Mucha gente dice que el Sol se ve en el cuerpo, pero la Luna en tu alma. Somos Luna, sobre todo, las mujeres, tenemos un vínculo increíble hacia su brillo. Es nuestra guía mística pero a la vez nos mantiene con los pies en la Tierra. La Luna es hogar, es calidez, es la calma de la noche y tiene el poder de llenarnos de energía. Esa es la razón por la que cada una de sus fases nos afecta mental y emocionalmente, ¿cómo? Tal vez no eres tú, tal vez es la Luna que no está a tu favor. ¿Cómo nos influyen mental y emocionalmente las fases de la Luna?

🌑 Luna nueva 

El momento en el que el Sol y la Luna deciden colocarse en el mismo lado de la Tierra. Cuando la Luna nueva aparece es una invitación de retiro, en especial para las mujeres, es ahí donde puedes aprovechar los nuevos comienzos. Darte un descanso para recuperar fuerzas, alejarte de las personas negativas, que sólo te absorben lo bueno. La Luna nueva nos limpia, es borrón y cuenta nueva para nuestra mente, echar toda esa basura que no nos deja avanzar. Cuando llegue la Luna nueva aprovecha para desconectarte, para estar contigo mismo, escucha a tus sentimientos, ¿qué es lo que quieres? Cancela todo y date la atención que te mereces. 

🌒 Luna creciente 

El momento en el que el Sol se acerca a la Luna Nueva, todo se ilumina y podemos ver la hermosa media Luna. Es la creciente, la que está llena de fe y deseos. Después de que pediste a la Luna nueva, ahora viene la cultivación de la semilla. La Luna creciente es la que te permite dar esos pasos que tanto te atormentan, ideas que llevan un tiempo dando vueltas en tu cabeza pero no se concretan con hechos. El Universo te escucha, tiene presente el proyecto, pero necesita que te motives, que empieces a hacer pequeños avances para que puedas ver resultados. 

🌓 Primer cuarto de Luna (o cuarto creciente)

Una vez que se marcha la Luna nueva, viene el primer cuarto, una semana después. Es el tiempo de lucha, en el que nuestros deseos y sueños, se ven nublados. Nadie dijo que sería fácil, los obstáculos se hacen presentes y empezamos a vivir días complicados, esos es lo que sientes que no te sale nada bien. No temas a los desafíos, porque detrás de ellos hay grandes cambios, estás preparado para todo lo que te tiene la vida, confía en tus decisiones. Sé firme en tus convicciones, aprovecha para hacer tareas pendientes, escribe tus pensamientos y empieza a desechar cosas que no te dejan avanzar. 

🌔 Luna gibosa creciente

A un paso de convertirse en Luna llena. La Luna gibosa creciente es la que tiene el don de aclarar todo a tu alrededor, un baño de realidad. Es posible que sientas que tus emociones están descontroladas, porque te darás cuenta que las cosas no salen como siempre queremos y eso puede hacerte vivir en la frustración. No te rindas, es para que aproveches y definas lo que realmente vale la pena. Es posible que hagas algunos sacrificios, pero son necesarios para tomar nuevos aires. 

🌕 Luna llena 

Justo cuando el Sol y la Luna están en lados contrarios de la Tierra. Esto provoca que también los signos del zodiaco estén opuestos, así que es muy normal vivir como en una montaña rusa cuando sucede, nos cuesta más de lo habitual mantener el equilibrio y nuestro humor está más temperamental que nunca. Es necesario que intentes mantener la calma, está bien si quieres exteriorizar todo, gritar, correr o cualquier otra actividad que te ayude. No olvides que en las crisis siempre hay oportunidades. 

🌖 Luna gibosa menguante 

Aparece después de una Luna llena, poco a poco la iluminación desaparece. Entonces la Luna está bañada en agradecimiento, convivio y mucha alegría. Aquí es cuando puedes aprovechar para pasar tiempo con los tuyos. Es cuando te das cuenta que el esfuerzo siempre vale la pena, incluso puedes llegar a ver con buenos ojos a las personas mal intencionadas. Es una fase de amor, romanticismo y retribuir todo lo bueno que ha dado la vida. 

🌗 Luna cuarto menguante 

Algunos le llaman la Luna del último trimestre, la Luna se hace más pequeña. Pero espiritualmente es el momento de liberación, date la oportunidad de soltar, deja ir todo eso que no te deja avanzar, las malas relaciones, las malas amistades, el trabajo, las deudas, ¡respira! Hay que perdonar, deja de guardar rencor, es la Luna que te invita a la depuración emocional. Tal vez te sientas triste, feliz, enojado, no te reprimas, deja que tu sentir se haga presente. 

🌘 Luna menguante 

Una pequeña fracción iluminada, a un paso de volver a ser Luna nueva. Ahora sí, si quieres tirar la toalla está bien, si quieres no saber nada está bien. Es la oportunidad que te da la vida para descansar y tomar las riendas de tus días. Después de un ciclo lunar vienen cosas buenas, un nuevo ciclo, una nueva vida. Sé humilde ante el Universo y abre los brazos, el corazón y el alma para que te entregue todo lo que te mereces. 

Así es cómo nos influyen mental y emocionalmente las fases de la Luna, ¿notas su poder? ✨