Tu corazón es quien deja huella. Todo lo bueno que hay en él. Todo lo que ha tragado y sufrido, todo lo que ha luchado y superado Cáncer porque como tu corazón no hay dos.

En el mundo hay gente buena, mala, regular y gente interesada. Hay personas críticas, personas despistadas, personas frías y personas muy fogosas. Sabes que también hay mentiras, muchas traiciones y críticas negativas. Pero también hay inteligencia, amor, bondad y mucha buena vibra. Tú sabes que tienes muchas de estas cualidades, pero ni mucho menos vas a ser tu quien las cite, porque no te gusta alardear de tus cosas buenas, no te gusta quedar por encima, o te gusta presumir de tus mejores cualidades Cáncer.

Te puede interesar: Lo que Cáncer nunca hará

No te gusta hacer sentir mal a alguien más (imagínate que ese alguien tiene el autoestima bajo o algo parecido, tu eso lo conoces muy bien y empatizas y por eso mismo, no alardees así de la nada) y eso, es lo que más te representa Cáncer y lo que verdaderamente te hace dejar huella allá por donde vayas….

Todo lo que haces sale de tu corazón, no llevas un papel a tus espaldas, no finges ni haces nada por aparentar.

Te centras mucho en las emociones de los demás, cuidas a tu gente Cáncer (incluso a la gente que no conoces de nada) y esa cualidad es un verdadero regalo caído del cielo. Eres un amor absoluto y no tiene ningún reparo de admitir que eres así, alguien muy emocional. La gente te admira porque eres como eres y no te da miedo de mostrarlo al mundo…

Las buenas personas deberían de tener un trono de oro Cáncer. El tuyo debería de ser así pero con un extra como recompensa por todo lo bueno que haces de manera desinteresada . Pero ¿de qué extra hablamos? ese trono unido a más tronos exclusivamente reservados para la gente a la que más ames. Porque te lo mereces.