¿Cómo te agotas a ti misma/o Géminis? ¿Qué factor es el que ocasiona ese estrés interno que tanto te agota? Muy fácil, en tu caso desde luego que no podría ser otro: hablando. Hablando te estresas, te agotas, te enciendes, te cabreas, pero también te liberas, te desahogas, te enciendes y te dejas llevar, porque hablando es como te expresas mejor Géminis, pero desde luego que también es como te agotas más y lo sabes.

Géminis, sabes que eres un genio cuando se trata de hablar, pero también sabes que ese es el principal factor de esos agotamientos mentales que tanto te cansan y que tanto sueño te dan a veces…

Es cierto, no te puedes contener. Cuando estas con un grupo de gente que está tratando un tema en particular, y ese tema no te gusta o no estás de acuerdo con algo, tienes que decirlo, porque callarte será la opción de explotar y eso, como que no te gusta demasiado…

Te puede interesar: Géminis y la ansiedad

Usas tanto tu capacidad de persuasión en tus conversaciones Géminis que hay veces que llega a ser realmente agotador para ti misma/o. Y ni qué decir de cuándo tienes que hablar con gente que es lenta de narices. Así es, ese tipo de personas que se toman OCHO descansos al hablar, que necesitan tres minutos de concentración entre palabra y palabra y que duermen a cualquiera, ese tipo de personas ya son la gota que colma el vaso de tu paciencia, ellas podrían ser incluso las que más te agotan mentalmente…

Pero aunque te canses, sigues. Aunque digas lo típico de “Ya no voy a hablar más que me estáis cansando” sabes que vas a seguir hablando, porque no te puedes quedar con algo que decir…