Independencia, locura y originalidad. Acuario, es el signo que sigue las órdenes de Urano y un poco de Saturno. Es quien abraza su pensamiento profundo, quien tiene el don de controlar sus emociones y no va por ahí mostrando lo que le duele a cualquiera. Sabe cómo poner una enorme barrera para que no entren en su corazón. Es selectivo, prefiere su soledad antes de perder el tiempo en pláticas que no le aportan nada. Hay quienes lo describen como cruel, porque pocos conocen la bondad que hay detrás de su frialdad. ¿Cómo encaja Acuario con el resto de los signos? 

Aries 

La relación que puede surgir entre Acuario y Aries, es sinónimo de intensidad. Los dos le apuestan a la aventura y no les gusta seguir órdenes. Su energía nunca para, sobre todo, la de Aries, pero estar con Acuario le ayuda a buscar la tranquilidad de vez en cuando. Lo malo es que cuando el mal genio se hace presente pueden terminar en tremenda guerra. Los dos quieren controlar y tener el mando. Puede que la química al principio los mantenga en un cuento de hadas, pero…después de discusiones acaloradas llegan a decir cosas realmente dolorosas, que no van a olvidar de la noche a la mañana. Esto por sus personalidades dominantes y lo mucho que les cuesta el compromiso. 

Tauro 

Como el agua y el aceite, así es la relación que surge entre Tauro y Acuario. Digamos que Tauro es excesivamente tradicional para Acuario, le gusta plantear una rutina y seguirla sin excepción. Mientras que Acuario goza del cambio, las nuevas experiencias y siempre está pendiente de todo lo que es innovación. Además, Acuario puede ser un tanto distante para Tauro, que necesita tener la seguridad de que está invirtiendo su tiempo con la persona correcta. Eso sin contar que Acuario también tiene su lado terco y si hablamos de Tauro nadie le gana. Son los que se apasionan por estar juntos, pero lo que sienten no siempre es duradero, lo suyo se puede ir en un abrir y cerrar de ojos. 

Géminis 

Sin duda, la llama que surge entre Géminis y Acuario, es maravillosa. Son dos signos que quieren una conexión mental, social y emocional. Dos signos que nacieron el uno para el otro y que si se aman pueden tener un vínculo para toda la vida. Puede que compartan un tanto de inestabilidad, porque tienen un lado soñador, pero llega un punto en el que encuentran el equilibrio. Cuando se trata de besos, abrazos y caricias, la afinidad se nota. Se estimulan a nivel intelectual, pero también le hacen caso a lo que dicta su corazón. Lo suyo es sinónimo de aventura, de curiosidad. Se refugian el uno en el otro, para convertirse en mejores personas y una vez que se prometen lealtad la cumplen. 

Cáncer 

Un amor entre Cáncer y Acuario, en el que las artes estarán a la orden del día. Su vínculo honra la sensibilidad, es de ese tipo de encuentros que te enseñan a amar como si no hubiera un mañana, pero son fugaces. Cáncer es muy emocional para el gusto de Acuario y ahí es cuando no puede entender por qué se engancha tanto en todo lo que le sucede.  Acuario puede volverse muy distante cuando no sabe cómo solucionar la situación. Además, se siente atado en el momento que Cáncer empieza a hablar sobre el hogar, es quien honra la familia y no entiende una forma de vida tan liberal. Por su parte, Cáncer exige ternura, es un signo incondicional y un tanto temperamental, así que Acuario termina huyendo. 

Leo 

Acuario y Leo, sin duda su vínculo le apuesta más a la amistad. Ambos son muy necios cuando se trata de poner en práctica alguna idea. No obstante, Acuario tiende a sumergirse en sus ideas y se olvida del mundo entero. Leo puede sentirse poco valorado, es un signo muy demandante, está acostumbrado a que le den la atención a manos llenas. Ahí es cuando puede volverse un tanto hiriente, cuando su parte arrebatada toma el control y se olvida de todo, simplemente se deja llevar por el momento. Es un vínculo lleno de pasión, diversión y confianza, pero no se satisfacen a nivel amoroso. Lo suyo puede ser perfecto para tener un negocio juntos o una amistad incondicional. 

Virgo 

Virgo y Acuario, tienden a chocar todo el tiempo. La verdad es que cuando deciden estar juntos, es porque sus mentes terminan compartiendo similitudes, pero no son sus corazones los que deciden. Acuario queda cautivado ante la forma de ver la vida de Virgo, quien es muy meticuloso y siempre honra la perfección. Comparten agilidad, inteligencia y la independencia, pero… Virgo puede llegar a ser demasiado pesimista para Acuario, quiere seguir todo poniendo por delante la lógica y eso le quita el riesgo y la aventura del día a día. Su vínculo es algo pasajero, basta con que empiecen a hablar a largo plazo para que las diferencias griten que ya no pueden más. Encontrar el equilibrio se vuelve muy complicado. 

