CUANDO LIBRA SE VUELVE LOCO

Será difícil ver a Libra con el cable cruzado o enfadado porque es un signo que odia absolutamente el conflicto y la confrontación. Lo odia con todas tus fuerzas hasta tal punto que puede llegar a enfardarse simplemente por esto. Este tipo de situaciones le genera un nivel de ansiedad y de nervios que ni él/ella mismo/a es capaz de controlar. Y es ahí cuando se vuelve una persona muy impulsiva, lo contrario a lo que Libra es en realidad. Se deja llevar por los nervios, por la rabia y por su lado oscuro.

Libra es un encanto en persona, pero tiene un carácter que muy pocos logran entender. Y además cuando Libra está en ese momento de rabia máxima, será mejor que no te quedes callado, porque eso acabará con la poca paciencia que le quedaba.

Si Libra quiere discutir, necesita que le respondan y que se ponga a su nivel.

Pero esto solo sucederá en situaciones muy extremas, en aquellos momentos donde la gente se atreve a jugar con la paciencia de Libra. Con el tiempo, Libra ha aprendido a controlarse para no perder ese encanto que tanto le caracteriza. No quiere que esas pequeñas rabietas perturben la imagen agradable y encantador que los demás tienen de él/ella. A Libra le cuesta expresarse, pero cuando lo hace, lo hace de maravilla. Y si hay malentendidos será culpa tuya, no de Libra.

Además, Libra es de esas personas que cuando hace algo mal, sabe justificarse y pedir perdón antes de que el problema se haga más grande. Por eso mismo, siéntete afortunado si realmente ves a Libra con el cable cruzado porque solo sucede en contadas ocasiones.

2018-08-16T16:13:37+00:00