Sagitario parece un signo muy despreocupado, alguien que no le presta atención a cosas que para otros si son importantes. Pero las apariencias engañan. Y es que Sagitario tiene una obsesión muy secreta que pocas veces saca a la luz. No es que sea alguien materialista o demasiado superficial, pero las cosas como son, Sagitario está un poco obsesionado con el dinero. Y no porque sea alguien avaricioso o porque lo quiera todo para él/ella. Sino porque con dinero, puede hacer todos esos planes que tiene en mente y puede comprarse todas esas cosas que tanto le gusta.

Hay que aceptar la realidad y es que Sagitario es un signo muy caprichoso. Cuando algo se le mete entre ceja y ceja, necesita tenerlo en sus manos lo antes posible. Ama la aventura y le encanta explorar lo desconocido. Le encanta hacer maletas y huir al punto más lejano del mundo. El problema es que para hace esto, necesita dinero. Sagitario lucha día a día para tener esa estabilidad económica que le permita hacer todo eso que quiere hacer. Siendo sinceros, aunque sea feliz en su trabajo y aunque le guste lo que está haciendo, el dinero es algo importante en su vida.

El mayor sueño de Sagitario sería ser rico y no tener ningún tipo de preocupación. Mucha gente se equivoca y puede llegar a pensarse que Sagitario es muy avaricioso, pero para nada es así. Sagi no tiene ningún problema en gastar su dinero y en hacer regalos a los demás. De hecho, es uno de los signos más amables del Zodiaco.

A Sagitario le gustan las cosas de calidad, las cosas bellas y tiene caprichos demasiado caros. El problema con esta obsesión llega cuando no tiene suficiente dinero para pagarse todo eso. Cuando siente que no tiene suficiente para ser feliz y cuando basa su felicidad en relación con el dinero que tiene en su cuenta bancaria. Pocas veces sucede esto, porque en realidad Sagitario prefiere vivir la vida y no amargarse por tonterías. Para Sagitario, el dinero es su obsesión, pero también se obsesiona por ser feliz y por rodearse de gente que también lo sea.