¿Cómo reconocer a Tauro?

Lo que más te sorprenderá del Toro es su solidez y resistencia. Es como una barrera extremadamente difícil de atravesar. Tienes que conocerlo muy a fondo para empezar a comprender cómo es realmente porque no sacará su forma de ser con todo el mundo a la primera. Su actitud al principio es fuerte y también se aprecia que es bastante prudente. Pero eso es sólo al principio.

Si has llegado a hacer que se irrite mucho, probablemente es que has estado provocándolo demasiado, hasta que ha estallado. Es muy raro que un Tauro agreda al otro, sólo busca tranquilidad y, en muchas ocasiones que lo dejen sólo, pero hay que recordar que si lo molestas y lo perjudicas de manera constante sacará una furia violenta que te dejará helado.

Tauro es capaz de controlarse a si mismo durante días, pero todo tiene un límite, y, aunque el del toro tiende a tardar en alcanzarlo, acaba por llegar. Cuando esto pasa, lo mejor es que te apartes porque destruirá TODO lo que encuentre a su alrededor. Una vez has picado al toro, no puedes calmarlo, de eso seguro. Tauro no va a enfadarse un poco. Si se enfada, arde Troya.

Pocas veces lo verás preocupado o nervioso por algo. No es de esas personas. Si algo no le sale como quería lo encontrarás algo afligido pero no más. Sabe asimilar las cosas como vienen y aunque cuesten o duelan, las supera. SIEMPRE.

¿Por qué Tauro es un buen signo?

  • Es honesto y fiel a sus principios, no hará nada que no crea firmemente que debe de hacer
  • Camina despacio para construir su futuro, pero eso sí, no se frena nunca
  • Se puede confiar en Tauro, es capaz de fallarse a sí mismo antes que traicionar a alguien que quiere
  • Siempre se levantará de cualquier problema que tenga, tiene la fuerza, sólo buscará la forma de hacerlo
  • Consigue lo que quiere en el 90% de la veces, es constante con sus cosas, necesita alcanzarlas como sea
  • Busca estabilidad y paz interior así que lo verás pocas veces haciendo el loco o metido en conflictos

  • Tiene fuerza de voluntad, debido a que no cambia de opinión fácilmente, lo que dice, lo hace, aunque le cueste

  • Es tranquilo y apacible, no empezará casi nunca ningún enfrentamiento o discusión