EL AMOR PROPIO DE GÉMINIS

Géminis podrá tener muchos fallos, podrá estar un día arriba y otro abajo, muchos altos y bajos sí, podrá tener mucho genio y no controlar esa boquita cuando habla, podrá enrabietarse y soltar lo peor de lo peor, pero por los suyos, hace cualquier cosa. Y debido a eso, si su amor propio tiene que quedarse de lado un tiempo, se queda.

Presumirá siempre de que jamás lo ha perdido, de que su amor propio es irrompible. Pero en el fondo sabe que más de una vez se olvidó de que lo tenía, más de una vez se olvidó de que su amor propio también era fácil, y lo dejó en manos que no debía.

Géminis sabe quien es, sabe lo que vale y sabe que gracias a ese amor propio sale de muchas. El problema es que lo pierde cuando le vuelven loco, cuando se descontrola, y ahí, puede ser peligroso…