Son muchos los factores que te convierten en una persona potencialmente fuerte y algo peligrosa Escorpio y lo sabes. Pero son muchos más los factores que hacen que tu agotamiento mental te vaya dejando más y más huella con el paso del tiempo y eso ya lo sabes desde hace mucho tiempo…

Escorpio, eres una persona muy pero que muy bruja. Así es, llevas el don de la intuición dentro de ti y lo sabes. Te avisa, te dirige y te dice quien sí y quien no. Lo que vale y lo que te puede restar. Lo que presente y lo que puede llegar a ser verdad… Tu intuición es un arma muy poderosa y peligrosa, porque ella misma es quien a veces, te hace ver cosas que no son o simplemente, la que te transforma cuando menos te lo esperas…

Pero ¿Qué momento es cuando más te agotas Escorpio? ¿Qué otro factor hace que tu agotamiento se convierta en algo mucho más negativo para tu mente? Los sentimientos. Así es. Los sentimientos de traición, de venganza, de confusión o de celos… El cúmulo de cualquier mezcla de sentimientos explosivos es más que suficiente para generarte un nivel de estrés y ansiedad bastante preocupante. Decimos preocupante porque eso luego evoluciona a sed de venganza, y un Escorpio con sed de venganza es más peligroso que una bomba a punto de explotar y lo sabes…

Te puede interesar: Escorpio y la ansiedad

Cuanto más oscuros sean los sentimientos que tienes dentro Escorpio, más oscuro se pondrá el tema y mayor será en nivel de agotamiento mental que irás teniendo poco a poco.

Es más, hay veces que incluso puedes llegar a convertir un dolor imaginario en un dolor real y lo sabes Escorpio. Dejas que todo se intensifique y lo combates casi siempre a solas y ahí, tu agotamiento ve la oportunidad perfecta para hacer de las suyas y para dejar su huella en ti.

Cuando dicen que “ser Escorpio no es nada fácil” llevan toda la razón del mundo, porque ser Escorpio es realmente agotador.