Dos pececillos juntos puede ser una combinación extraordinaria o por el contrario puede convertirse en un infierno. Todo depende si deciden dejarse llevar por la corriente o nadar en su contra. Pueden perderse juntos para no terminar haciendo nada bueno. Pero también pueden crear muchísimas cosas en muchos aspectos de su vida. Dos Piscis juntos deben de tener en cuenta que pueden convivir armónicamente o pueden ahogarse juntos. Y una cosa es tan fácil como la otra. Esta es la compatibilidad Piscis y Piscis.

Hay muchas posibilidades de que de vez en cuando pasen por enfados y se pongan muy irritables. Pero por norma general no tendrán ese tipo de dificultades que experimentan otros signos solares. Al fin y al cabo pueden tener más facilidad de descubrir qué es exactamente lo que le pasa al otro. Su instinto hace que lo sepan y que sean el mismo signo, ayuda.

Los peces están cerca de otros peces. Es natural y muy fácil que se de esta unión. Por lo general son amables, suaves a la hora de hablar y les encanta complacer. Por supuesto que no son perfectos y claro que tienen malos momentos pero son más dados a crear soluciones para cada problema y no hacer catástrofes de todo por nada. Siempre evitarán las escenas emocionales muy dramáticas y las venganzas desagradables. Sí, a veces, preferirán mentir por omisión con tal de no lastimar, o ser lastimado.

Los signos de agua, y en especial Piscis, tienden a ser soñadores y a perderse en fantasías. Cuando deciden llevar a cabo algo lo hacen de verdad. Pero, si por el camino se cruzan con otra cosa que les distrae tan sólo un poquito se pueden acabar perdiendo. Pues esto, en una pareja de dos Piscis ocurre muy a menudo.

Su círculo social es amplio. La gente quiere a Piscis, y Piscis a la gente así que, tienen amigos por todos los puntos del planeta. A pesar de que el Pez no es una persona que intenta destacar por todos los medios o que no le importa no ser el primero, siempre está ahí. Y a pesar de que la gente a veces se “olvide” de que existe, también será el primero al que llamen cuando necesiten ser escuchados.

En la compatibilidad Piscis y Piscis es obvio que los problemas también les afectan. Y uno, quizás el más importante es el tema de los celos. Cuando Piscis confía en el otro jamás habrá ningún tipo de enfrentamiento pero, si por su parte el otro hace algún tipo de provocación para encender a la pareja es posible que la relación se convierta en un caos. Un verdadero caos.

No debemos olvidar que el símbolo de Piscis son dos peces nadando en direcciones opuestas. Así que es muy probable que un día quiera ser de lo más fiel y al otro dudar de casi todo. Incluso de su otra pareja, Piscis. Hay que dejar claro que cuando se pierde la confianza de Piscis es muy difícil volver a recuperarla. E incluso lo mejor de todo es la separación para que la relación pueda volver a sanearse.

Es importante decir que Piscis debe estar alejado de las drogas, la bebida o todo lo que pueda causarle depresión. Al igual que puede cambiar el mundo con su pareja, si entran en un círculo vicioso pueden ser los típicos que se queden bebiendo en el bar para después hacer dramas y desahogar sus penas de un modo que no será nada bueno…

Como consejo para la compatibilidad Piscis y Piscis funcione: deben potenciar sus cualidades, sus virtudes, la humildad, la paciencia y la generosidad. Juntos podrían llegar a cimas muy altas, pero a la vez, juntos pueden acabar en las peores condiciones… Hay que tener mucho cuidado.

2020-10-27T12:48:53+02:00