Aunque no lo creas Virgo, eres el único signo con la capacidad de poder soportar los golpes imprevisibles que la vida nos trae sin previo aviso. Así es, eres el único signo capaz de soportar el impacto de una noticia mala, NO dejando que esa noticia te cambie completamente. Aunque parezca imposible, no permites que algo malo te cambie y haga que lo veas todo negro, no permites que nada te condicione y te quite la oportunidad de alcanzar tus objetivos y tus sueños…

Tienes planes de emergencia de todo tipo, desde la A la Z, así que si hay algún premio a la persona más previsora y más constante de todo el planeta tierra, desde luego que debería de llevar tu nombre Virgo.

Te duele, puede que incluso más que a nadie, pero trabajas duro para que no cale de manera muy profunda en tu corazón, porque sabes que tener la cabeza muy cuerda es la clave para poder salir adelante.

Con las ideas claras y con un buen escudo protector, haces maravillas Virgo, porque te superas como persona y haces que lo demás deseemos ser alguna vez en la vida como tú. La gente que te rodea te admira por tu personalidad Virgo, por tu fuerza interna por tu cabezonería y por ese ímpetu que derrochas. Cuando algo se te mete en la cabeza, no paras.

Te puede interesar: Lo que Virgo nunca hará

Hasta que no sea tuyo, no desistes y eso es lo que te hace dejar huella. Allá por donde vas, tu huella hace agujeros imborrables que ni con el paso del tiempo desaparecería, porque tu fuerza dura mucho más que los enfados que te pillas cuando alguien te quita el tesoro en forma de comida que guardabas en la nevera a buen recaudo…

La gente te admira porque eres una persona muy precisa y porque reutilizas la toalla de la que todo el mundo habla mil veces y más. Nunca la tiras y eso no lo hace cualquiera.