Terminar con una relación no es una decisión que se tome de la noche a la mañana. Aunque sea de manera inconsciente, el proceso empieza antes. Y cuando la idea de cortar y comenzar un nuevo camino separado de la otra persona llega a materializarse  ya es demasiado tarde para dar vuelta atrás. Vivirlo desde dentro, es una situación complicada, pero si estás atento puedes ver los signos que indican el desenlace. Aunque algunas veces no puedes hacer nada al respecto, al menos no te pillará por sorpresa. ¿Cómo se comportan los signos justo antes de romper una relación?

Aries 

Es muy raro que Aries finja algo que no siente. Y no se anda con sutilezas, te hará ver que ya no siente lo mismo. Por esto, cuando se acerca el momento de romper una relación, Aries se mostrará muy irritable y expresará su decepción, porque realmente él pensaba que estaría contigo el resto de su vida. Tendrá rabietas como un niño pequeño, y algunas ni siquiera él sabrá de dónde vienen.

Pero sus actitudes algo infantiles no quieren decir que no tenga la fuerza suficiente para cortar de raíz algo que no funciona. Sobre todo si empieza a descubrir detalles que no le gustan, y si duda de tu fidelidad. Porque si hay algo que Aries no soportará es ser engañado. Si le has dado motivos para pensarlo prepárate para la ruptura. Por cierto, no intentes hacerle ver que se equivoca porque nunca lo admitirá.

Tauro

Antes de romper, Tauro adopta una posición muy fría. Silenciosamente toma un lugar del que será imposible moverle. Se enfada y permanece callado durante días. Pero para Tauro romper es muy difícil porque antes de empezar a salir se aseguró de que esa relación era lo que realmente quería. Se ha abierto, ha sido romántico y cariñoso a pesar de que le cuesta, así que no tirará todo por la borda al primer problema. Pondrá a prueba la relación durante un tiempo, te demostrará lo que le molesta, con lo que no está a gusto, y lo verás de manera muy clara. Si está en la fase silencio seguramente ya sabrás qué es lo que ha pasado para que haya tomado esa actitud. 

Tauro puede aguantar unas cuantas situaciones desagradables, pero no tiene paciencia infinita. En cuanto descubra que la relación le da más disgustos que alegrías terminará con ella.

Géminis 

De la noche a la mañana, en menos de una semana, pequeñas rabietas estarán en el día a día. Puedes confundirte y tranquilizarte pensando que es otro de sus cambios de humor normales. Pero no. Estas rabietas tienen otro matiz. Reproches sin mucho fundamento, tanto que podrías pensar que tiene ganas de romper toda su vida y empezar de cero siendo totalmente diferente. Pero romper sería un cambio demasiado absurdo, ¿no? Pues no, es justamente la idea que está empezando a germinar en su interior, dale unos días y la relación será historia. Para Géminis tiene sentido, hay cosas que llevan un tiempo gritándole por dentro, inseguridades, no estar de acuerdo con algunas actitudes, problemas con el sexo… Pero no te va a dar muchas explicaciones, ya te lo dejó caer en el pasado alguna vez. Géminis piensa mucho y lo dice en voz alta, si su pareja lo ha pasado por alto quitándole importancia, seguramente no vea venir la ruptura definitiva, pero esto no es culpa de nuestro querido signo de aire.

Cáncer 

Cáncer aguanta mucho sí. Las discusiones con Cáncer, los dramas, están a la orden del día, pero eso no significa que vaya a romper la relación. Cuando el problema es serio a Cáncer le duele tanto que se bloquea por un tiempo. ¿Sabes eso que dicen de los terremotos? Mientras los haya pequeñitos, aunque sean seguidos, el grande y catastrófico no vendrá. Porque la tierra va liberando energía poco a poco. Pues Cáncer, nuestro signo de agua, avisará poco antes de soltar la ola de su tsunami. Es probable que el único signo claro que puedas ver, en el caso de que lo haya, sea que está fijándose en otra persona. Pero esto nunca te lo dirá, quizás lo sepan sus amigos más cercanos. Si encuentra a otra persona con la que crear un hogar, no se pensará dos veces la ruptura. 

Leo

Leo empieza a distanciarse y a conocer nuevas personas cuando siente que su pareja ya no le llena, o no le trata como se merece. Le dedicará más tiempo a sus aficiones y a sus amigos hasta tal punto que dejará de ver a su pareja por estar en otro lugar donde él sienta que puede brillar y divertirse. Leo no dirá lo que siente claramente hasta que no sea evidente que prefiere pasar el tiempo en soltería, o que ya ha conocido a otra persona. Puedes estar atento a su manera de comportarse en público cuando está contigo. Puede que te lleve a sus quedadas por compromiso y eso se nota. Si no te hace mucho caso y parece irascible cuando quieres estar a su lado, ten por seguro que hay algo que no funciona. Su cara de mal humor lo dice todo.

Virgo

Virgo necesita razones concretas para romper una relación. Que se le presente algo muy claro señalándole un necesario final. Si esto no se presenta, y Virgo ya no está a gusto con la relación, tardará bastante en pasar a la acción. Pero no dudes que al final hará lo correcto. Mientras tanto se aislará y se mostrará distante. Ambos tendréis tiempo para pensar y mover alguna ficha en el tablero si es necesario. Si esto no ocurre, quizás haga planes para encontrar cuál es el mejor día, el mejor momento que no le trastoque mucho su agenda para decirle adiós a su pareja. Virgo sabe que romper una relación implica unas semanas de drama y hay veces que no es el mejor momento para poner la vida patas arriba, pero también se da cuenta de que después de la tormenta vendrá la calma y seguramente será mucho más productiva.

