Como un suspiro, de la nada, el enamoramiento llega a tu vida, se impregna en tus pensamientos, en tu forma de actuar, en la manera en que ves la vida. Sin embargo, todos tenemos una forma de ocultarlo, hay signos que son tan meticulosos, que pocos se dan cuenta que se derriten de amor por alguien. Veamos cuáles son sus técnicas para disimular. Así es cómo los signos esconden que están enamorados:

Aries  

Sin duda, Aries debería de dar un tutorial de cómo ocultar que estás enamorado. Es el tipo de persona que minimiza la situación, evita hablar en exceso de quién le ha robado el corazón e incluso puede llegar hacer un comentario negativo, para disimular a la perfección. Sabes muy bien que por más que lo intentes esa persona no sale de tu mente, así que prefieres distraerte con algo más. Aries es un maestro para no caer en la tentación, tiene que pasar mucho tiempo para que admita frente a sus amigos, que ya no puede más y que hay alguien que lo acompaña todo el tiempo, incluso en sus sueños. 

Tauro 

Tauro es quien siempre está esperando una nueva actividad para incluir en su agenda, es un signo muy ocupado, así que no le resulta complicado evadir la parte del enamoramiento. Su objetivo principal es que el resto no se dé cuenta, así que evita encontrarse con esa persona frente a sus conocidos. Tauro puede ver a ese ser especial y hacer como que nunca lo ha visto en su vida, dominan el arte de controlar la situación. Además, es muy meticuloso en sus redes sociales, no es de los que llena de amor en los primeros meses, le cuesta trabajo admitir sus sentimientos. 

Géminis  

Géminis es quien se merece un Óscar a la hora de disimular lo que siente por alguien más. Sabe muy bien cómo desviar la atención y si alguien empieza a dudar, hace todo lo que esté en sus manos para que piensen que son grandes amigos y vaya que le creen. Es tan magnifica su actuación hasta que ellos mismos se lo creen, se sienten muy cómodos hablando de esa forma. El problema es que les va a costar más trabajo a la hora de dar el paso, porque no sabrán si la otra persona sólo los quiere como amigos. 

Cáncer 

¿Cáncer fingiendo que no está enamorado? Es claro que le cuesta, porque es un signo sin filtros y el más emocional. Es muy complicado, porque se le nota en la forma en que mira a esa persona, hasta le brillan los ojos. Además, puede perder el control y con los nervios de punta. No obstante, para esconderlo lo que hacen es sugerirle a esa persona que le gusta alguien más. Digamos que Cáncer juega a ser Cupido, aunque por dentro esté cayéndose de amor. Lo que podría ser un juego muy peligroso, porque, ¿qué hará si realmente la otra persona se termina enamorando? 

Leo 

Leo es el alma temeraria, el que lucha por lo que quiere y no le tiene miedo a las miradas. Sin embargo, cuando alguien inesperadamente llega a su corazón, no hay marcha atrás, sufre un cambio rotundo en su personalidad. Se vuelve tímido y le cuesta trabajo aceptar sus emociones. Así que hace como que no le interesa, porque tiene miedo a ser rechazado. Leo es quien no manda los primeros mensajes, aunque pase mucho tiempo viendo el perfil de esa persona. Ahí sí le cuesta trabajo y deja que sea el otro quien dé el primer paso. 

Virgo 

Si hay un signo que pone un enorme caparazón antes de dejar entrar a alguien a su corazón, sin duda, estamos hablando de Virgo. Cuando se enamora hace de todo para que los demás no se den cuenta y, su principal arma es fingir que no soporta a esa persona, inclusive puede decir que ni loco andaría con alguien así, aunque después termine en sus brazos. Lo cierto, es que Virgo, es el último en aceptar que se derrite de amor, los que verdaderamente lo conocen lo perciben desde el primer momento y para cuando lo confiesa sólo se ríen de su ingenuidad. 

Libra

El signo que cuando se trata de amor tiene que dar pasos con cautela. A Libra le aterra terminar entregando su corazón a alguien que no vale la pena. Así que es el primero en poner una y mil trabas, es muy común que sean ellos quien saboteen la relación. Pues, empiezan a fingir que están muy ocupados, no quieren atreverse a convivir porque saben que van a terminar rendidos a sus pies. Y es que Libra tiene una debilidad por idealizar, si las cosas no sales como las imaginó, pierde el control de sus emociones. 

Escorpio  

Detrás de una personalidad fuerte, controladora e intensa, se esconde un alma temerosa de que le rompan el corazón. Escorpio huye del amor porque no quiere que lo lastimen, se empieza a sentir agobiado, necesita sentirse seguro de dar ese paso, porque ya antes ha terminado decepcionado. No quiere que la gente se dé cuenta, así que toma una postura fría, como si realmente la otra persona no le importara en lo absoluto, es un maestro de la indiferencia. Aunque llega un momento en el que no puede más y lo grita. 

Sagitario 

Sagitario es quien honra la aventura, la libertad, quien tiene sed insaciable de salir a devorar cada espacio del mundo. No obstante, cuando se enamora siente que su mundo sufre una sacudida repentina y no sabe qué hacer con tanto, así que lo mejor que puede hacer es fingir que se derrite por alguien más. Le gusta dejar claro que se la pasa pensando en otra persona, un juego en el que puede salir perdiendo, porque la persona puede sentirse excluida y mirar hacia otro lado. Lo malo es que en el momento no te importa, sólo quieres que nadie sepa. 

Capricornio  

Una excusa tras otra, Capricornio es quien exagera su día a día. Así que se vuelve un experto para argumentar el por qué no está listo para dar un paso tan importante. Capricornio es quien pone por delante su trabajo, la casa, su familia, todo, para huir del amor. En realidad teme que la persona que se ha robado su corazón, no sienta lo mismo. De ahí que empieza a ser muy evidente, quiere que todo el mundo se entere de que ahorita no está listo para una relación y que ama su soltería por encima de todo. 

Acuario 

Acuario es quien les da una lección al resto de los signos para esto de ocultar el amor. Es un signo que siempre está enfocado en su vida relajada y no deja entrar a cualquiera. Así que en realidad su vida amorosa resulta un misterio para cualquiera. Si alguien te pregunta de forma directa sobre esa persona especial, simplemente evades la pregunta y continuas con algo más interesante. El punto a tu favor es que eres sumamente inteligente y todos los días estás aprendiendo algo nuevo, sabes muy bien cómo obtener la atención. 

Piscis 

A pesar de que Piscis es un amor sin estar enamorado, la persona más sensible, amorosa y tierna que la vida te puede presentar, cuando alguien atrapa su corazón se la llevan con calma. No te gusta sentirte vulnerable y mucho menos estar en la boca de todos, así que intentas dejar claro que tu vida ahorita está centrada en otros planes. Quieres que sepan que eres un alma libre y que tienes una lista de pretendientes, pero que ahorita no estás interesado en absoluto. Aunque la verdad es que cuando te enamoras, no tienes ojos para nadie más.