Si tú no haces algo para que tus días tengan un toque de magia, entonces, ¿quién lo hará? Piénsalo, a veces, cometemos el error de entregar el corazón como si fuera responsabilidad del otro cuidarlo. No permitas que un pensamiento, una persona o cualquier noticia tenga el poder de hacerte pedazos. Sé fiel a lo que sientes, a lo que realmente hace latir tu corazón, es la única forma de proteger tu amor propio. ¿Cómo actúa cada signo cuando dañas su amor propio?

1.- Aries

Aries es mucho más que un rostro fuerte, más que el alma arriesgada que siempre está lista para salir a cumplir sus sueños. Es determinado sí, pero también puede romperse de un momento a otro, sobre todo, cuando entrega el corazón. Aries lo da todo, su forma de amar es incondicional, simplemente confía en que el otro le va a responder de la misma manera. Sin embargo, llega un momento en el que su dignidad se ve manchada, cuando se esfuerza y se esfuerza, pero el otro no lo valora, ahí es cuando se dice que ya es suficiente. Cuando recoge sus lágrimas y levanta la mirada, porque no importa qué tan roto esté, Aries nunca se rinde. Le va a costar recuperar su amor propio, pero tarde o temprano lo hará.

2.- Tauro

Tauro puede llegar a ser tan noble que se le olvida poner límites sanos, ahí es cuando los parásitos se hacen presentes, deseosos de aprovecharse de su energía. Tauro puede sentir los crujidos en su corazón, le duele saber que las personas a las que les entregó su tiempo, su calma, sus sueños, simplemente los tiran como si fueran un montón de basura. Tauro se rompe, su gentileza se ve dañada y es ahí cuando se sienten indefensos, ¿cómo le hacen para volver a confiar? Después de tanto desgaste, de perder el control, de ser ellos los que siempre se tienen que disculpar, simplemente deciden que ya no más. Ahí es cuando cierran la puerta, no están dispuestos a seguir cediendo por personas que no valen la pena.

3.- Géminis

Géminis parece el ser más valiente de este planeta, el que pueden sacudir y aún así sigue de pie. Sí, es resiliente, la vida le ha enseñado que es todo menos fácil, pero eso no significa que muchas veces ya no pueda más. Hay momentos en los que Géminis siente que se ahoga, en los que su amor propio queda por los suelos. Cuando por más que se esfuerza no termina de recoger los pedazos de su autoestima. Ahí es cuando se hunde en el silencio, su mejor compañero, quien hace que recupere el ánimo de siempre. Géminis puede llorar lágrimas un día entero y al siguiente te demostrará que el que perdiste fuiste tú y agradecerá que hayas salido de su vida. Géminis se aferra a su amor propio, aunque esté hasta el fondo.

4.- Cáncer

Cáncer es la persona que se derrumba frente al ser amado, quien no puede con tanto dolor, porque no concibe que alguien a quien le entregó todo de sí mismo, no lo valoró ni un poco. Cáncer se fragmenta, siente que el respirar duele, que ese dolor en el estómago no pasará jamás. Cuando dañan su amor propio tiene días muy malos, se le va el tiempo en la melancolía, pero no te confíes, porque en el momento menos pensado se limpia la última lágrima y ahí es cuando te demuestra lo que es darle vuelta a la página como los grandes. Cáncer no vuelve a rogarte aunque el alma se le haga mil pedazos. Una vez que se recupera ya no hay marcha atrás. Decide quedarse consigo mismo y el amor que te daba, se lo regresa a su espíritu.

5.- Leo  

A Leo le cuesta sanar cuando le dañan el amor propio, porque no se da la oportunidad de dejar que las cicatrices hagan lo suyo. Leo es tan orgulloso, que no va a permitir que alguien que lo lastimó tanto, lo vea hecho pedazos. Así que disimula, es de los que llora por las noches hasta quedarse dormido, pero a la mañana siguiente se pone una sonrisa más bonita. Leo entra en batalla, porque se siente culpable, no se perdona fácilmente haberle dado tanto de sí mismo a alguien que no valía la pena. Sin embargo, eso no es para siempre, sólo es el principio para decidir el cambio y una vez que lo hace, ni siquiera intentes volver. Leo no da segundas oportunidades a alguien que daño lo más profundo de sus emociones.

6.- Virgo

Virgo es un signo práctico, pero cuando se trata de la autoestima y el amor propio, las cosas se le salen de las manos, es de los que da tanto que se olvidan de lo que realmente importa. De pronto, sus pasatiempos quedaron de lado, su sonrisa se apagó y descubre que está con alguien sólo por comodidad, porque no se atreve a terminar el ciclo. Así que se queda al lado de parejas, amigos, compañeros de trabajo, que cada vez lo hacen sentir menos. Se olvida de sí mismo, hasta que termina confundido viéndose al espejo y se encuentra con alguien que no reconoce. Ahí es cuando toma fuerzas desde las entrañas y simplemente no permite más. Virgo es muy determinante cuando levanta una barrera, no esperes que cambie de opinión.

