Entre más prohibido mejor, Sagitario es el signo que goza al romper las reglas, el alma libre, soñadora y con una sed de aventura insaciable. Dicen, que le cuesta lidiar con el compromiso, pero la verdad es que son pocos los que logran navegar en lo más profundo de sus emociones. ¿Cómo encaja Sagitario con el resto de los signos? Hay quienes no toleran su parte inquieta y otros que quedan hipnotizados con su manera de ver la vida. 

Aries 

Dos almas que juntas pueden crear una llamarada infinita, cuando los ves juntos ves impulsividad, aventura y ganas de desafiar todo lo que la vida les tenga preparado. Son los que se leen de pies a cabeza, a los que se les nota la química increíble. Tienen un lado temerario, pero también sensible. Al principio su relación es intensidad pura, ponen por delante el optimismo y el entusiasmo para superar el día a día. Sus cuerpos se entienden, son la pieza que ambos necesitan. El problema es que cuando las discusiones se presentan, lo que parecía algo insignificante se convierte en lo peor, porque son muy explosivos. 

Tauro 

La relación entre Sagitario y Tauro es muy clara, hay química o no la hay, eso se ve desde un principio. La verdad es que son signos que tienen maneras de ver la vida completamente diferentes, lo que puede ser sinónimo de conflictos constantes. Llega un punto en el que Sagitario se siente atado por las exigencias de Tauro, porque quiere que pare un poco, cree que su día a día es muy inestable y eso lo hace entrar en conflicto. Tauro es un signo que le apuesta a la rutina, quiere tener la seguridad de que las cosas no van a cambiar y Sagitario vive en constante cambio. Es posible que pasen un buen rato, se van a divertir al principio, pero descubrirán que son como el agua y el aceite. 

Géminis 

A simple vista puede parecer que Géminis y Sagitario tienen todo en común. En un principio sí mantienen conversaciones eternas, ambos son competitivos y su intelecto sobrepasa el del resto. Sin embargo, pueden ser más amigos que amantes. Y es que cuando deciden apostar al amor se hace presente una rivalidad absurda, a ninguno de los dos les gusta recibir órdenes. Géminis es cambiante, pero también le gusta comprometerse cuando realmente ama a la persona y Sagitario no goza de tanta estabilidad. El vínculo puede volverse desgastante, no quieren lo mismo y muchas veces no lo dicen pero van acumulando rencores innecesarios. 

Cáncer 

Sin duda, la relación entre Cáncer y Sagitario, es lanzar una moneda al aire, realmente nunca sabes lo complicada que puede llegar a ser. Sagitario no puede lidiar fácilmente con la parte emocional de Cáncer, no entiende cómo le cuesta tanto dejar ir y detesta los dramas. Por su parte, Cáncer puede llegar a ser muy demandante para la manera tan liberal en la que Sagitario ve la vida. Cáncer quiere tener la seguridad que está con alguien que honra el hogar y la verdad es que Sagitario no pasa mucho tiempo ahí. Cáncer puede sacar su lado temperamental e impaciente, lo que puede provocar que termine con la relación de la noche a la mañana. 

Leo 

Leo y Sagitario, pueden ser un tanto compatibles, siempre y cuando Leo no exagere su parte controladora. Leo es un signo bastante demandante, no entiende de grises, quiere que le den toda la atención o simplemente no quiere nada. Sagitario no puede sentir cadenas porque empieza a huir de la relación. No obstante, ambos son sociales, aventureros, dinámicos y encantadores. Tienen pasión por la vida y un lado intenso que se ha vuelto la clave para ir abriendo una puerta tras otra. Su vínculo es ardiente, liberal, pero no tiene muchas esperanzas a largo plazo. Leo se empieza a sentir inseguro y poco a poco hace cosas para sabotear la relación. 

Virgo 

Virgo y Sagitario, es una de las relaciones en las que el respeto no falta, pero la química no es suficiente. Virgo es el signo de Tierra que siempre pone por delante el orden y le gusta que todo luzca perfecto. Mientras que Sagitario no pierde el tiempo en eso, al contrario, le parece demasiado superficial. Sagitario puede sentirse abrumado por la forma tan estricta en la que Virgo avanza. De alguna manera es más sensible que Virgo y no entiende por qué no se puede relajar por lo menos un poco. Sagitario rompe con la seriedad, con las reglas y le apuesta a la adrenalina. A Virgo le cuesta dejarse llevar, si no tiene un plan siente que está fuera de lugar. 

