Hay besos que lo dicen todo, que se impregnan hasta lo más profundo de tus emociones. Besos que llegan como si nada y te hacen sentir todo. De esos que te dan calma y adrenalina con la misma intensidad. Son pocos los que conocen el arte de mover los labios para erizarte más que la piel. Son de los besos que no se olvidan, que te dejan tatuado su nombre. ¿Quieres saber cómo tienes que besar a cada signo para que no te olvide?  

Aries 

Aries es sinónimo de riesgo, de aventura, es un reto para cualquier boca. No se conforma y siempre quiere más. Un signo que tiene sed de amar, de entregarse, de hacerte estallar en todos los sentidos. Goza del contacto físico, no quiere que sea a la primera, le gusta el juego de caricias, las yemas suaves recorriendo cada espacio hasta que por fin se encuentren los labios. Disfruta cuando empieza de una forma ruda, la presión de los labios, ese toque agresivo los enciende. 

Tauro 

Un reto para algunos, estamos hablando de uno de los mejores besadores del zodiaco. Tauro es quien honra la sensibilidad, es paciente al inicio, pero conforme sube la temperatura puede terminar siendo el más salvaje. Se deja llevar por sus impulsos físicos y emocionales, no exagera, sólo siente más que el resto. Es quien aprecia los labios suaves, con un aroma tentador. Le gusta que inicien por el cuello hasta llegar a su boca. 

Géminis 

Detrás de una aparente personalidad fría, se esconde un alma adorable, deseosa de un poco de ternura a través de los labios. A  Géminis lo atrapas por medio del intelecto, es un signo que presta mucha atención a tu forma de pensar, desde ahí ya empieza a sentir si eres especial. Le gusta iniciar con lo mimoso, un beso en la frente que ponga a prueba sus pensamientos y cuando menos lo imagines, un roce de sus labios. Géminis es un gran besador, una vez que inicia el contacto te regala una gran experiencia. Le gusta la conexión profunda, miradas que lo digan todo. 

Cáncer 

Cáncer es emoción, es quien no puede hacer nada sin ponerle un toque cálido, amoroso y pasional. Es un signo que besa sin grises, le apuesta a todo o nada. Entre más sensual sea el encuentro, mejor. Cáncer es quien empieza de una manera tierna e ingenua, pero conforme avanza se vuelve salvaje, atrevido, le pone tensión y lo vuelve tremendamente sexy y satisfactorio. 

Leo 

Leo es quien conoce la técnica de besar con exactitud, un signo que rompe con prejuicios, que pone a prueba tu lado sensual. Es el tipo de persona que puede despertar tus más oscuras fantasías con sólo un beso. Es competitivo hasta los huesos, así que no puede faltar un toque de pasión, es de los que les gusta que los miren a los ojos, los tomen del cabello y los hagan perderse con los movimientos de la lengua. Es muy de olores, así que lo tomará en cuenta. 

Virgo 

Virgo es sencillo, práctico, pero perfeccionista. Es quien goza de los besos con cautela, no tiene prisa, quiere disfrutar cada instante como si no hubiera un mañana. Es el alma que pone por delante la precisión, quién va recorriendo poco a poco hasta llegar a tu boca. Es un toque de dulzura y maldad, la mezcla perfecta para hacerte latir más que el corazón. Virgo puede hacerte sentir de todo con un beso en la mano que lo conducirá al lugar menos imaginado. 

Libra 

Libra es pasión, intensidad y un poco de elegancia. Es la persona que le apuesta al momento, le da igual el lazo emocional, pero quiere que sea algo único. De esos besos que hacen que sientas un revoloteo en el estómago. A pesar de ser un signo tan seguro, al principio es tímido, necesita sentir que está con la persona indicada. Le gusta iniciar de forma ligera hasta terminar con un mordisco suave. 

Escorpio 

Escorpio es tentación, es quien tiene lo prohibido en la forma en que usa su lengua. Le gustan los besos que incluyen una mirada intensa, que se pierden en las comisuras de los labios. Son los que gozan de las caricias, los susurros y un buen apretón, mientras besan. Es un signo que se va hasta el fondo, se divierte en tu garganta y le pone tensión al momento. A Escorpio le gusta lo arrebatado, lo intenso, un beso imprevisto en medio de la nada o frente a todos, no conoce límites, su energía va más allá de todo. 

Sagitario 

El beso que hace un viaje por cada rincón del cuerpo, el que basta con sentir los labios a unos cuantos centímetros para experimentar una sensación de bienestar inexplicable. Sagitario es quien invita a la imaginación, quien despierta eso que no hablas con nadie, es quien le agrega un toque ardiente al arte de besar. No necesita que sea un beso hasta la garganta, basta con que sea genuino, con que te dé tiempo de echar a volar las fantasías. 

Capricornio 

Capricornio es práctico, elegante, dulce. Sin embargo, a la hora de besar tiene una ambición insaciable, no se cansa de los labios que le gustan. Se quedan con la persona que despierta su lado salvaje, con quien pueden estar sin ningún filtro. Es posible que entre tanta adrenalina inviten a una que otra mordida, pero vuelven a lo suave. Son los que te erizan la piel y luego te calman, les gusta jugar con ese sube y baja de emociones, así es como recuerdan los besos. 

Acuario 

Acuario es quien te da los besos que te llevan a soñar, los que son más que un contacto físico. Es un signo que necesita una conexión mental, que se pierde en la forma en que acaricias, cómo te acercas, lo que dices. La manera en que mueves los labios, lo recuerdan todo. No son de los que se pierden con cualquier persona, no siempre necesitan algo emocional, pero sí intelectual. Acuario recuerda los besos de gente que le movió algo en la razón. 

Piscis 

Piscis es sinónimo de suavidad, relajación y mucho amor. Es el tipo de signo que se hunde en los labios que le gustan. No le gusta lo acelerado, prefiere ir poco a poco, disfrutando del momento hasta alcanzar el punto máximo. Ese toque labio a labio, en el que se da la oportunidad de sentir la respiración, quien conecta y desea. Besar a Piscis es una experiencia que te llevas para toda la vida. No cualquiera puede con un beso tan genuino.