Nunca juzgues a alguien sin saber lo que hay detrás de su historia. A veces, la tristeza, el dolor y la decepción, se esconden en esa risa que se escucha a kilómetros. No es fácil romper la burbuja y gritarle al mundo que hay cosas que te atormentan noche y día. Así como tú lidias con tus demonios, hay más haciendo lo mismo. Quizás, no lo dice, pero cada signo del zodiaco tiene una herida profunda. Abre más los ojos y critica menos.

Aries

A veces, tu ego no te pide permiso, llega y te hace creer que es la competencia lo único que te va a salvar del resto. Entonces, te aferras a querer ser el primero en todo, pero eso te rompe, porque por más que te esfuerces y des lo mejor de ti, siempre hay algo que te hace sentir insuficiente. Es así, no puedes ganarle a todo el mundo, aunque te cueste aceptarlo, perder te enseña y reconocerlo aumenta tu humildad.

Tauro

Hay momentos en los que ni tú mismo toleras tu manera de ser, porque puedes convertirte en la persona más testaruda del mundo, te niegas a cambiar. Una vez que encuentras una rutina, haces todo para que sea eterna, pero si no es así, te estresas y ahí es cuando pierdes la cabeza. Eres demasiado cruel contigo, como si no tuvieras la capacidad de volver a levantarte y te reprochas.

Géminis

Tus pensamientos son una combinación extraña de querer estar solo y al mismo tiempo rodearte de mucha gente, incluso desconocidos. Te gusta sumergirte en nuevas mentes y valoras todo aquello que aumente tu intelectualidad. Sin embargo, hay algo que no dices, te asusta que te señalen, sientes mucha ansiedad cuando te juzgan o crees que lo hacen. Por lo tanto, te alejas en el momento menos pensado.

Cáncer

Puede que para el resto de las personas te veas como alguien fuerte, no te dejas de nadie y siempre terminas cumpliendo tus objetivos. Sin embargo, tienes que lidiar con tus inseguridades, todas esas cosas que te agobian hasta la madrugada y que no le cuentas a nadie. A veces, es tu lado emocional, te desgastas por estar para los demás y te olvidas de ti mismo.

Leo

Tus pasos están llenos de valentía, un toque de orgullo y una luz que tiene la intensidad para arropar a cualquiera. Has salvado a muchos, incluso sin darte cuenta, pero las personas agradecen tu compañía. La gente se intimida por tu potencial y no lo notas, porque estás ocupado, pensando que necesitas aprobación y validación constante. Eres grande, pero mientras tú no lo creas, no sirve de nada.

Virgo

¿Hasta cuándo? Te has pasado una vida entera pensando en los demás, das lo mejor de ti con tal de complacer expectativas que en realidad nunca han sido de tu interés. Eres demasiado valioso, pero vas por ahí pensando que las personas te hacen un favor al ponerte en su lista de prioridades. Virgo, no es lástima, te aman y debes empezar a asimilarlo.

Libra

Por más que des todo de ti, que te esmeres en ser buena persona, atenta, empática y solidaria, es imposible que logres conseguir la paz en todos lados. A ver, Libra, no es tu responsabilidad solucionarle la vida a los que amas, puedes acompañarlos, pero deja de cargar con lo que no te corresponde, porque tu barco se está hundiendo. El conflicto de vez en cuando no le hace daño a nadie, no lo detengas.

Escorpio

Las relaciones para ti son sinónimo de problemas fuertes, en especial cuando se unen desde sus carencias. Sueles ser demasiado comprensivo, al grado de exagerar y justificar la parte negativa del otro. Quizás esa es tu herida más profunda, el hecho de que te aferras a un lazo que te hiere, sólo porque no estás listo para decir adiós. Es una lucha constante, porque te enojas, pero te cuesta dejar ir.

Sagitario

Te has vuelto experto en robarle sonrisas a quien más lo necesita. Hay tanta bondad en tu alma, que te rompes. Sin embargo, ¿En dónde quedas tú? La compasión ajena está acabando con tu estado físico, mental y emocional. No se vale que te usen como si fueras un bote de basura. Nadie se preocupa por tus grietas y eso es demasiado injusto, eso significa que estás con la persona equivocada.

Capricornio

Ese deseo por tenerlo todo te ha llevado a cubrir una herida tras otra, pero en el fondo te sientes mucho más vacío que al principio. Capricornio, date cuenta de que eres mucho más que algo material. Tu ambición te está obligando a separarte de las cosas que realmente valen la pena. La disciplina y la constancia son buenas, pero nada justifica que tu vida sea sinónimo de estrés y ansiedad.

Acuario

El desapego no es tan sano como parece. Nadie te gana cuando se trata de poner un punto final, prefieres no engancharte en ningún sentido y es por eso que terminas escondiendo tus emociones. Acuario, ser el rebelde del zodiaco puede llevarte a ser destructivo contigo mismo, porque te privas del amor, la amistad y las relaciones familiares. No pasa nada si eres intenso, se vale, deja que todo fluya.

Piscis

Sin duda, es mucho más fácil evadir la realidad que enfrentar a todos los demonios que te visitan a diario. Tu lado fantasioso te ayuda a bloquear lo que te duele, pero es por un lapso, cuando te quitas la venda de los ojos duele el doble. Date la oportunidad de sentir las lágrimas en tu rostro, el coraje en el pecho y las ganas de decirle a la gente que no se metan en tu vida. No está mal ponerte como prioridad.