Siempre nos creamos expectativas de cómo nos gustaría o cómo nos imaginamos que es salir con Géminis, pero hay veces que esas expectativas no están a la altura de la realidad…

Expectativa: Nunca sabes que esperar de Géminis. Crees que es una persona que habla muchísimo, que no se calla, que no te deja expresarte. Géminis no es un signo que tenga buena fama, es más, la gente dice que es alguien que cambia muchísimo de estado de ánimo y que tiene una doble cara de la que no te puedes fiar. Crees que es una persona muy social, que conoce a todo el mundo y que se lleva bien con mucha gente y eso hace que le cueste mucho comprometerse de verdad en una relación. Siendo sinceros, Géminis no es que sea una persona que transmita mucha confianza según le acabas de conocer.

Realidad: Gracias a su inteligencia, Géminis te enseñará y compartirá contigo un montón de historias que, con el tiempo, agradecerás saber. Gracias a su labia, jamás pasarás ratos aburridos y no habrá momentos de silencios incómodos. Por muy social que sea, por mucho que le cueste comprometerse, en el fondo, si le importas, estará disponible para ti las 24 horas del día y siempre estará a tu disposición cuando lo necesites.

Para Géminis es muy importante la conexión mental y por eso, se preocupará por saber de ti, por conocer tus gustos, por saber qué es lo que te preocupa y también qué es lo que te motiva. Géminis hará lo que sea por conocer cada secreto de ti. Aunque parezca una persona muy despegada, en el fondo no es así. Cuando se enamora, Géminis se puede llegar a convertir en la persona más empalagosa del mundo.

2020-02-07T23:25:12+02:00