A pesar de que los signos de aire tienen muchas características en común, son diferentes. Los Géminis, Libra y Acuario son personas divertidas y muy sociables, les encanta comunicarse con los demás, en el fondo son signos muy sensatos aunque a menudo tengan arrebatos y episodios coléricos. Prefieren actuar con la palabra siempre, razonando, con conocimiento. No están acostumbrados a analizar en profundidad sus emociones ni tampoco hablan abiertamente con los demás sobre ellas. Se guardan todo lo que les sucede bien adentro y se aseguran de que sean pocos los que sepan qué es lo que albergan sus sentimientos, son mucho más profundos de lo que la gente piensa.

GÉMINIS

De los tres signos de aire, Géminis es el más inquieto y cambiante, es el más hiperactivo, no puede estar quieto más de diez minutos con algo si ese algo es aburrido y no es interesante. Se relaciona con unos y con otros, tiene un millón de personas conocidas y le gusta estar en contacto con ellos, pero no, no se “casa” con nadie. Es capaz de venderte lo que sea, tiene un don con la palabra. Puede haber épocas en los que no se le vea el pelo, y a la vez, puede haber otros momentos en los que esté pegado a ti día y noche. Se cansa muy rápido de las cosas. Es excesivamente curioso y a veces la curiosidad le lleva a adentrarse donde no debe, pero le puede más el saber, el conocer. Géminis no tiene miedo jamás de cambiar su camino, por eso hoy puede estar aquí y mañana allí, se mueve por sensaciones, y si algo le disgusta no tardará en agarrar sus cosas y dar media vuelta para emprender otro viaje más divertido. Puede hablar muchísimo, pero no hay que olvidar que tiene una dualidad muy marcada desde que nace, por lo que puede ser la persona más feliz de la tierra un minuto y la persona más depresiva al minuto siguiente. Es versátil y se adaptará a cualquier cosa, por muy complicada que sea, por muy imposible que parezca.

LIBRA

De los tres signos de aire, Libra es el más romántico y emocional. Busca la paz y la tranquilidad en cada paso que da en la vida, le gusta rodearse de personas que no son demasiado estridentes, que no buscan llamar la atención constantemente. Libra es el más diplomático de los tres, siempre intentará ver todos los lados de cualquier situación, es un signo que escucha, que quiere intercambiar opiniones, que le gusta nutrirse de nuevas experiencias, de historias vividas por otros. Para Libra, la armonía se consigue muchas veces dando y recibiendo por igual, por eso se frustra muy a menudo cuando cree que da mucho y que no recibe lo mismo a cambio. No es tarea fácil para Libra darse cuenta y sobretodo, aceptar, que el mundo en sí es egoísta. Libra es esa persona encantadora, sociable y capaz de convencer a los demás con sus dulces argumentos. No alzará la voz nunca si no es preciso, pero sí debatirá, y mucho, si dices negro, Libra te dará mil y una razones para que veas que el blanco quizás sea mucho mejor; si eliges blanco hará lo mismo pero a la inversa. No lo hace porque simplemente quiera quitarte la razón, lo hace para que seas capaz de abrir tu mente a un mundo en el que nada es lo que parece si se mira con diferentes ojos. De los tres, Libra es el que más potencial tiene para conseguir lo que quiere con sus encantos, físicos o intelectuales.

ACUARIO

De los tres signos de aire Acuario es el que más misterio encierra en sí mismo. Es el signo más independiente y a veces hay que sacarle lo que quiere, lo que siente, lo que se le pasa por la cabeza casi a la fuerza, porque es muy hermético en cuanto a sus sentimientos se refiere. Conoce a multitud de personas pero es el menos propenso a comunicarse con ellas. Es el más impredecible y nunca se sabe cómo va a actuar, qué es lo que va a decir, y cómo ejecutará lo que tiene en su cabeza. Es muy creativo, y muy rebelde, si a todo el mundo le gusta algo, Acuario se irá hacia el otro lado, y empezará a trabajar y a fijarse en eso que no le gusta a nadie para acabar convirtiéndolo en algo mucho mejor que luego gustará al resto. Rompe con los cánones, rompe con las tradiciones, rompe con lo común, rompe con lo establecido. Insiste en la creación de sus propias reglas y le da igual que el mundo lo siga. Acuario es de los tres el signo más comprometido con una causa, es decir, cuando realmente encuentra lo que quiere y desea hacer, lucha fervientemente por ello y no cambia el rumbo por complicado que parezca.

En definitiva, se podría decir que Géminis es el más inquieto e inconstante, Libra, el más emocional y diplomático y Acuario el más misterioso y rebelde.