Hay personas a las que les gusta más dominar, tener el control de las relaciones. Otras, sin embargo, disfrutan más dejándose llevar y dándole a su pareja el control de todas las decisiones. Lo suyo es encontrar el punto intermedio, ese en el que puedas tomar decisiones pero también sepas dar tu brazo a torcer. Hay signos más dominantes que otros. Eso está claro. Para que te conozcas más y conozcas más a los que tienes cerca, nosotros te hablamos sobre cuáles son los signos dominantes en el amor y cuáles son los más sumisos.

Aries 

Aries, eres una de las personas más dominantes que hay en el Zodiaco y, más, cuando hablamos del amor. Te encanta que los demás se expresen, pero tú eres el que acabas por dominar la relación. Lo mejor de todo es que casi siempre gusta este carácter fuerte y definido que tienes. La dominancia va mucho con tu forma de ser y, en el amor, no es diferente. 

Tauro

No eres una de las personas que más domina en una relación, pero tampoco te gusta que la otra parte sea excesivamente dominante. Lo tuyo es tomarse las cosas con calma y dejar que todo vaya fluyendo; buscas un buen equilibrio para que la relación sea placentera para ambos. Sin embargo, sí es cierto que, en aquellos momentos más íntimos, te encanta que tu pareja tome la iniciativa. 

Géminis

Te encanta que dominen en la relación, siempre y cuando se mantengan ciertos límites: hay valores y opiniones que te has formado basándote en experiencia y, estas, no son negociables. Eres una persona que te adaptas fácilmente al amor y a las necesidades de tu pareja. Estás siempre abierto a nuevas experiencias y eres de lo más divertido. 

Cáncer

Te encanta dominar en el amor y en la relación. Te encanta tenerlo todo planeado para asegurarte de que todo saldrá bien. Sin embargo, también te gusta que, de tanto en tanto, sea tu pareja la que haga los planes. Te encanta cuando, de tanto en cuando, tu pareja da giros inesperados en la relación. Pero, al final, siempre acabas siendo tú el de la última palabra.

Leo

Eres, sin duda alguna, Leo, uno de los signos más dominantes, por no decir el que más. No hay nadie que te pueda hacerte sombra y es que tu carácter fuerte y la gran vitalidad que hay en ti, hacen que tu pareja no tenga mucho margen para dominar las situaciones. Sin embargo, también te gusta que te sorprendan, por lo que, de tanto en tanto, dejas que sea tu pareja la que tome la iniciativa. Todos tenemos debilidades y tú conoces muy bien las tuyas; no te cuesta aceptarlo y, por ello, en determinadas ocasiones dejas que tu pareja sea la que domina.

Virgo

No eres de los que más dominan en las relaciones, pero, en tu caso, se debe a la gran inseguridad que hay en ti. Nunca sabes si gusta o no gusta lo que haces, lo que piensan o si estás haciendo lo correcto en cada momento. Esto te hace estar todo el día pensando y te genera un estrés del que eres muy consciente; un estrés que intentas evitar a toda costa. Sabes que hacerlo, te permitirá disfrutar mucho más de la relación y estás abierto a sugerencias de todo tipo. 

Libra

Hay siempre una necesidad de balance en tu vida y esto no es diferente en tus relaciones amorosas. No eres dominante, Libra, pero tampoco quieres que dominen tu vida en todos los aspectos. Te conformas con que esta persona que tienes a tu lado tome las riendas de la relación cuando te enfrentas a dudas que no sabes por donde coger. Pero, en tu campo de acción, el que toma las decisiones eres tú. 

Escorpio 

Eres un dominante nato, tanto hasta que puedes dejar sin opciones a tu pareja. No es que las relaciones amorosas no te vayan bien siendo así, pues sueles encontrar a estas personas que se complementan contigo. Además, no eres una persona a la que le gusten mucho las críticas, por lo que siempre que tomas la iniciativa es porque ya has pensado previamente en todo lo que quieres que pase. Indirectamente, no dejas nada al azar.  

Sagitario

No eres dominante en tus relaciones, Sagi, pero sí hay ciertas condiciones que estableces desde el principio. Te adaptas fácilmente a todas las situaciones y no te cuesta dar a los demás lo que quieren y lo que sabes que les gusta. La alegría que siempre hay en ti y tu forma de vivir la vida, plena y al máximo, te definen mucho más que tu rasgo dominante. 

Capricornio

Como nativo de Capricornio, sabes de sobras que eres dominante en todos los aspectos que forman tu vida. Te gusta dominar tanto en el trabajo como en las relaciones con tu familia, pareja y amigos. La iniciativa y el esfuerzo para complacer a los demás son rasgos innatos en ti, y los sabes usar a tu favor para satisfacer a los demás. Lo bueno es que tu tendencia a dominar va perfectamente con tu manera de ser: está ahí, se nota, pero no aburre ni presiona a la otra persona en exceso. 

Acuario 

Eres un alma libre, independiente y con muchas ganas de vivir y coleccionar buenos momentos en la vida. Por este mismo motivo, no te gusta dominar las situaciones. Estás siempre abierto a experimentar sensaciones y no sueles ser de lo más exigente. Esto hace que la otra persona se sienta de lo más cómoda y que tome las riendas: algo que a ti te encanta. 

Piscis

Eres dominante y de lo más romántico. Te gusta abrirte a nuevas experiencias, pero como buen Piscis que eres, también te gusta hacer planes. Y, con ellos, dominas las situaciones sin que te des cuenta, realmente, de ello. Sin embargo, tu sentido de la dominancia no es extremo, por lo que nadie se siente incómodo contigo.

Saber qué tan dominantes somos en el amor y cómo es nuestra pareja es información clave para poder tener una relación más placentera y profunda. Ahora, ya sabes qué espera tu pareja de ti y qué es lo que puedes hacer para que vuestra relación sea la ideal para ambos.