Siempre nos creamos expectativas de cómo nos gustaría o cómo nos imaginamos que es salir con Virgo, pero hay veces que esas expectativas no están a la altura de la realidad…

Expectativas: Crees que Virgo es una persona muy cautelosa e introvertida a la que le costará muchísimo abrirse y expresar sus sentimientos. No confías que la convivencia vaya a ser fácil con sus manías y con ese perfeccionismo que tanto le caracteriza. Piensas que Virgo va a ser como tu madre o como tu padre, que siempre estará encima de ti para recordarte todo lo que has hecho mal y para darte órdenes de cómo debes hacer las cosas.

Crees que Virgo si que puede enamorarse y preocuparse por ti, pero jamás lo expresará con palabras y cuando lo haga, será de manera irónica y sarcástica.

Realidad: Lo que no se suele saber de Virgo es que es una persona muy intuitiva y eso en las relaciones es toda una ventaja. Con Virgo sobran las palabras, se da cuenta de cada pequeño detalle y te ayudará a resolver tus problemas sin que ni siquiera le pidas ayuda o le cuentes qué te pasa. Es cierto que no se abrirá fácilmente, pero si sabe que siente algo por ti, no te dejará ir y luchará para que te quedes a su lado. Es muy paciente y se toma las cosas con calma, pero la espera siempre merece la pena.

Virgo puede ser autoritario, sí, pero es porque quiere que saques lo mejor de ti, porque quiere que dejes atrás los malos hábitos y que explotes al máximo tus mejores virtudes. Virgo te querrá de una manera a la que quizás no estés acostumbrado, pero eso es lo que hace que su amor sea mucho más especial.

2020-02-07T23:37:25+02:00