¿Sabes qué factor es el principal culpable de tu agotamiento mental Tauro? Tu terquedad. Así es, aunque no te guste leerlo, sabes que es verdad. Cada vez que tomas una posición, defiendes a esa posición a muerte y te niegas a abandonarla. 

Pase lo que pase te enfrentas a lo que sea, porque no eres de ese tipo de personas que se dan por vencidas tan fácilmente. Vamos, nunca lo haces, porque no te das por vencida/o ni aunque te duela hasta el alma por culpa del agotamiento. Porque sabes que tu personalidad y tu forma de ser son muy agotadoras en sí, sabes que tu misma/o eres una de esos factores que haces en tu mente se agote tan rápido, pero eres Tauro y un Tauro no cambia porque algo sea difícil porque algo cueste…

Un Tauro siempre respeta su esencia tal y como es, hasta el final y eso, es una de las cosas que te hacen muy grande.

No toleras ser ignorada/o, no toleras que te quieran dejar por mentirosa/o, no puedes con la gente que va de lista por al vida y no, no soportas a la gente que es más astuta que los zorros y que se aprovecha de los demás.

Te puede interesar: Tauro y la ansiedad

Porque eso mismo muchas veces alargas guerras estúpidas intentando entrar en razón al resto de la gente y agotándote tu más que nadie… También te agotan las situaciones muy injustas en el trabajo, en la calle o incluso en casa. Te da igual el lugar Tauro, porque lo que no puedes ver es como alguien actúa mal y se sale con la ayuda. Pero no solo en eso, sino también en ese sobreesfuerzo que haces por dejarlo todo perfecto.

En todos los ámbitos y todos los momentos, da igual la hora, siempre vas a tener argumentos y conversación para aburrir con tal de hacer que tu opinión o que tu discurso, sirva para algo y haga que una injusticia desaparezca.