Tauro es un signo de tierra conocido por el gran corazón que guarda y que trata proteger en todo momento. Esto hace que Tauro sea una persona muy fácil de amar y muy compatible con los demás signos. Pero en especial, a Tauro le gustan los signos que son románticos y sensible porque siente que saben darle toda la atención que necesita.

Tauro + Cáncer:

Esta puede ser una de las parejas con más potencial del Zodiaco, es una de las que más puede perdurar en el tiempo. Al principio, puede ser un poco complicado, sobre todo a la hora del coqueteo y de comenzar la relación. Ambos son signos muy introvertidos cuando no existe confianza. Pero una vez que uno de los dos da el paso (normalmente suele ser Cáncer), todo cambia. Son súper compatibles porque uno tiene lo que al otro le falta.

Cáncer tiene esa sensibilidad y ese cariño que a Tauro le falta. Y Tauro, por su parte, tiene la seguridad y la confianza que Cáncer añora. Son personas con valores muy complementarios. Tauro sabe ser paciente y controlar los cambios de humor de Cáncer y, además, Cáncer sabe aportarle ese calor que a veces le falta a Tauro. Si cuidan la relación, ambos podrán ser felices juntos por mucho tiempo.

Tauro + Virgo:

Juegan en la misma liga, son signos de tierra y se entienden muy bien. Quizás algunos lleguen a pensar que esta combinación es algo aburrida, pero en el fondo a ellos eso no les importa. Tauro busca en su pareja a alguien que le entienda y, sobre todo, que le sea fiel. Y justo Virgo, busca, sobre todo, lealtad y honestidad. En realidad, no piden mucho más y eso es lo que les hará felices. Puede que a veces haya pequeñas luchas de orgullo, luchas en las que saquen a la luz su lado más testarudo. Pero al final, será Tauro quién dé su brazo a torcer o quién ponga fin a su conflicto. Ambos, comparten los mismos planes de futuro y eso hará que su relación sea todo lo duradera que ellos quieran.

Tauro + Capricornio:

La relación entre Tauro y Capricornio es quizás una de las más leales del Zodiaco. Ambos son signos muy detallistas, a pesar de que les gusta proteger su corazón. Tauro a Capricornio le aportará un poquito de flexibilidad y aunque no lo parezca, le aportará también la positividad y el optimismo que a Capri le falta en ocasiones. Ambos son signos muy ambiciosos, que se preocupan mucho por su futuro y que en cuanto se conozcan, empezarán a compartir planes de futuro juntos.

Puede ser la pareja perfecta si saben respetar su espacio y, sobre todo, si aprenden a ser flexibles. Si se tragan su maldito orgullo, todo funcionará de maravilla. Eso o simplemente aprender a convivir con las manías y con el lado testarudo del otro.

Tauro + Piscis:

Una mezcla un tanto explosiva y aunque no lo parezca, realmente compatible. Piscis es un signo muy soñador y, por el contrario, Tauro es un signo con los pies siempre en la tierra. Se aportan lo que necesitan y hacen que sus valores estén en constante equilibrio. Tauro será el que le pare los pies a Piscis cuando esté yéndose demasiado por las nubes y Piscis será el que le enseñe a Tauro a dejarse llevar. Piscis tendrá la clave de entrar al corazón de Tauro y de enseñarle a amar como realmente se hace. Puede ser una pareja un poco rara e incluso puede que les cueste ponerse de acuerdo, pero una vez que se entiendan el uno al otro lo único que necesitan es dejarse fluir. La combinación más extraña, pero a la vez la más especial.