Cuando Aries conoce a Piscis, las cosas claras, lo primero que se le pasa por la cabeza es que podrá zarandearlo de un lado a otro. Cree que podrá manejarlo a su antojo, y eso, por mucho que quiera, no va a pasar. Aries se dará cuenta con el tiempo de que, detrás de esa carita dulce y ese alma bondadosa, se encuentra un pececillo con carácter. Y aunque a veces lo tiene escondido, está ahí. Aries es un signo de fuego y Piscis de agua. Aries es pura adrenalina y Piscis se deja llevar más, el agua no resiste, sólo fluye o se adapta… Esta es la compatibilidad Piscis y Aries:

Piscis es ese signo capaz de calmar al carnero. Transmitirá ese efecto sedante, porque quizás en una discusión tenga más cabeza y no se meta en el trapo. Quizás prefiera mantenerse calmado hasta que la tormenta pase. Pero cuidado, no hay que confiarse porque no siempre tendrá esa sangre fría…

A Aries le encanta saber todo, y moverá lo que haga falta para averiguar ese secreto que no conoce todavía, esa mentira que intentas ocultarle… El problema es que con Piscis sentirá que se le escapan cosas. Porque el pececillo tiene secretos que se llevará a la tumba. Piensa que hay cosas que no se deben contar y no porque sea una traición o algo por el estilo, si no porque necesita su independencia emocional también. Y hay cosas que no hay por qué contar, que son suyas y punto y eso será un gran fastidio para Aries.

El carnero, muy en el fondo de su corazón y aunque no siempre lo diga admira a Piscis. Y lo admira por la sencilla razón de que, tras su implacable fachada de “duro”, Aries también sufre. Y en algún momento también se ha sentido como Piscis, pero no lo envidia, entiende su comportamiento pero no va a mostrar que también a veces, puede llegar a sentir lo mismo.

Piscis mirará a Aries con respeto, y a diferencia del carnero, sí querrá aprender de ellos e incluso lo imitará si el comportamiento es bueno. El agua no sólo es el elemento más fuerte y poderoso de todos, si no que también es el más sabio, y por esto, el más fuerte…

Piscis puede llegar a ser muy dependiente de su pareja pero Aries en el fondo, cuando ya está bien clavado, lo es más, aunque sí sabrá auto controlarse para que no se note. El carnero sentirá que muchas veces lleva todo el peso de la relación a sus espaldas, que no tiene ayuda por parte de Piscis. Y es que Piscis se toma las cosas con mucha más calma. No tiene ese nervio que caracteriza a Aries pero todo es cuestión de paciencia y ganas de los dos signos de no tomarse las cosas a la tremenda. Y sobre todo de saber respetar los tiempos y la personalidad del otro.

La compatibilidad Piscis y Aries solo funcionará si ambos poner muchísimo de su parte.

Es muy probable que estos dos signos no se entiendan porque Piscis es un soñador que camina despacio para no cometer los mismos errores una y otra vez. Despacio pero constante cuando se propone algo y Aries es la rapidez personificada. Que Aries sea tan activo en determinados momentos puede crear a Piscis ansiedad y estrés. Y ahí es cuando vienen las peleas.

Digamos que Aries muchas veces actúa sin pensar si realmente está haciendo daño a Piscis y éste último, al ser de esas personas que son capaces de acumular daños estalla cuando menos se esperaba.

A Piscis le cuesta en exceso desprenderse de la persona a la que quiere y Aries sin embargo es mucho más frío e impulsivo para decir adiós (aunque muchas veces no lo haga sinceramente). Eso puede poner de los nervios a Piscis y puede ser que el día en que tome la iniciativa de irse, lo haga para siempre.

Para que esta relación prospere Aries debe tener en cuenta la sensibilidad de Piscis. Y Piscis debe aprender a no tomarse en serio las reprimendas de Aries, pues sólo es impulsividad y exaltación. Una relación entre estos dos signos está llena de altibajos pero también de reconciliaciones muy apasionadas. ¿Que será complicado? Sí, mucho, ¿que deberán tener mucha paciencia para que una relación así siga adelante? Demasiada…

2020-10-26T12:00:38+02:00