Libra 

Para Libra, enfrentarse a una ruptura es muy difícil porque ni siquiera él lo tendrá claro. Pero notarás pequeños gestos que dan a ver que algo puede ir mal. Por ejemplo, llegará tarde a las citas, o las pospondrá, y si vive contigo tardará el doble en volver del trabajo. Quizás no te lo diga claro a la primera, deje que sigas pasando tiempo con él, pero tú notarás un claro distanciamiento mientras elige la mejor manera de decirte que quiere pasar página. Es un signo de aire y eso hará que intente comunicarse, hablar las cosas antes de tomar la decisión, pero se andará con rodeos, su pareja tendrá que leer entre líneas. Si un Libra toma una decisión drástica, será porque la otra persona no le importaba mucho, o porque algo le ha dolido demasiado. Pero esto no es lo habitual. El proceso de ruptura definitiva puede ser más largo de lo que imaginas.

Escorpio

Si un Escorpio ya no es feliz en una relación, su drama de vida se acentúa. Sus miradas son más asesinas y sus palabras más crueles. El dolor se le va de las manos, eso se convierte en rabia, una rabia que cuesta controlar. Puede que tarde en romper una relación con una persona por la que ha sentido tanto, no puede hacerlo de raíz, es algo que le cuesta mucho. ¿Pero seguir siendo fiel? No cuentes con ello. Escorpio no se lo pensará si se le presenta una oportunidad que le traiga algo de distracción, un poco de calor humano, de pasión fuera de esa relación que ya no funciona. Y que no te confunda con detalles que vienen del remordimiento, como regalos desorbitados o invitaciones sin una causa conocida…

Sagitario

Si hay posibilidades de que un Sagi esté pensando en ruptura, va a ser difícil que te des cuenta. Durante un tiempo bastante largo, hará como que no se da cuenta de los problemas, o parecerá que no le importan. Incluso les dirá a sus amigos que no le importa los evidentes problemas que ellos le señalan en su relación, dirá que son cosas que pasan y que hay que querer a cada uno como es. Puede que se vea reflejado en otra pareja que acaba de romper y bromee quitándole importancia y seriedad al asunto. Pero ¡Que no te engañe! Sagi sabe perfectamente lo que está pasando, y de la noche a la mañana puede explotar, romper echando en cara cosas que pasaron hace años. Así, de manera brusca, súbita, la relación habrá acabado para siempre.

Capricornio

Durante un tiempo te indicará detalles que no le gustan, Capri es de los que piensan que el que avisa no es traidor. Pero tampoco tendrá muchas esperanzas en que cambies, porque Capri es realista y sabe que poca gente cambia, y menos por otra persona. Así que mientras pone falta a cada detalle que encuentre, (llegar tarde a alguna cita, no hacer algo que habías prometido, no cuidar algún aspecto de la relación…) estará programando en su agenda el mejor día para romper. No lo hará en medio de tu época de exámenes, a no ser que haya descubierto una infidelidad, esperará a que termines para no ser el culpable de tu fracaso. Si vivís juntos puede que antes de dejarte ya haya trasladado alguna maleta a su nueva residencia, si no ha empaquetado cosas tuyas, que también podría ocurrir. No es frialdad, es practicidad. 

Acuario 

Acuario es muy dado a desaparecer de un día para otro, un día algo le provocará más miedo del que pueda soportar y no volverá a darte ocasión de hablar con él. Las señales serán claras, comentarios sobre sentirse saturado de mensajes, quejarse de falta de libertad. Acuario se siente atraído por personas que tengan algo especial, que sean diferentes, y si considera que su pareja no lo tiene empezará a desilusionarse, a no contar con ella para nada, a vivir una vida paralela e incluso a ser infiel. Para cuando se de cuenta de esto, la relación ya casi habrá terminado, y solo le quedará dejar de hablarte, decirte adiós sin muchos dramas agarrándose a algún acontecimiento que sea la gota que colme el vaso. Algo que ya no se vea capaz de soportar, ni le apetezca intentarlo.

Piscis

Piscis va a posponer cualquier ruptura, enfrentarse a la realidad de que algo no va bien, es duro para alguien a quien le gusta estar en su mundo de paz y desconexión. Pero tampoco esperes que se calle las cosas. Se quejará de lo que no le guste, llorará una y otra vez, pero se agarrará al amor que siente. El amor puro y romántico que solo un Piscis puede sentir. El peligro es que ese amor esté desapareciendo. Así es, Piscis termina una relación cuando siente que no hay amor. Si salen de su boca reproches como “en realidad tú no me quieres”, o algo extraño en él como “ya no sé lo que siento”, su pareja se puede echar a temblar. No creas que estará ya pendiente del siguiente crush, porque Piscis será fiel hasta el final, pero quizás sienta unas cosquillitas al ver a otra persona, y esto es la señal de que el amor anterior ha terminado. Ante todo Piscis es fiel a lo que hay en su corazón, aunque oculte sus emociones a ojos de los demás, y si siente algo profundo por otra persona no hay muchas esperanzas para la relación anterior.