Libra 

Si hay dos signos que le hacen honor a la compatibilidad, sin duda, estamos hablando de Libra y Acuario. Los dos tienen un lado soñador, atrevido y dulce. No obstante, hay momentos en los que Libra puede llegar a ser emocional, porque de lo contrario se empieza a sentir fuera de lugar. Ambos tienen pasiones claras y no piensan dejarlas de lado por amor. Libra se vuelve una inspiración para Acuario, lo invita a compartir sus miedos, tristezas, sus metas, sin sentir el rechazo, porque no juzga, Libra siempre pone las cosas en la balanza y trata de encontrar las raíces de toda situación. El problema surge cuando tienen diferencias, los dos se callan lo que sienten para evitar discusiones y ahí es cuando acumulan heridas. 

Escorpio 

Acuario y Escorpio, son signos que ponen por delante la sinceridad, cuando deciden entregarse es porque realmente desean tener algo serio. Aunque Escorpio es un poco más intenso y emocional, quiere tener la seguridad de que todo va a estar bien y por lo mismo tiende a ser muy territorial. No siempre puede lidiar con la libertad de Acuario y ahí es cuando los celos se hacen presentes. Escorpio quiere sumergirse en la vida del otro y Acuario pone una enorme barrera porque no le gusta que lo presionen a hablar sobre lo que le aterra. Simplemente no llegan a un acuerdo y pueden caer en un círculo vicioso, sobre todo, cuando el lado temperamental de Escorpio aparece y se encuentra con la serenidad de Acuario. 

Sagitario 

Aunque muchos no lo sepan Acuario y Sagitario pueden encontrar su alma gemela en el otro. Y es que los dos son independientes, divertidos y tienen un lado optimista que los mantiene al pie del cañón en todo. Sagitario también tiene su lado intelectual y filosófico, así que pueden tener conversaciones infinitas, de esas en las que la madrugada los encuentra y quieren más. Sagitario se siente muy bien al lado de Acuario y es bien correspondido. Su relación es sinónimo de aventura, de imprevistos, pero muchas carcajadas. Incluso después de que deciden terminar les cuesta trabajo decir adiós, porque es tan fuerte la atracción mental, física y emocional, que fácilmente vuelven a caer. 

Capricornio

Acuario y Capricornio, una pareja que funciona mucho mejor como amigos, que como algo más. Y es que la diferencia entre los dos es más que clara.  Acuario es un experto en romper las reglas, le gusta ir en contra de lo convencional y siempre tiene la mente por los aires. Mientras que Capricornio es más práctico, sigue la lógica y ama lo que sea estructurado, es un signo que tiene los pies bien puestos sobre la Tierra. Capricornio no puede con la libertad de Acuario. Es paciente, pero cree que necesita invertir demasiado tiempo en Acuario, empieza a sentir que es su responsabilidad hacer que cambie, lo ve poco activo y se desespera. Mientras que Acuario detesta que le digan qué hacer. 

Acuario 

¿Qué sucede cuando Acuario se enamora de Acuario? Aunque puede ser la relación más extraña y un tanto distante del zodiaco, también puede llegar a ser tremendamente exitosa. Son dos signos rebeldes, optimistas y divertidos a su modo. Si hay algo que no soportan es depender del otro, esa es la razón por la que no están todo el tiempo encima del otro y la verdad es que lo agradecen. Su amor está listo para el cambio, no se enganchan en cosas del pasado y trabajan duro por lo que quieren. Ambos con ideas futuristas, que los mantienen con la esperanza de lograrlo todo. Dos Acuarios juntos son lo mismo que tener el doble en todo: diversión, aventura, distancia. Son dos almas libres que al final del día siempre deciden estar al lado del otro. Al final, de eso se trata el amor, ¿no? 

Piscis

En el momento que Acuario y Piscis, deciden unir sus vidas es como abrazar la creatividad, son sus pensamientos los que se entienden a la perfección. Aunque, para el gusto de Acuario, Piscis puede llegar a ser un tanto sofocante, porque es demasiado sensible y quiere estar cerca de la persona que ama. Sin embargo, Acuario marca su distancia y eso puede hacer que Piscis se sienta poco apreciado, confundido y con ganas de salir corriendo. Pueden tener un vínculo divertido y pasional, pero si buscan algo serio necesitan dejar claras las cosas porque pueden tomarse las indiferencias muy a pecho y terminar con heridas crueles. Piscis siente que da demasiado y nunca es suficiente para Acuario.