Mientras el resto del mundo lucha contra aquello que no les permite ser feliz, Cáncer luchará para unirse más a lo que de verdad le hace feliz. Aunque sea algo mínimo, Cáncer siempre se aferra a esa esperanza para poder sonreír cómo a él/ella tanto le gusta. Y eso es lo que de verdad le hace ser especial. Un Cáncer cambiará el mundo al centrarse en aquellos en los que siempre están, en su familia, en sus amigos y en la que gente que siempre le rodea.

Cáncer funciona mejor cuando está cara a cara con los demás y por eso, lucha por aquello que puede ver con sus ojos y tocar con sus manos.

Mientras el resto lucha por injusticias, Cáncer lucha por mantener a la gente que quiere cerca y por hacer que todos los que le rodean se sientan queridos. El cangrejo no busca ser una persona que luche por la revolución, eso no va con él/ella, el cangrejo busca la paz, la armonía, la felicidad.

Te puede interesar: La razón por la que Cáncer es insuperable

Cáncer cambiará el mundo con muchísimo amor. Y hará todo lo posible para inculcar valores y principios poco a poco a la gente que le rodea. Cáncer quiere que el mundo se respete, se quiera y se cuide los unos a los otros, lo demás le da un poco igual. Sabe que la base para que todo funcione es el cariño y el empeño que le pongas a ello y que sin amor no se va a ningún lado.

Cáncer quiere que el mundo sea un lugar donde la gente pueda seguir viviendo en paz, que nadie sufra y que todos tengamos las mismas oportunidades.

Cáncer quiere cambiar el mundo, sí, pero para ello sabe que primero tiene que cambiar sus defectos y después cambiar los defectos de los demás. No puede ir dando lecciones de sabiduría a los demás, cuando el primero que tiene que aprender es él mismo. Y así, sin que nadie se dé cuenta, poco a poco, como una hormiguita, Cáncer irá haciendo del mundo un lugar mejor.