La obsesión secreta de Tauro es algo que ni la gente que le conoce a la perfección sabe. Puede llegar a intuirse algo, pero en realidad es muy difícil conocer los secretos que el toro oculta. Tauro es una persona que prefiere la calidad a la cantidad. Es alguien muy perfeccionista que le gusta hacer las cosas bien. Tauro no es superficial, pero es cierto que le llaman muchísimo las cosas bellas, aquello que resalta por ser especial, por tener una calidad increíble.

En realidad, si conoces a Tauro un poquito, sabrás que es así. La obsesión secreta de Tauro es el dinero y el lujo. Su perseverancia y su gran estabilidad son la ventaja que le hace llegar lejos, tener una buena carrera y, por lo tanto, mantener un gran estatus social. Tauro es una persona trabajadora de pies a la cabeza y como es obvio, quiere que su trabajo sea valorado de forma digna. Puede trabajar con muchos otros objetivos, pero uno de ellos es ganar dinero.

Que su obsesión sea el dinero, la buena vida y su estabilidad económica no significa que sea una persona materialista o loca por ganar dinero. A Tauro le gusta el dinero simplemente porque le da esa estabilidad que necesita para sentirse seguro, para no tener preocupaciones y para vivir la vida que a él/ella le gustaría vivir. Hay que decir que a Tauro el dinero le facilita muchas cosas. Con él, puede pagar sus pequeños (o a veces grandes) lujos y también sus viajes o planes de futuro.

Lo mejor de Tauro es que es amable hasta morir y más. No le importa gastar su dinero en las personas a las que aprecia o en aquellas que siente que de verdad lo necesita más que él/ella. Para algunas cosas, Tauro puede llegar a ser un poquito avaricioso, hay que reconocerlo, pero cuando se trata de ayudar a los demás, es el primero en echar una mano. Al final, la obsesión secreta de Tauro es algo que le hace feliz y que gracias a ella es capaz de ayudar a mucha gente que lo necesita.