. No tiene nada que perdonarte, el karma se encargará de tu destino.

3.- Acuario

Vaya que te es complicado aceptar cuando alguien sólo llegó a tu vida para traicionarte. Y es que sueles ser muy especial a la hora de compartir tu lado vulnerable con alguien. De ahí que te termina doliendo el doble su mala acción, pero no eres de los que tira a la perdición por un amor o amistad, que lo único que hacen es robarte la calma. Desde el primer momento sacas a esa persona de tu vida, ya no existe, no importa lo mucho que se lamente nada volverá a ser igual. No es rencor y mucho menos odio, es que te diste cuenta de que no merece tener ningún tipo de emoción hacia alguien que vale tan poco. Mejor que se alejen, porque al final, terminarás pagando con la indiferencia. Y eso dolerá mucho más.

4.- Aries

Sinceramente, puedes reaccionar de la manera más cordial de forma verbal, realmente te esfuerzas en no perder la cordura, sin embargo… inevitablemente, Aries, tu lenguaje corporal dirá que ya no puedes con el coraje. Tu lado impulsivo se siente agredido, porque se pregunta una y otra vez, en qué momento le abriste las puertas a alguien que vale tan poco. La buena noticia es que se te pasa rápido, no eres tan cruel como para planear una venganza, tu intención no es lastimar a nadie, pero ya no vas a permitir que te lastimen a ti. Aries, es quien suelta todo tipo de resentimiento y al mismo tiempo arranca la página. No quiere disculpas, ya no valen nada, por más que se esfuercen en compensar el daño las cosas ya no volverán a ser como antes. No pidas perdón, lo que salga de tu boca para Aries es mentira.

5.- Géminis

No se vuelve más fácil perdonar, tú Géminis eres el que se ha vuelto más fuerte. Te has dado cuenta de tu verdadero valor y eso impide que te aferres a relaciones insanas. Pese a que eres uno de los signos más cambiantes, no vas por la vida dejando que la gente haga su desastre en ti y luego se marche como si nada. Eso de reciclar amores y amistades no está en tu código, quien te tiene en su vida que te aproveche, porque nunca se sabe cuando te está dando el último abrazo o beso. Puede que no seas tan especial cuando se trata de cosas pequeñas, pero no vas a perdonar cosas que te duelen y mucho menos hacer como que no pasa nada. Aunque ames con todo tu ser a la persona tienes muy claro que tu dignidad no está en juego.

6.- Sagitario

No es tan difícil de aprender, después de conocer a tantas personas te das cuenta de que si perdonas demasiado se acostumbran a fallarte. En su momento te duele, las lágrimas aparecen en tu rostro y quisieras que no fuera verdad, sin embargo, con el tiempo aprendes a soltar. No puedes aferrarte a alguien que no sabe ser leal, el tipo de persona que te ataca por la espalda y luego te pregunta qué te pasa. Ese Sagitario que aguantaba tanto ya quedó en el pasado, ya está listo para dejar ir, tanto que no le tienes que confirmar si le fallaste o no, no quiere excusas. Quiere que desaparezcas, que ya no intentes verle la cara porque ahora sabe que no vales nada. No te esfuerces en tapar el sol con un dedo, ten la valentía de enfrentar las consecuencias de tus actos. Es decir, perder a Sagitario.