7.- Libra

Libra es quien pierde el control de la balanza. De pronto, dañan su amor propio tanto que se lo termina creyendo. Son tantas las críticas, los comentarios, los malos tratos, que llega un momento en el que tristemente se acostumbra. Libra puede hundirse, sentirse la peor persona del mundo, pero ahí en la oscuridad de su depresión, encuentra el valor de levantarse. Ahí es cuando enfrenta a quien le hizo daño y le deja claro que no le volverá a permitir algo así. Libra se rompe, llora, grita, se enoja, consigo mismo y con todos, pero después recoge sus cenizas y se convierte en el ser más bonito. En el que siempre ha sido, el que ilumina, el que sana, el que se merece relaciones que sí le aporten.

8.- Escorpio

Detrás de un corazón fuerte, que ha superado tantas batallas, de un alma que carga cicatrices que de vez en cuando pesan demasiado, se esconde alguien que también tira la toalla. A veces, Escorpio siente que ya no puede más, la tristeza se convierte en su mejor compañía y es tanta la presión del resto, que termina aborreciendo todo. De pronto, no le gusta su cuerpo, su forma de ser, lo que hace y, es que cuando lo lastiman dañan lo más profundo de su ser. Sin embargo, llega un punto en el que lo libera, deja que ese viaje de su vida sea parte del olvido y ahí es cuando pone límites, cuando demuestra que está aquí para amar, para ser respetado y para que nadie más haga que se sienta igual de mal.

9.- Sagitario

Un alma divertida, de esas que se roban las miradas, de las que son capaces de cambiar vidas con solo una palabra. Sagitario es el signo que te reconforta con sentirlo cerca, pero hay momentos en los que se siente vacío. En los que se cree todo lo malo que le dicen y es que como todos tiene debilidades. Sin embargo, lo ignoran, hacen como que no pasa nada y se vuelven resistencia constante hasta que ya no pueden más. Una vez que deciden que nadie más volverá a dañar su amor propio no intentes rogar, porque no te dará una oportunidad que no te mereces. Sagitario es bondadoso y puede que hagas que se sienta inferior y lo controles, pero deja que se dé cuenta y te demostrará lo que es su ausencia.

10.- Capricornio

Capricornio es el obstinado del zodiaco, es quien brilla por sus ideas y también por la persistencia que pone en ellas. Sin embargo, cuando las personas que ama hacen que se sienta inferior simplemente se apagan. Ahí es cuando conocemos a un Capricornio triste, inseguro y con el autoestima arrastrando. Capricornio puede ceder por amor, pero llega un punto en el que se fastidian y deciden el final. Puede amarte con todo su ser, pero te prefiere mil veces lejos. Se va a romper un tiempo, pero cuando vuelva a recuperar su esencia entiende que no era él, era la persona con la que estaba, que sólo quería que se hundiera cada vez más. Sólo deja que Capricornio salga del caparazón.

11.- Acuario

Acuario realmente padece cuando alguien daña su amor propio, porque por lo general es un signo que tiene sus límites bien definidos, no deja que cualquiera entre a su corazón. Si lo hace es porque realmente confía en esa persona, pero se convierte en un arma de doble filo, porque si es alguien negativo y sólo quiere llenar sus días de críticas, diciéndole que no es bueno para lo que hace vibrar su corazón, simplemente lo rompe. Acuario puede sentir que no vale nada, se pierde en su soledad y empieza a volverse más reservado de lo normal. Sólo quiere que alguien comprenda lo que está pasando, no entiende cómo una persona que dice quererlo lo lastima. Pero aún hecho pedazos cuando se dan cuenta se alejan, no importa lo que sientan, te dejan, porque se quieren más a sí mismos.

12.- Piscis

El signo que muchas veces no puede más, pero se queda callado. El que va por la vida demostrando fortaleza y por dentro su alma tiene un crujido tras otro. Piscis es tan sensitivo que puede tomarse muy a pecho lo que le diga una persona importante. Cuando dañan su amor propio se sienten realmente poca cosa, ahí es cuando pierden la motivación, no confían en lo que creen ni en lo que sienten. Se vuelve todo tan vicioso, que hasta se sienten agradecidos por estar al lado de alguien tan abusivo. Sin embargo, llega un momento en el que extrañan su esencia, en el que quieren recuperar su lado imaginativo y creativo, ahí es cuando debes hacerte a un lado. Son pocos los que conocen la parte temeraria de Piscis, no va a querer ni escuchar tus explicaciones, simplemente quiere que te vayas.