Libra 

Sin duda, la relación entre Libra y Sagitario, es bastante prometedora. Cuando están juntos las carcajadas no pueden faltar, les gusta experimentar cosas nuevas y la química es  más que evidente. Ambos son muy inteligentes, amables y tienen un lado divertido y riesgoso. El problema es que también son impacientes y honestos, lo que puede provocar que durante las discusiones se digan cosas bastante hirientes. Libra tiene un espíritu viajero, pero le cuesta dar el primer paso y en este caso Sagitario se convierte en su inspiración. La verdad es que se hacen amigos en un período de tiempo corto. Sin embargo, Sagitario no sabe lidiar con la indecisión de Libra. 

Escorpio 

La relación entre Escorpio y Sagitario, es sinónimo de honestidad. Lo malo es que Escorpio puede ser un tanto exigente para Sagitario, la verdad es que pierden el control fácilmente y cuando su lado oscuro se hace presente, no se tocan ni tantito el corazón. Sagitario no sabe cómo lidiar con tanta intensidad, ahí es cuando empieza a sentirse abrumado y sólo quiere respirar profundo y escapar. Eso sí, es un vínculo muy físico, la atracción es muy fuerte entre los dos y esa puede ser una de las razones por las que los celos se hacen presentes en el momento menos indicado. Digamos que en la cama todo es perfecto, pero fuera de ella son un problema. 

Sagitario 

¿Qué pasaría si un Sagitario y otro Sagitario se encuentran? No todo es lo que parece. A simple vista podríamos pensar en el vínculo perfecto, pero en realidad se vuelve algo que honra la monotonía. Sagitario quiere lo que le cause reto, no sabe lidiar con alguien que es exactamente igual a él, porque todo se vuelve predecible. Además, es una relación poco segura, porque en el momento que cualquiera de los dos se sienta fuera de lugar, simplemente saldrán corriendo sin decir adiós. Se pueden divertir por un buen rato, pero difícilmente van a funcionar después de un tiempo. Estos dos funcionan más como amigos. 

Capricornio 

El vínculo entre Capricornio y Sagitario no es precisamente sinónimo de éxito, al contrario, se vuelve un tanto competitivo, porque son tan opuestos que la envidia se puede hacer presente. Lo cierto, es que Capricornio es demasiado constante y disciplinado, pero a Sagitario no se le da muy bien y puede ser la principal razón de sus problemas. Capricornio etiqueta a Sagitario como irresponsable y poco comprometido. Sagitario es así, le gusta ver el lado positivo y hacer reír a quien ama, pero Capricornio puede considerar que toma todo a juego. Son signos independientes pero cada uno a su manera. 

Acuario 

El lazo entre Acuario y Sagitario, es poco estable, porque cuando están juntos sus ideas vagas se encuentran y no buscan precisamente la estabilidad. Acuario es quien se pierde en un cúmulo de ideas, tiene una forma muy filosófica de ver la vida. Mientras que Sagitario le apuesta a la creatividad, pero también se aferra a su lado inteligente. Digamos que como amigos son una excelente asociación, sinónimo de éxito. Sagitario es muy directo y Acuario puede darle poca importancia a lo que dice porque se pierde en su mundo. Si hay amor pueden llegar a tener algo a largo plazo, pero es una relación muy liberal, todo aquello que rompe con lo convencional. 

Piscis  

Así de simple, la relación entre Piscis y Sagitario, no es una buena idea. Es posible que a simple vista se enamoren de una forma profunda, del ideal que sólo existe en sus cabezas. Es algo que puede durar muy poco, una vez que se enfrentan con la realidad todo se acaba. Sagitario no siempre pone por delante la compasión y eso puede ir en contra de la empatía de Piscis. Este último se pierde en su propio mundo y Sagitario quiere salir a disfrutar de cada rincón real. Sagitario siempre ve el lado bueno de las cosas y es muy común que Piscis  sea pesimista. Además,  Piscis quiere algo más profundo, en donde las almas se involucren y Sagitario odia las ataduras, no es fácil que compartan su lado vulnerable, incluso después de años.